Las 8 partes del páncreas (y sus funciones)

El páncreas es una glándula recóndita y desconocida pero esencial para la vida, debido a su función tanto endocrina como exocrina. Un repaso por sus partes y funciones.
Partes páncreas

El páncreas es un órgano polifacético como pocos, pues tiene funciones tanto digestivas como de naturaleza hormonal, ambas esenciales para el equilibrio fisiológico del organismo. Cuando pensamos en sustancias hormonales nos suele venir a la mente la tiroides o la pituitaria, estructuras con claras funciones endocrinas.

Aun así, y aunque no lo parezca, otras muchas zonas del cuerpo se encargan de controlar ciertos procesos metabólicos liberando hormonas en cantidades ínfimas. Este es el caso, por ejemplo, del páncreas y de las glándulas suprarrenales (situadas encima de los riñones). Desde luego, por baja que sea su producción, estas moléculas de naturaleza hormonal son esenciales para mantener los procesos vitales del organismo.

Así pues, hoy te traemos las partes y funciones del páncreas, una estructura de naturaleza glandular tanto endocrina como exocrina. Si quieres saberlo todo sobre ella, continúa leyendo.

¿Qué es el páncreas?

El páncreas es un órgano/glándula con forma de pera que mide aproximadamente unos 15 centímetros (con un grosor de 2-3 cm) de longitud y pesa unos 100 gramos, situado por detrás del estómago, entre el bazo y el duodeno, a nivel de la primera y segunda vértebra lumbar.

Su localización estratégica no es una coincidencia, pues su cercanía con el hígado y aparición en la parte posterior del abdomen le permiten estar en contacto con estructuras vasculares vitales, las cuales transportarán las hormonas aquí sintetizadas a las distintas partes del cuerpo sobre las que actúan.

Cabe destacar que el 85% del tejido total de esta glándula es de naturaleza exocrina (vertiente digestiva), un 10-15% representa la matriz extracelular y los vasos sanguíneos contenidos y solo un 2% corresponde a la función endocrina (producción y liberación de hormonas). A pesar de este desajuste porcentual, ambas funciones son igual de importantes.

Páncreas localización

Partes del páncreas

A continuación, te contamos de forma somera las partes del páncreas, además de la naturaleza tisular de esta glándula y los líquidos y hormonas secretados por ella. Estamos ante una asociación de tejidos glandulares bastante sencilla de describir pues, según la mayoría de portales consultados, se distinguen 3 partes principales: cabeza, cuerpo y cola, además de ciertas estructuras accesorias.

1. Cabeza

La cabeza es la parte más ancha y gruesa de esta glándula que se encuentra a la derecha, colocada por detrás del hígado y rodeando parcialmente al duodeno, la primera porción del intestino delgado. Por ello, se considera que se encuentra dentro del conglomerado denominado “asa duodenal”.

2. Proceso unciforme

La parte de la glándula que se dobla hacia atrás y por debajo de la cabeza del páncreas. Es posterior a los vasos mesentéricos superiores, es decir, el conjunto de vasos que desembocan en la segunda rama impar de la arteria aorta.

3. Cuello

Simplemente se trata del área de conexión entre el cuerpo y la cabeza. Es anterior a los vasos mesentéricos superiores ya nombrados y posterior a él se crea la vena porta.

4. Cuerpo

El cuerpo está situado por detrás del hígado y el intestino delgado. Es la parte central del páncreas, y presenta una forma característica prismática de 3 caras. Continúa posterior al estómago y se desarrolla hacia la izquierda, ascendiendo ligeramente en comparación con la cabeza.

5. Cola

La prolongación del cuerpo que se extiende hasta el bazo. Llama la atención con respecto al resto de estructuras diseccionadas, pues es la única parte del páncreas intraperitoneal, es decir, que se encuentra dentro de la cavidad peritoneal delimitada por las membranas del peritoneo. Es la parte más estrecha del páncreas y está en contacto directo con la cara posterior del estómago y el bazo.

Páncreas anatomía

6. Conducto de Wirsung

Siguiendo la fisiología característica de esta glándula, naciendo de la cola del páncreas encontramos el conducto de Wirsung, que atraviesa el cuerpo y la cabeza para llegar al duodeno, reuniéndose con el conducto colédoco de la vesícula biliar. La función de este canal es claramente exocrina, pues se encarga de reunir y liberar los jugos pancreáticos hasta el duodeno para que realicen su función digestiva.

7. Corte histológico

Si bien no es una parte en sí misma del páncreas, para comprender su funcionalidad es necesario distinguir los diversos tipos celulares aquí presentes.

7.1. Porción exocrina

Como hemos dicho, el 80-85% de esta glándula está compuesta por células de naturaleza exocrina, es decir, aquellas que sintetizan los jugos pancreáticos, que serán recogidos por el conducto de Wirsung y desembocarán en el duodeno.La unidad histológica con esta funcionalidad es el acino pancreático, un conjunto de células encargadas de producir dicho líquido, compuesto principalmente por agua, enzimas, bicarbonato y minerales.

Podemos distinguir dos tipos celulares principales en esta sección: células acinares y células centroacinares. Las primeras son las encargadas de sintetizar las enzimas más importantes con función digestiva per sé, entre las que se encuentran la amilasa y la lipasa. La función de las mismas es descomponer químicamente las grasas y proteínas ingeridas en pequeñas porciones que pueden ser absorbidas por el intestino. Por otro lado, las células centroacinares sintetizan un buffer rico en bicarbonato, que permite la actuación de las enzimas descritas.

7.2. Porción endocrina

En la otra cara de la moneda, la porción endocrina del páncreas supone un ínfimo 2% de su masa total. A pesar de ello, su funcionalidad es prácticamente inabarcable. A continuación, hacemos un recorrido somero por los tipos celulares aquí comprendidos:

  • Células alfa: sintetizan y liberan glucagón, hormona que estimula la producción de glucosa y el índice glucémico del individuo.
  • Células beta: producen y liberan la famosísima hormona insulina, que interviene, de forma esencial, en el metabolismo de los glúcidos circulantes.
  • Células delta: liberan somatostatina, una hormona esencial para el proceso de motilidad intestinal y regulación en el metabolismo de nutrientes.
  • Células épsilon: producen la grelina, una hormona que interviene en la sensación del hambre y otros procesos gástricos.
  • Células PP: liberan el péptido pancreático, sustancia que modula la porción exocrina del páncreas.

La unidad funcional de todo este conglomerado celular es el islote de Langerhans, un acúmulo de las células ya nombradas con una función y tipología específicas. Así pues, podemos concluir que estos cuerpos celulares no se encuentran distribuidos por el tejido endocrino de forma homogénea, sino que se agrupan según especialidad en cada uno de estos islotes.

8. El jugo pancreático

De nuevo, no estamos ante una parte como tal, pero no podemos abandonar este espacio sin al menos hacer referencia al jugo pancreático, producto de la actividad exocrina del páncreas y de las células moduladoras PP antes nombradas.

Como ya hemos dicho, este líquido contiene una porción enzimática de vital importancia, pues en ella se comprenden las enzimas amilasa, lipasa y otras que se engloban en 4 grupos diferentes: lipolítico, proteolítico, glucolítico y nucleolítico. La parte final “lítica” de estos términos no es anecdótica, pues la función de cada una de estas enzimas es desgranar proteínas, lípidos, glúcidos y elementos nucleares para que las moléculas básicas que los conforman puedan ser absorbidas por el intestino.

El páncreas secreta, diariamente, unos 1.500 - 3.000 mililitros de este líquido, el cual desemboca en el duodeno. Entre las funciones más importantes del páncreas, encontramos las siguientes:

  • Neutralizar y alcalinizar el quilo proveniente del estómago, brindando el pH óptimo para que las enzimas en el duodeno puedan actuar. De esto se encargan las células centroacinares, que producen el buffer antes descrito.
  • Proveer las enzimas necesarias para la digestión de grasas, liberando ácidos grasos simples y glicerol a la luz intestinal.
  • Aportar enzimas que metabolicen las proteínas, dando lugar así a los aminoácidos libres que las componen.
  • La digestión de carbohidratos complejos (como el almidón o el glucógeno), liberando glucosa, que es un nutriente fuente de energía esencial para la vida.
  • Proveer las enzimas necesarias para la digestión de los ácidos nucleicos presentes en el núcleo de las células, liberando así nucleótidos.

Como habrás podido comprobar, la funcionalidad de este líquido va mucho más allá de una simple facilitación de la tarea al intestino delgado.

Resumen

En resumidas cuentas, podemos decir que el páncreas es un órgano de naturaleza glandular muy simple a nivel anatómico, pero cuya funcionalidad resulta casi inabarcable en unas pocas líneas. Sí, la parte exocrina es bastante directa, pues su finalidad es realizar parte de la digestión, pero la porción hormonal de esta glándula realiza una cantidad ingente de funciones.

Sin duda, espacios como este nos dejan claro que ningún tejido corporal es inútil en la fisiología humana, por pequeño y poco importante que parezca en primera instancia. En el cuerpo humano, cada célula cuenta.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies