¿Cómo se puede superar la dependencia emocional? 5 consejos

El anhelo de amor y de afecto son necesidades básicas y compartidas por todos los seres humanos. Sin embargo, cuando las ponemos por encima de nuestro propio bienestar e implican sufrimiento, probablemente suframos un problema de dependencia emocional.

como-superar-dependencia-emocional

Los seres humanos tenemos una serie de necesidades básicas que compartimos con el resto de animales, entre las que se encuentran dormir, comer y otros requisitos imprescindibles para la supervivencia, también como seres sintientes y sufrientes evitamos el dolor y buscamos el bienestar. Sin embargo, a nosotros se nos suman dos necesidades fundamentales que son la búsqueda de sentido, el entender y saber por qué hacemos lo que hacemos y el amor: el ser humano necesita amar y ser amado.

Pero esta búsqueda de amor y necesidad de los otros puede a veces convertirse en patológica. La condición que implica un vínculo defectuoso, en el que se piensa que no se puede vivir sin el otro y se está constantemente comprobando si se puede contar con él y buscando garantías de la relación, se conoce como dependencia emocional. Este problema es cada vez un motivo más frecuente de consulta en los gabinetes de psicología, muchas personas sufren de este tipo de dependencia, normalmente hacia su pareja.

La pareja es la principal fuente de dependencia emocional, ya que esta condición patológica es a veces falsamente confundida con el amor. Esta convicción se ha extendido gracias a la popularización de ciertos mitos, como el de la media naranja, según el cual existe un ser único que es capaz de completarnos y hasta que lo conozcamos no somos suficientes. Muchísimas canciones y películas se han encargado de promover esta falsa creencia según la cual sin el otro no somos nada, además de extender la idea que el amor nos hará sufrir y si no, no es amor, es otra cosa.

Como hemos explicado, es verdad que existe una necesidad básica de amor y afecto que es inherente al ser humano y la falta de este puede ser fuente de una serie de problemas afectivos en los adultos y de desarrollo en los niños. Pero a este anhelo básico se han sumado las ideas y las creencias totalmente erróneas transmitidas a lo largo de los siglos sobre el amor romántico en forma de mitos o relatos. Esto ha provocado que confundamos esta necesidad básica de amor con una serie de comportamientos patológicos que asumimos como normales, donde el objeto de amor es el centro de nuestro universo y la relación en vez de hacernos felices se convierte en una fuente de sufrimiento. En este artículo hablaremos de la dependencia emocional y qué podemos hacer para superar esta condición a veces difícil de identificar.

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional se puede observar en personas que viven relaciones, que en vez de ser fuente de bienestar producen sufrimiento, esto ocurre debido la necesidad patológica de mantener el vínculo a toda costa - sin ti me muero- y asegurarse constantemente de la existencia y la fiabilidad de este. Esta condición es bastante frecuente, ya que muchas personas tienen identificado amor con sufrimiento, pero sufrir no significa estar enamorado, aunque muchas historias y películas nos hagan pensar lo contrario.

La persona que sufre de dependencia emocional siente realmente que no puede vivir sin el otro, pero no en un sentido metafórico, cree realmente que sin el otro sería incapaz de seguir con su vida, incluso de morirse. Debido a esta necesidad patológica tiene que verificar todo el rato, la relación con el otro, buscando también su atención, afecto y aprobación de forma constante.

Las necesidades extremas del dependiente emocional y su imposibilidad de proporcionarse lo que necesita a sí mismo, puede hacer que adopte roles claramente sumisos y complacientes dentro de la relación, con tal de no perderla, incluso puede que tolere situaciones de abuso. Un patrón de asimetría suele ser característico de este tipo de relaciones donde uno de los miembros sufre de dependencia emocional.

Las personas que sufren de dependencia emocional piensan que su felicidad y su autoestima depende irremediablemente de los otros y de cómo estos les traten. Al contrario que las personas que gozan de buenas relaciones, creen no tener ningún control sobre sus estados emocionales y la gestión de estos. Por este motivo, anteponen constantemente las necesidades de los demás a las suyas propias, transformándose en personas sin rumbo en las que el sentido de sus vidas ya no está en ellos mismos sino en los demás. Estos comportamientos son a veces atribuibles a los de una buena persona, un buen amigo o sobre todo una buena esposa y por eso pasan muchas veces desapercibidos y hacer que la dependencia emocional sea difícil de detectar en muchas personas.

que-es-dependencia-emocional

Pero, ¿cuál es el origen de la dependencia emocional? Parece ser que la dependencia emocional sería sobre todo característica de personas altamente inseguras. La inseguridad se define en psicología como un complejo en la forma de pensarnos, que hace que no confiemos en nuestra capacidad de afrontar la vida y sus situaciones, esto repercute de forma significativa en nuestra autoestima y la confianza que tenemos en nosotros mismos. Por eso buscamos en los demás esa seguridad que somos incapaces de proporcionarnos nosotros mismos.

Entonces, después del origen de la dependencia emocional, cabría preguntarse por el origen de la inseguridad. Según la neurobiología, la ciencia que estudia las neuronas y el comportamiento que se deriva de sus conexiones, esta seguridad se crea en los primeros años de vida. Es decir, la creación de un vínculo seguro y la satisfacción de las necesidades básicas hará que nuestro cerebro cree un cableado específico, conocido como sistema de apego.

Este sistema utiliza a una persona específica de nuestro entorno para comer, beber, en resumen, para seguir con vida, pero también para calmarnos. Los humanos no nacemos siendo capaces de restablecernos emocionalmente, como sabemos, el llanto del recién nacido no acaba sin una persona que ayude a que este cese. El bebé en desarrollo necesita el contacto afectivo, si este no existe se producen heridas de apego y el riesgo de crear vínculos insanos en la adultez.

¿Qué podemos hacer para superar la dependencia emocional?

Como hemos visto, la dependencia es necesaria para el desarrollo del niño, pero también lo sigue siendo en la adultez, aunque contradiga la idea de algunos libros de autoayuda, una persona que no está dispuesta a ser dependiente de los demás no es capaz de construir relaciones sanas.

Sin embargo, el problema parece darse cuando la persona adulta no es capaz de cambiar la relación del vínculo que se da la infancia, donde la filiación es completamente vertical, el niño depende del adulto para satisfacer sus necesidades y sentirse seguro, con los años el vínculo pasa a ser horizontal y la relación de dependencia dejar de ser asimétrica para convertirse en recíproca. Después de entender cómo funciona, proponemos una serie de pautas y consejos para tratar de superar la dependencia emocional, aunque lo mejor que puedes hacer si sufres en tus relaciones es acudir a terapia con algún profesional acreditado.

1. Conócete a ti mismo

Este aforismo atribuido a Sócrates, lejos de ser un consejo vacío, resultado fundamental para hacer frente a cualquier situación de dependencia. La dependencia emocional comienza cuando no sabemos o no tenemos las herramientas para atendernos a nosotros mismos emocionalmente: aprender a escucharse, entender nuestras propias necesidades a través de la reflexión, la escritura o de las señales que nos manda nuestro cuerpo, nos permite darnos cuenta de cuáles son nuestras limitaciones y patrones y son el primer paso para poder superarlos.

superar-relacion-dependiente

2. Aprende a cuidarte

El autocuidado es fundamental en la vida, pero sobre todo cuando estamos mal psicológicamente es la fuerza que necesitamos para seguir caminando. No hay que menospreciar hacer deporte, un buen masaje, salir a pasear solo o en grupo o realizar cualquier tipo de actividad placentera, además este tipo de cuidados que nos ponen a nosotros mismos en el centro son particularmente importantes en el caso de la dependencia emocional.

3. Pasar tiempo con uno mismo

Este consejo sería, en parte, una mezcla de los dos anteriores, practicar algún tipo de afición o actividad forma parte del autocuidado, definirla y aprender a disfrutarla forma parte del autoconocimiento. Pero también la práctica solitaria nos permite definir y construir un lugar que no es propio y trabajar en nuestra propia independencia, más allá de los demás.

4. Mirar a los demás y nuestra forma de relacionarnos con ellos

Es importante que entiendas como te relacionas con los demás y con qué tipo de personas compartes tu vida. A veces, esta información simplemente te permitirá descubrir qué admiras de los otros y desarrollar estas capacidades en ti mismo, también puedes detectar una serie de patrones o ver que a qué tipo de personas te acercas y por qué lo haces, probablemente es porque te permiten seguir siendo dependiente. Reconocer personas y patrones de comportamiento en las relaciones te permite empezar a evitarlos.

5. Romper con el patrón de validación

Todos necesitamos la validación de los demás, y nos sentimos inseguros en nuestras interacciones sociales. Pero, no dejes que las cosas negativas que te dices cuando estás en una mesa con otras personas, sobre tu capacidad de relacionarte o de interactuar, mermen tu camino hacia la independencia. Todos tenemos un pequeño saboteador interior, el truco está en no hacerle demasiado caso y no rumiar los pensamientos negativos, algunas especialistas sugieren cambiarlo por pensamientos neutros donde no existe un juicio, ni una rumiación posterior sobre lo que nos decimos.

superar-dependencia-emocional
Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies