¿Cómo detectar a un chantajista emocional? Las 7 claves para reconocer el chantaje

El chantaje emocional es un fenómeno por el cual una persona persuade a otra para que esta haga aquello que, egoístamente, más le conviene. El manipulador distorsiona la realidad, culpa al resto de sus problemas y ocupa con frecuencia el papel de víctima.

como-detectar-chantajista-emocional

Por nuestra vida pasan muchísimas personas. Muchas de nuestras relaciones nos aportan infinidad de cosas positivas, nos ayudan a crecer como personas, a sentirnos queridos y apreciados y, en general, nos brindan bienestar. Sin embargo, la mayoría de nosotros nos topamos en ocasiones con personas que, en lugar de sumar, parecen mermar nuestro equilibrio emocional.

A veces, nuestras relaciones se alejan bastante de lo que se podría considerar saludable y formamos vínculos con personas que nos invalidan, nos hacen sentir mal e incrementan nuestra inseguridad. Detrás de todo esto la causa suele ser el fenómeno conocido como chantaje o manipulación emocional.

La manipulación psicológica y el chantaje

La manipulación psicológica es algo mucho más frecuente de lo que puedes imaginar. A veces, ni siquiera cuando nosotros mismos la vivimos somos conscientes de ello, pues muchas veces se manifiesta mediante señales sutiles que pueden ser difíciles de identificar. En la mayoría de ocasiones, quien manipula o ejerce chantaje es una persona significativa hacia la que mostramos sentimientos, lo que complica aún más si cabe el poner freno a una situación así.

Aunque el chantaje emocional suele pasar desapercibido, sus daños a nivel psicológico sobre la persona que lo sufre son devastadores. La víctima de esta forma de manipulación suele sentirse indefensa, bloqueada, poco segura… lo que hace que resulte muy complicado salir de la relación dañina en la que se encuentra.

Todos somos susceptibles de sufrir chantaje emocional en las diferentes relaciones que formamos durante nuestra vida (pareja, familia, amigos…). Por ello, todos debemos estar atentos a posibles señales que nos permitan ponerle freno lo antes posible. En este artículo hablaremos sobre el chantaje emocional y cómo podemos identificar a las personas de nuestro entorno que lo llevan a cabo.

¿Qué es el chantaje emocional?

El chantaje emocional es un fenómeno por el cual una persona persuade a otra para que esta haga aquello que, egoístamente, más le conviene. En otras palabras, el manipulador utiliza a los demás para lograr su propio beneficio, actuando para distorsionar la realidad a ojos de la víctima con el fin último de hacerse con el poder, el control y los privilegios.

El manipulador emocional debe contar con cierta habilidad, ya que no sólo se deben encubrir las verdaderas intenciones, sino también conocer los puntos débiles de la víctima para poder utilizarlos a su favor. Toda persona que logra manipular a los demás es capaz de ocultar sus comportamientos agresivos y tener un nivel suficiente de frialdad como para causar daño deliberado a su víctima si así lo considera.

Resulta esencial diferenciar la influencia natural y mutua que se da en toda relación interpersonal del chantaje. Influirse implica intercambiar impresiones, información, afecto…algo que caracteriza a una relación constructiva. Sin embargo, la manipulación conlleva que una persona saca provecho de otra jugando con sus emociones.

Es decir, en una relación basada en el chantaje existe una clara asimetría de poder encubierta, donde la víctima deja de confiar en lo que piensa, hace o siente, ya que el manipulador se ha encargado de destruir su autoestima y sentimiento de competencia.

que-es-chantaje-emocional

Claves para reconocer a un chantajista emocional

A continuación, vamos a comentar algunas señales de alerta a las que debes prestar atención, pues estas indican que quizá tienes cerca a un experto en manipulación emocional.

1. Siempre antepone sus deseos y necesidades

Los chantajistas emocionales suelen anteponer sus necesidades y deseos a los de los demás. Así, exigen al resto que acaten con aquello que ellos quieren, e ignoran lo que el resto puede necesitar en cada momento. Normalmente, esta tendencia cada vez se hace más marcada, de forma que el chantajista acaba por conseguir que el otro haga todo lo que él desea.

2. No acepta un no por respuesta

Los chantajistas emocionales desean imponer siempre su criterio, por lo que un rechazo a ceder por parte de los demás suele desatar su ira. Así, al no conseguir lo que quieren no dudarán en mostrar enfado, indignación, decepción…De forma que la otra persona se sienta culpable por no rendirse a lo que él desea.

3. Eterno papel de víctima

Un chantajista emocional es experto en desempeñar el rol de víctima siempre que tiene la oportunidad. Cuando los demás defienden sus derechos y necesidades tergiversará la situación y dará la vuelta a la tortilla, de manera que los demás se sientan mal por, simplemente, tener una opinión propia y marcar límites.

4. Amenazas encubiertas

El chantajista emocional no suele amenazar a los demás de forma explícita, pero sí lanza indirectas para infundir miedo, dudas y temor en el otro. Si los demás hacen cosas con las que no está conforme, no dudará en castigarles por ello sugiriendo que se siente fatal por lo que han hecho, afirmando que quizá lo mejor sea finalizar la relación o ensalzando los efectos negativos de las acciones ajenas.

5. Invalidan los sentimientos y problemas de los demás

El chantajista emocional suele ser una persona desconsiderada hacia los demás, que sólo piensa en sí mismo e ignora los problemas ajenos. La víctima suele sufrir un enorme desgaste emocional, pues no sólo carece de apoyo por parte del otro para afrontar sus problemas, sino que además debe soportar el peso de los problemas del manipulador, que como ya hemos comentado suele posicionarse en el rol de víctima continuamente. En la vida diaria, la persona que manipula emocionalmente a los demás suele mostrarse insensible y egoísta, despreciando de diferentes maneras los sentimientos de los demás.

6. No dudan en atacar donde duele

Un chantajista emocional es especialista en identificar los puntos flacos de sus víctimas, los cuales no duda en atacar cuando lo considera. En los momentos críticos, el manipulador utilizará su habilidad para conseguir lo que desea a costa del dolor ajeno. En la vida cotidiana, suele mostrarse como alguien poco empático que no siente compasión hacia los demás cuando sufren.

7. Rigidez y superioridad

Las personas manipuladoras suelen ser bastante orgullosas y prepotentes. Les gusta salirse siempre con la suya y llevar siempre la razón, por lo que suelen sentir rabia cuando otra persona discrepa con su opinión. Así, suelen ser rígidas e inflexibles, sin capacidad para salir de su postura inicial con tal de no rendirse a la opinión de los demás. En lugar de reflexionar y discutir de forma asertiva, tienden a invalidar el criterio del otro y hacen lo posible para que el suyo se imponga sobre los demás.

como-reconocer-chantajista-emocional

Cómo evitar sufrir chantaje emocional

Como comentamos al principio, todos nosotros somos susceptibles de sufrir chantaje emocional por parte de alguien cercano. La manipulación emocional es más frecuente de lo que puede parecer y, si no se frena a tiempo, puede mermar seriamente la salud mental de quien la sufre. Por ello, es importante no sólo identificar cuando sucede, sino dar pasos para marcar límites, ponerle freno y evitar que se repita.

1. No es tu culpa

Si hay algo que los chantajistas emocionales saben hacer es utilizar la culpa a su favor. De diversas formas, logran hacer que la víctima se sienta culpable por, simplemente, defender sus derechos y poner límites. Por eso, cuando sospeches que alguien está tratando de manipularte, pregúntate si está tratándote con respeto, si su demanda es razonable o si él haría lo mismo por ti. Recuerda que tienes derecho a opinar y a hacer sólo aquello que tu desees hacer, sin sentirte presionado.

2. Mantén el foco en el manipulador

Cuando una persona intenta manipular a otros, siempre tratará de dar la vuelta a la situación y hará que los demás se sientan obligados a hacer lo que desea. Si notas que alguien cercano a ti está tratando de hacerte chantaje emocional, piensa en si eso que te pide es razonable y justo para ti. Trata de no entrar en el juego del victimismo, pues el manipulador hará que te sientas culpable por tener criterio propio.

3. Aprende a decir “NO”

Es fácil que el chantajista emocional te convenza de lo contrario, pero no debes olvidar que tienes derecho a marcar límites y a decir que NO, ya que esto no es incompatible con respetar los derechos ajenos. No busques excusas o justificaciones, pues no las necesitas. Un simple NO es suficiente, ya que no le debes una disculpa a nadie por desear o necesitar unas cosas y no otras. Además, el uso de excusas puede ser un arma que el manipulador puede usar en tu contra, pues tratará de rebatirlas y hacerte sentir de nuevo culpable.

4. Asertividad

La asertividad es la mejor herramienta que puedes utilizar para marcar límites, especialmente cuando alguien está intentando manipularte. Ante una petición que consideras injusta o excesiva, debes hacerle saber al otro que no vas a cumplirla, señalando cómo te podría hacer sentir llevarla a cabo. Deja claro que no eres responsable de sus actos y que no vas a sentirte culpable por defender tus derechos.

evitar-chantaje-emocional

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de cómo detectar a un chantajista emocional. El chantaje o manipulación emocional es un fenómeno por el cual una persona trata de persuadir a otra para que esta haga aquello que, egoístamente, más le conviene. Es decir, el manipulador utiliza a los demás para beneficiarse, distorsionando la realidad a ojos de la víctima para hacerse con el control y los privilegios.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies