¿Cómo mejorar la comunicación con mi pareja? 8 claves

Que fluya la comunicación no es solo cuestión de suerte. Existen estrategias eficaces.
Comunicación de pareja

Aunque parezca que no, los fallos en la manera de comunicarse están en el origen de muchos de los problemas que los psicólogos vemos en las sesiones de terapia de pareja que realizamos.

Allí donde quienes acuden a terapia ven "problemas de compatibilidad" que amenazan la estabilidad del matrimonio o de la relaciones de noviazgo, en múltiples ocasiones hay algo menos abstracto y fácil de concretar: un mal patrón comunicativo por parte de una o ambas partes de la pareja.

Por eso, aquí veremos algunos consejos sobre cómo mejorar la comunicación en una relación de pareja, proponiendo soluciones sencillas que, eso sí, es necesario aplicar en el día a día de manera consistente.

Por qué la comunicación es fundamental en el amor

Muchas veces, las problemas en las relaciones de pareja tienen su principal causa en una concepción errónea acerca de lo que es el amor. Así, hay quien asume que el amor no es algo que se plasma en las acciones que realizamos, sino algo que se tiene o no se tiene, y que va más allá de nuestro comportamiento.

Sin embargo, por mucho que se suela hablar del amor como si fuese algo estático, una esencia que permanece en el interior de las personas (normalmente, se hace referencia al corazón), lo cierto es que las relaciones afectivas son siempre algo dinámico, que cambia constantemente y se mantiene en movimiento, igual que los seres humanos.

¿Y qué hay en las relaciones personales que sea más dinámico que la comunicación? En cuestión de fracciones de segundo, podemos transmitir información verbal o emocional a otras personas, haciendo que, a su vez, estas modifiquen su actitud y su comportamiento. Además, cuando la comunicación se produce no en cualquier tipo de relación sino en una de tipo amoroso, las implicaciones de este intercambio de información son aún más relevantes.

Tener en cuenta esto es fundamental para no percibir el amor como algo que damos por supuesto: hay que reflejarlo también en el modo en el que nos comunicamos con esa persona especial para nosotros.

Ahora bien, desafortunadamente no todos nacemos sabiendo, y por eso muchas veces surgen errores comunicativos que, a pesar de ser totalmente evitables, desgastan las relaciones amorosas si se van acumulando uno detrás de otro. Veamos qué hacer para evitar esto.

¿Cómo mejorar la comunicación con mi pareja y reforzar el vínculo amoroso?

Estas son algunas pautas que puedes seguir si quieres mejorar la comunicación con tu pareja.

1. Asegúrate de que hay simetría en la comunicación

Las relaciones de pareja que funcionan son simétricas, en el sentido de que ambos aportan y obtienen tanto como la otra persona, y por ello, la comunicación también debería regirse por este principio.

Esto no significa que ambos debáis hablar durante la misma cantidad de tiempo, porque a fin de cuentas las diferencias de personalidad pueden hacer que alguien sea mucho menos hablador que su pareja, pero sí debéis disponer de la misma cantidad de oportunidades para expresaros libremente, en los buenos y en los malos momentos.

2. Deja espacio para que ordene sus pensamientos

La comunicación no es solo lo que ocurre en el momento del diálogo cara a cara; también hay que tener en cuenta que para transmitir ideas, antes es necesario ordenarlas, saber lo que se quiere decir. Por eso, la impaciencia a la hora de esperar que la otra persona se exprese puede dar muchos problemas. En los casos en los que sea necesario, considera que tu pareja puede necesitar un tiempo para reflexionar antes de hablar, y que eso no es algo malo en sí.

3. No confundas amor con telepatía

Por mucho que os améis, eso no significa que puedas leer su mente. No termines sus frases ni des por supuesto que sabes lo que va a decir, dado que eso no solo resulta molesto, sino que puede ser visto como un intento de controlar a tu pareja, o de imponerle opiniones que no comparte.

4. Evita la actitud pasivo-agresiva a la hora de gestionar conflictos

Es muy importante que cuando la otra persona ha hecho algo que no nos gusta, lo digamos directamente y de forma clara. De no ser así es posible que contribuyamos a generar mal ambiente, dado que nuestra actitud y lenguaje no verbal denotará igualmente que estamos molestos, con el añadido de que nuestra pareja no sabrá exactamente por qué.

Del mismo modo, si detectamos esta actitud pasivo-agresiva por parte de nuestra pareja, es recomendable darle la oportunidad de expresar qué le ocurre y por qué se siente de ese modo, y no hacer ver que no pasa nada.

5. Asume que está bien no tener opiniones sobre un tema concreto

Los seres humanos solemos posicionarnos ante temas sobre los que o tenemos demasiada información, pero eso no significa que en todos los casos sea raro no haberse formado una opinión acerca de algo que no nos interesa o de lo que no habíamos oído hablar antes. Cada persona tiene sus áreas de interés en las que focalizar sus esfuerzos intelectuales, y hay que respetar eso.

6. No preguntes si no vas a escuchar

En los momentos en los que no tengas energías para dedicar atención a lo que la otra persona vaya a explicar, sé consecuente y no finjas que te apetece mantener una conversación. Ya hablaréis cuando tengas las pilas más cargadas.

7. Gestiona los pensamientos intrusivos

Muchas veces, los problemas de "no escuchar" se deben a que hay algo que da vueltas a nuestra cabeza y de lo que no podemos desconectar: la preocupación de tener mucho trabajo pendiente, las ganas de fumar, un recuerdo doloroso, etc. En estos casos, primero hay que asumir que el problema de comunicación surge de este tipo de fenómeno, conocido como rumiación psicológica, y ponerle remedio.

8. En caso de necesidad, busca apoyo profesional

UPAD

A veces, los problemas comunicativos en la pareja son tan frecuentes o tan severos que se hace necesario acudir a terapia de la mano de psicólogos.

Si es tu caso, puedes contactar con nosotros; los profesionales de UPAD Psicología y Coaching podemos atenderte tanto de manera online (por videollamada) como presencial en nuestro centro situado en Madrid, ya sea para sesiones de psicoterapia o de terapia de pareja.

Referencias bibliográficas

  • Cuff, B.M.; Brown, S.; Taylor, L. & Howat, D. (2016). Empathy, a Review of the Concept. Emotion Review, 8(2): pp. 144 - 153.
  • De Gasperin, R. (2005) Comunicación y relaciones humanas. Xalapa, México: Universidad Veracruzana.
  • Morgan, J.P. (1991). What is codependency? Journal of Clinical Psychology 47(5): pp. 720 - 729.
  • Rentería, E.; Lledias, E.; & Luz, A. (2008). Convivencia familiar: una lectura aproximativa desde elementos de la psicología social. Diversitas: perspectivas en psicología, 4(2): pp. 427 - 441.
  • Rey, L., & Extremera, N. (2016). Agreeableness and interpersonal forgiveness in young adults: the moderating role of gender. Terapia psicológica, 34(2), 103 - 110. Trenholm, S.; Jensen, A. (2013). Interpersonal Communication. Nueva York: Oxford University Press.

UPAD Psicología y Coaching es un centro de psicólogos situado en Madrid y que ofrece terapia, psicoterapia, coaching, psicología deportiva y coaching empresarial.

Es uno de los centros más reconocidos en España y se ha consolidado como el gabinete líder en atención personalizada en pacientes y clientes con distintos objetivos.