Los 12 músculos del cuello: cuántos hay y qué funciones realizan

El cuello está formado por un conjunto de músculos que trabajan de forma sinérgica y cumplen importantes funciones de movimiento y sostenimiento.
Músculos cuello

El cuello es una región del cuerpo de gran importancia, ya que conecta la cabeza con el tórax. Por esta zona ascienden y descienden distintas estructuras vasculares nerviosas. Además, como cualquier parte del cuerpo, contiene diferentes grupos musculares y aloja estructuras de los aparatos digestivo y respiratorio, además de glándulas del sistema endocrino. Veamos la anatomía y funciones de la musculatura del cuello.

¿Qué es el sistema muscular?

El cuerpo humano está formado por un conjunto de más de 650 músculos diferentes, cuya función principal es generar movimiento, ya sea de forma voluntaria o involuntaria. Representan aproximadamente el 40% del peso corporal y solamente con un movimiento se usan 200 músculos diferentes de manera simultánea.

El sistema muscular permite que el esqueleto se mueva, mantenga su estabilidad y la forma del cuerpo. Aunque normalmente se asocia en funciones obvias como el movimiento, también es responsable de efectuar el desplazamiento de la sangre y de promover la actividad motora de los órganos internos, ayudando a otros sistemas como el digestivo y el cardiovascular.

Y eso no es todo, también participa en todos los temas posturales, ya que controla las posiciones que tiene el cuerpo en estado de reposo. A su vez, también realiza funciones de protección, ya que resguarda el sistema digestivo y otros órganos vitales.

En el artículo de hoy, hablaremos de un grupo muscular muy importante: la musculatura del cuello. Veamos los principales músculos que la forman, qué funciones realizan y que podemos hacer para cuidarlos.

Los músculos del cuello: clasificación y funciones

Los músculos del cuello no solo cumplen la función de unir la cabeza con el resto del cuerpo, sino también de aportar un amplio rango de movimientos a la cabeza y al cuello. De todas las áreas anatómicas, el cuello es la que tiene un mayor proporción músculo por superficie y no es de extrañar si se considera que estos músculos deben mantener el peso de la cabeza en su sitio. Del mismo modo, protegen las estructuras vasculares y nerviosas, así como la vía digestiva y respiratoria superior.

La musculatura del cuello es muy compleja y está formada principalmente por una gran cantidad de músculos que se entrelazan entre sí. Una forma de clasificarlos es tener en cuenta su posición respecto a las vértebras cervicales. Por este motivo, los músculos del cuello se pueden clasificar en músculos de la región anterior del cuello y músculos de la región posterior.

1. Músculos de la región anterior del cuello

Son los que se encuentran por delante de la columna vertebral y en consecuencia se sitúan en la parte delantera del cuello. Son un grupo de músculos muy potentes ya que su función es mantener la cabeza unida al cuello. Asimismo, son los encargados de hacer el movimiento de flexión de la cabeza, así como intervienen en la deglución y el habla. Además, a veces funcionan como músculos accesorios de la respiración.

Musculatura cuello

1.1. Músculo esternocleidomastoideo

Es el músculo más grande y conocido del cuello. Es un músculo par (hay uno en cada lado del cuerpo) y su fama se debe a que es el motor principal de la cabeza. Cuando se contraen ayudan a flexionar el cuello y también a rotarlo. Igualmente, también tiene funciones accesorias de la respiración, ya que asiste al movimiento de bombeo de la caja torácica durante una inspiración.

1.2. Músculos escalenos

Los músculos escalenos son tres pares de músculos que se encuentran a los lados del cuello. Se encargan de realizar la flexión lateral del cuello y a elevar las costillas superiores, por lo que también se consideran músculos accesorios en la inspiración.

1.3. Músculos suprahioideos

Son un grupo de músculos localizados por encima del hueso hioides que intervienen en la masticación, en la deglución y la fonética, ya que facilitan la apertura de la boca.

1.4. Músculos infrahioideos

Se sitúan en la región inferior del hueso hioides y trabajan de manera conjunta para hacer descender el hueso hioides, que es el que mantiene anclada la lengua. También participan en la flexión de la cabeza y en el descenso de la mandíbula cuando se abre la boca.

1.5. Músculo platisma

Se encarga de ascender y tensar la piel del cuello y deprimir las comisuras labiales y la piel del mentón.

1.6. Músculo largo del cuello

Permite la inclinación y la flexión del cuello.

2. Músculos de la región posterior del cuello

Situados en la nuca y detrás de los hombros, son músculos muy fuertes, ya que deben sostener la cabeza, la cual es muy pesada (pesa aproximadamente 7 kilos). Su centro de gravedad se encuentra delante de las cervicales y esto provoca que la columna cervical corra el riesgo de flexionarse hacia delante. Por ello, la fuerte musculatura de la nuca protege la cabeza de este peligro.

Musculatura posterior

2.1. Músculo trapecio

Es uno de los músculos más importantes de la parte posterior y ocupa prácticamente el centro de la columna vertebral a ambos lados. Se encarga de sostener el peso del brazo, así como de la rotación y la inclinación del cuello. También es clave en la estabilización del hombro al realizar ciertos movimientos y también facilita la retracción del omóplato y la rotación de la escápula.

A su vez, permite que la cabeza se pueda doblar hacia atrás y hacia el lado. En conjunto con otros músculos del cuello, de la región costal y torácica, facilita la respiración y que el aire inhalado fluya.

2.2. Músculo esplenio

Es un músculo par, largo y ancho que conforma una gran “V” y colabora en el movimiento rotatorio y de inclinación de la cabeza y el cuello.

2.3. Músculo elevador de la escápula

Es un músculo alargado y aplanado que se extiende desde el ángulo de la escápula hasta la zona cervical de la columna vertebral. Se encarga de inclinar la columna cervical y de hacer descender el hombro.

2.4. Músculo recto posterior

Cumple funciones de extensión y rotación de la cabeza.

2.5. Músculos semiespinosos del cuello

Estos músculos ayudan a evitar la caída del cráneo e incluso producen la extensión del cráneo sobre el cuello.

2.6. Músculos multífido cervical

Estabilizan las vértebras durante los movimientos locales de la columna vertebral.

La importancia de una buena postura

En los últimos años, con el uso de ordenadores y teléfonos inteligentes, las enfermedades y molestias cervicales han aumentado. Son muchas las personas que se quejan de dolores en la nunca después de haber estado trabajando durante años con ordenador o delante de un escritorio.

La musculatura de la nuca sufre con facilidad de contracturas, puesto que debe trabajar demasiado cuando la postura de la cabeza es incorrecta. Normalmente, el dolor se sufre en el punto donde los músculos se insertan en el cráneo.

Cuanto más tiempo se permanezca en una postura desequilibrada, como por ejemplo cuando se trabaja de manera reiterada con una máquina, trabajar en un escritorio o estudiar, más tiempo restan determinados músculos en tensión ya que la cabeza va hacia delante y la musculatura la debe aguantar para que no caiga. Esto provoca que los músculos poco a poco se vayan endureciendo y se formen unos pequeños nódulos, conocidos comúnmente como contracturas.

Estas contracturas musculares causan a menudo dolores en la espalda que pueden ser muy persistentes. Cuando esto sucede en la musculatura de la nuca, su movilidad se ve reducida y se llevan las cervicales hacia delante y hacia un lado. Esto genera que la masa muscular esté totalmente desequilibrada y que la cabeza no mantenga su equilibrio flotante. Se genera un círculo vicioso: Los dolores en la nuca van provocando que se mantenga la cabeza con mayor rigidez, lo cual tensa aún más los músculos.

En cambio, la musculatura anterior, flexora del cuello, que impide que la cabeza se caiga hacia delante se debilita cada vez más. Esto genera que musculatura anterior y posterior estén desequilibradas, provocando más contracturas, un prematuro desgaste, dolores y molestias.

Muy a menudo, los problemas de tipo psicológico son la causa de estas contracturas. Sobre los hombros, recaen con mucha fuerza el peso de los problemas, las presiones laborales o escolares, el miedo al fracaso y el estrés.

¿Cómo podemos cuidar la musculatura de nuestro cuello?

Existen una serie de medidas preventivas para ayudar a reducir las contracturas cervicales o la rigidez de la nuca. Estas son las siguientes:

  • Intentar mantener una postura erguida durante el día evitando las flexiones de cabeza, sobre todo las flexiones excesivas hacia atrás.
  • Al leer, conducir o realizar trabajos manuales, hay que apoyar la cabeza y realizar muchos descansos durante los trabajos.
  • Para escribir, se puede usar un plano inclinado colocado encima del escritorio.
  • Al ir en bicicleta, se debe subir el manillar para que toda la columna vertebral, en especial la nuca, se encuentre en línea recta.
  • Al andar o correr, se recomienda mirar hacia delante, todo descendiendo la barbilla evitando elevarla.
  • Hay que evitar dar giros bruscos de cabeza.
  • Se deben evitar los trabajos por encima de la altura de la cabeza. Siempre es mejor utilizar una escalera o una silla.
  • Hay que evitar las primeras filas en el teatro, en el cine o las conferencias.
  • Se recomienda entrenar periódicamente la musculatura del cuello y todos los otros músculos de sostenimiento.
Postura cuello

Referencias bibliográficas

  • Tortora, J. G., Derrickson B. (2013). “Principios de anatomía y fisiología”. Editorial Médica Panamericana.
  • Höfler H.(1999). “Soluciona tus problemas de cervicales”. Editorial Hispano Europea
Anna Surroca Gibert

Anna Surroca Gibert

Microbióloga y comunicadora científica

Anna Surroca (Granollers, 1996) es graduada en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente es estudiante del Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionada por la sexualidad humana y el fotoperiodismo, ha encontrado en el mundo de la comunicación su verdadera vocación. Actualmente es redactora en Médicoplus, AZ Salud y Estilo Next.