Medicina

Columna vertebral: partes, funciones y anatomía detallada

La columna vertebral nos permite mantenernos erguidos en el espacio tridimensional y alberga la médula espinal, un componente del sistema nervioso central. Te contamos sus particularidades.
Columna vertebral

La columna vertebral, formada a base de segmentos óseos, fascias y músculos móviles, se considera una verdadera obra de arte en lo que a biomecánica se refiere. Su principal función en vertebrados es la de permitir la manutención del sostén estático y dinámico en un espacio tridimensional, además de ayudarnos a mantener el centro de gravedad.

La biomecánica se encarga de estudiar estructuras tan sofisticadas como esta, una ciencia que investiga la acción de las fuerzas tanto internas como externas y su incidencia sobre el cuerpo humano, tanto en anatomía como en funcionalidad. Su labor principal es mostrarnos cómo cada hueso y forma de nuestro cuerpo tienen una función útil, inestimable e irremplazable.

Hoy venimos a desentrañar el propio secreto del movimiento y la permanencia en un espacio tridimensional pues, sin la columna vertebral, la vida no se concebiría más allá de un saco de carne evolutivamente simple. No te lo pierdas, pues esta estructura guarda muchísimos más secretos de los que puede parecer en un principio.

¿Qué es la columna vertebral?

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NIH), la columna vertebral se define como el conjunto de huesos, músculos, tendones y otros tejidos que van desde la base del cráneo hasta el coxis. Además de suponer una estructura fisiológica de sostén por sí misma también es esencial para la transmisión nerviosa, pues en su interior se encuentra protegida la médula espinal, encargada de transmitir la información a los 31 pares de nervios raquídeos que comunican nuestro cuerpo.

Entre otras muchas cosas, podemos comenzar diciendo que la columna vertebral presenta ciertas funciones básicas. Estas son las siguientes:

  • Mantener el tronco erguido: se trata de una estructura de sostén que, con la ayuda de la sujeción muscular y ligamentosa, estabiliza el tronco en contra de la fuerza de la gravedad.
  • Permitir el movimiento del tronco: al estar las vértebras articuladas, nuestro movimiento troncal no se ve comprometido.
  • Servir como punto de anclaje a músculos y órganos, tanto internos como externos.
  • Proteger a la médula espinal, nuestro centro nervioso más importante junto con el cerebro.
  • Servir de punto de anclaje para el cráneo, lugar donde se centralizan nuestros sentidos y se produce la percepción del entorno en los humanos.

Partes de la columna vertebral

La columna vertebral se extiende del cráneo hasta la pelvis y se compone de 33 huesos individuales, conocidos como vértebras, además de 120 músculos, así como 100 articulaciones y 220 ligamentos individuales. Estas estructuras óseas se apilan unas sobre otras en 5 regiones: cervical, torácica, lumbar, sacra y del coxis. Explicaremos las particularidades de cada una de estas secciones de forma más detallada.

Partes columna vertebral

1. Región cervical

Las vértebras cervicales son las que se sitúan en el cuello y nos permiten mover la cabeza, ni más ni menos. Se encuentran entre el cráneo (la caja ósea que contiene al encéfalo y lo protege de golpes) y las vértebras torácicas, son 7 y se conocen como C + el número que corresponda (C1,C2,C3, etc). La curvatura formada por la ordenación de estas vértebras se conoce como lordosis.

Especialmente importante es la vértebra C1, conocida como atlas. Esta, al articularse sobre el hueso occipital, sostiene la cabeza, de ahí su imponente nombre (en la mitología Griega, Atlas era un titán que sostenía el peso del cielo sobre sus hombros). Axis, la segunda vértebra cervical C2, también tiene un nombre y características propias.

2. Región torácica

Las 12 vértebras torácicas (T1-T12) son la propia base de la columna vertebral, siendo cada una más voluminosa que la anterior, hasta encontrarse con la región lumbar. Estas vértebras se caracterizan por la presencia de pedículos, pilares presentes a cada lado del cuerpo vertebral.

Las 12 vértebras de la región dorsal dibujan una curvatura, denominada cifosis dorsal. Las patologías congénitas relacionadas con la espalda, como la escoliosis, provoca desajustes en la forma de la cifosis. Se estima que hasta 7.000.000 de pacientes estadounidenses presentan algún tipo de escoliosis.

3. Región lumbar

Por sorprendente que parezca, estas 5 vértebras (L1-L5) son causantes de muchos problemas en la vida normal. Esto se debe a que, principalmente, las vértebras lumbares son las que cargan con la mayor parte del peso corporal y todo el estrés biomecánico asociado a los esfuerzos y actividades cotidianas.

El dolor en las vértebras lumbares presenta una incidencia del 60-90%, lo que significa que hasta 9 de cada 10 personas lo presentarán en algún momento de su vida. El 80% de estos dolores son agudos, es decir, transitorios, mientras que el 20% se cronifican y pueden llegar a presentarse de forma permanente, por desgracia.

En esta sección se presenta otra curvatura, también denominada lordosis, como la que hemos citado en la región cervical. En las vértebras lumbares, los pedículos son más largos y anchos, pues cada uno de estos huesos soporta mucho más peso que los anteriormente citados. Estas 3 regiones (cervical+torácica+lumbar) suman un total de 24 vértebras, todas ellas móviles.

4. Región sacra

La palabra “sacro” tiene dos connotaciones, derivadas de lenguas diferentes. En griego este término proviene de la fusión de ieron osteon, que significa fuerte, robusto. Por otro lado, en latín se deriva de ieratikon, que significa sagrado, especialmente al ser una de las secciones corporales ofrecidas como ofrendas a los dioses. Con esta información, ya podemos imaginar un poco la funcionalidad de la región sacra.

A partir de aquí ya hablamos de vértebras inmóviles y fijas que, en este caso, se encuentran fusionadas, formando el hueso conocido como “sacro”. Esta estructura ósea se localiza en la región pélvica y cumple diversas funciones. Entre ellas, encontramos las siguientes:

  • Participa en la articulación sacroilíaca. Por tanto, interviene en los movimientos de nutación y contranutación, esenciales para el proceso del parto.
  • Es esencial en la creación de la columna vertebral y la pelvis.
  • Recibe a múltiples músculos y ligamentos, que se apoyan en él.
  • Participa en actividades mecánicas esenciales en el ser humano, como caminar y correr.

Una de las patologías más comunes que afectan a esta región es la sacroileítis, una inflamación de la estructura sacroilíaca, con muchas posibles causas. Una de las más comunes es la sobrecarga durante el trabajo o ciertas asimetrías congénitas, como que una pierna sea más alta que la otra, por ejemplo.

5. Región del coxis

El coxis representa la parte final de la columna vertebral, con 3 vértebras pequeñas generalmente (entre 3 y 5) fusionadas. Se trata de una estructura vestigial en los seres humanos pues, en otros mamíferos y aves, supone el punto de inserción o la base de la cola. El coxis, al igual que el resto de tejidos óseos, puede presentar patologías como traumatismos, dolor, quistes, infecciones y tumores, aunque rara vez se fractura como tal.

Algunos datos finales sobre la columna vertebral

No todo tiene que ser anatomía en el aprendizaje y, por ello, aprovechamos estas líneas finales para mostrarte algunas características muy curiosas de la columna vertebral.

Por ejemplo, podemos decirte que la columna vertebral mide de media unos 75 centímetros, pero que los discos intervertebrales que separan cada vértebra acumulan ¼ de esta longitud total. Con la edad, estos discos se dañan y se deshidratan, razón por la cual disminuyen de tamaño, causando en parte ese efecto de “encogimiento” que sufrimos los seres humanos al envejecer.

Además, a pesar de que tengamos 33 vértebras totales y las finales se encuentren fusionadas, existe un procedimiento que busca exactamente eso: fusionar vértebras libres. Esto se hace con el fin de solventar problemas como las hernias discales, inestabilidades y deformidades columnares. Se trata de un procedimiento quirúrgico fascinante, al menos desde un punto de vista médico.

Columna vertebral anatomía

Resumen

Desde el titán que alberga el peso del cielo en sus hombros hasta la cola de un caballo se “apilan” una serie de huesos, denominados vértebras, que nos permiten a los vertebrados (valga la redundancia) mantenernos sobre nuestras extremidades y realizar las funciones vitales que nos caracterizan. En la columna vertebral descansa, ni más ni menos, que el propio secreto de la evolución de los seres vivos.

Te hemos contado algunos de los rasgos generales que definen a esta increíble estructura pero, como hemos dicho al inicio, se trata de una verdadera obra maestra de la biomecánica, inabarcable en unas cuantas palabras. Te animamos a leer más sobre ella si te ha picado la curiosidad, y te ponemos algunos ejemplos para consultar en la bibliografía.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies