Los 6 efectos secundarios de la Radioterapia

La radioterapia se usa para tratar el cáncer y, a menudo, se combina con otras terapias, como la quimio o la cirugía de extirpación del tumor. El objetivo principal del tratamiento es matar las células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores.

efectos-secundarios-radioterapia

Los médicos pueden optar por tratar el cáncer con radiación por muchas razones. La radioterapia trabaja para mejorar la calidad de vida de alguien que sufre de cáncer al reducir la inflamación alrededor del área del cuerpo donde reside el cáncer, así como también al detener el crecimiento de las células cancerosas. La radioterapia no siempre cura el cáncer, pero puede ayudar a retrasar su progresión. Sin embargo, este tipo de terapias que atacan a las células de nuestro cuerpo presentan una serie de consecuencias no deseadas. En este artículo exponemos los principales efectos secundarios de la radioterapia.

¿Qué es la radioterapia?

El cáncer es una enfermedad en la que algunas células del organismo crecen de forma incontrolada. Este crecimiento celular puede formar tumores, que son simplemente bultos formados por tejido (asociación de células). Los tumores pueden ser malignos (cancerosos) o benignos (no cancerosos). En el caso de los tumores cancerosos, estos tienen la capacidad de extenderse e invadir otros tejidos, primero los cercanos, luego pueden desplazarse a partes distantes del cuerpo y formar nuevos tumores, este proceso se conoce como metástasis.

Para tratar el cáncer es necesario acabar con la proliferación celular. Más de la mitad de las personas diagnosticadas con cáncer reciben radioterapia. La radioterapia utiliza ondas de alta energía para tratar un área del cuerpo, normalmente donde se localiza el tumor o donde se ha realizado una cirugía, en este caso sirve para eliminar las células cancerosas restantes en el área.

Las ondas de alta energía atacan las células cancerosas, produciendo daños irreversibles o la muerte de estas. Si se daña el ADN de las células cancerosas, estas no pueden crecer, ni producir más células cancerosas. En comparación con la quimioterapia, que afecta a las células de todo el cuerpo, la radiación solo afecta a las áreas específicas del cuerpo donde es utilizada. Sin embargo, a veces las ondas pueden dañar las células circundantes no cancerosas.

que-es-radioterapia

¿Cuáles son los efectos secundarios de la radioterapia?

Es importante tener en cuenta en el tratamiento del cáncer, al igual que en otro tipo de tratamientos, que todo el mundo reacciona de manera diferente. Algunas personas presentan muchos efectos secundarios al someterse a un tratamiento anticancerígenos, mientras que otras apenas los notan. Además, en el caso de la radioterapia, la ubicación y la gravedad del cáncer, el estado de salud general del paciente, así como la preexistencia de cualquier condición patológica anterior al diagnóstico del cáncer, afectan los efectos secundarios que estos experimentan durante el tratamiento.

Mientras que algunos pacientes pueden seguir trabajando o disfrutar de actividades de ocio mientras reciben tratamiento con radiación, otros deben tomárselo con calma y limitar sus actividades. Lo que pueda hacer cada paciente, y el grado de alteración en el desarrollo de su vida diaria durante el tratamiento, dependerá de cómo le afecta la radiación y no puede saberse con antelación.

Algunos de los efectos secundarios frecuentes incluyen náuseas, fatiga, pérdida de cabello e inflamación de la piel. Aunque, la duración y la dosis de radiación influyen fuertemente en la cantidad, la gravedad y el tipo de los efectos secundarios del tratamiento. La mayoría de los efectos secundarios solo duran unos pocos meses después de completar el tratamiento, mientras que algunos pueden continuar durante un período de tiempo más prolongado. Esto sucede porque las células afectadas por la radiación tardan más en recuperarse.

En el cáncer existen diferentes tipos de tratamiento o mejor dichos planes de tratamiento. Si los efectos secundarios son problemáticos y afectan al bienestar o las actividades diarias regulares del paciente, el oncólogo puede plantear un cambio de rumbo, por ejemplo, modificando el tiempo entre sesiones. En algunos casos, si el paciente presenta efectos secundarios graves, se puede cambiar el plan de tratamiento por completo. Por último, es importante destacar que el equipo de atención necesita saber cuándo se experimentan efectos secundarios para poder tratarlos. Ahora veamos, qué efectos secundarios ocurren con mayor frecuencia durante la radioterapia:

1. Fatiga

La radioterapia mata las células sanas junto con las células cancerosas, lo que hace que la persona se sienta cansada física, mental y también emocionalmente, las células de nuestro cuerpo también contribuyen a regular nuestras emociones. La mayoría de las personas comienzan a sentirse fatigadas después de algunas semanas de someterse a radioterapia. Sin embargo, durante el tratamiento con radiación, la fatiga se siente de manera diferente a la fatiga diaria normal. A menudo, no mejorará con descanso adicional y puede prolongarse por largos periodos de tiempo. Esto puede interferir con las actividades diarias, pero generalmente desaparece una vez que finaliza el tratamiento.

El manejo de la fatiga es un aspecto importante de la atención, pero no es sencillo. No existe ninguna prueba médica que pueda indicar el nivel de fatiga de una persona, el paciente es el único que sabe cuán cansado está. Normalmente, se utiliza una escala del 0 al 10, donde 0 significa que no hay fatiga y 10 significa un nivel de fatiga muy por encima de la que podemos experimentar en un estado de salud normal. Estos niveles pueden clasificar como ausencia de fatiga, fatiga leve, fatiga moderada o fatiga severa.

radioterapia-fatiga

2. Problemas de piel

Los problemas con la piel son frecuentes en la radioterapia, y pueden ir de molestias leves a problemas graves en algunas personas. La piel en el área de la radiación puede enrojecerse, inflamarse e incluso formar ampollas o provocar sangrados.

A veces, durante el tratamiento, la piel desarrolla parches escamosos, pica o comienza a pelarse. Esto se llama dermatitis por radiación y puede ocurrir algunas semanas después de la radioterapia. Es importante estar atento a los cambios en la piel, para prevenir una mayor irritación y evitar que la piel se infecte. También existen una serie de pautas que pueden ayudar a cuidar la piel durante la radioterapia, como:

  • Usar ropa que no sea apretada, texturizada o rígida sobre el área de la radiación, mejor usar ropa holgada y suave al tacto.
  • Usar productos especiales para pieles sensibles en el caso de necesitar cubrir la piel o tratarla.
  • Es mejor evitar el agua caliente o muy fría sobre la zona tratada, además solo se debe usar agua tibia para lavar el área después del tratamiento.
  • La piel después de la radioterapia es muy sensible a los UV, por lo que es imprescindible protegerse del sol tapando la zona afectada, además de usar crema solar con regularidad con un factor de protección igual a 30 o superior, incluso una vez finalizado el tratamiento.
  • Lavar el área con agua tibia, un jabón suave y sin frotar. Dejar correr el agua sobre la piel tratada y no frotar con jabón para que las marcas de tinta de la radioterapia no desaparezcan hasta que termine el tratamiento.
  • No usar perfumes, desodorantes, aceites corporales, lociones, productos de depilación o incluso remedios caseros, en el transcurso de tratamiento y durante algún tiempo después. Muchos de estos productos pueden irritar la piel y algunos incluso pueden afectar el nivel de radiación que ingresa al cuerpo.

Una vez finalizado el tratamiento, la mayoría de las veces los problemas de la piel desaparecerán gradualmente. Aunque, en algunos casos, la piel tratada puede ser más sensible e incluso más oscura que antes.

3. Pérdida de cabello

Cuando se pierde cabello, los folículos pilosos disminuyen en número y se vuelven más pequeños. Algunas áreas del cuerpo son más sensibles a la radioterapia, lo que provoca la caída del cabello en el área tratada. Por lo general, la radiación en la cabeza provocará la pérdida de cabello, incluidas las pestañas y las cejas, mientras que la radiación en otras partes del cuerpo, por ejemplo, la cadera, no afectará a la caída del cabello en ninguna parte del cuerpo.

Después del tratamiento, el cabello vuelve a crecer para la mayoría de personas. Pero, a menudo, este presenta un aspecto y una fortaleza diferente a la que tenía antes, normalmente es más delgado. Si el tratamiento afecta a la pérdida de cabello en la cabeza, se expone la piel del cuero cabelludo. Esta zona es muy sensible, por lo que se recomienda usar un sombrero o una bufanda para protegerla del sol.

perdida-cabello-radioterapia

4. Recuento bajo de células sanguíneas

Los cambios en el recuento sanguíneo pueden ocurrir como un efecto secundario de la radioterapia. Esto puede significar que existe un déficit de células inmunitarias -que ayudan al cuerpo a combatir infecciones y prevenir hemorragias-. Si los análisis de sangre de un paciente muestran un recuento bajo de células sanguíneas, es posible que se detenga el tratamiento durante unos días para que vuelva a la normalidad. Esto también ocurre con frecuencia durante el tratamiento de quimioterapia.

5. Dolor

La radioterapia ataca a las células de nuestro cuerpo, lo que provoca una respuesta inflamatoria. Algunas veces esta respuesta puede implicar dolor. Existen diferentes medicamentos para controlar el dolor que ocurre durante la radioterapia.

6. Efectos secundarios específicos de la zona

Por último, algunos efectos secundarios van a depender de la parte del cuerpo donde se aplica la radioterapia, dependiendo del área. Por ejemplo, en el cerebro, una de las zonas donde más se aplica el tratamiento de radioterapia, estos efectos pueden incluir:

  • Dolores de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de cabello
  • Pérdida de audición
  • Convulsiones
  • Niebla cerebral y olvidos
Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies