Los 6 tipos de metástasis (y sus características)

El cáncer es una enfermedad que se cobra millones de vida cada año. La metástasis es la complicación más grave que puede suceder en este cuadro clínico.
Tipos metástasis

“Cáncer” es el nombre que se le da a un conjunto de enfermedades relacionadas. En todos los tipos existentes, algunas células del paciente comienzan a dividirse sin detenerse (lo que produce el tumor) y terminan por diseminarse a otros lugares (metástasis). Un proceso cancerígeno puede empezar en casi cualquier parte del cuerpo humano.

Sin duda, esta definición no hace justicia al temor y sufrimiento que esta patología produce en la población general. Casi todos hemos perdido a algún ser querido por procesos cancerígenos, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 1 de cada 6 defunciones en todo el mundo se deben a esta enfermedad. Esto se traduce, de forma aproximada, en unas 8,8 millones de muertes al año.

De todas formas, si hay un término con connotaciones más negativas que el propio cáncer, este es el de la metástasis. Esta es la palabra que ningún enfermo quiere escuchar, pues en algunos tipos de cánceres metastásicos como el de hueso, la tasa de supervivencia es menor del 30% a los 4 años tras el diagnóstico. Por desagradable que pueda resultar esta temática, nuestro deber es informar a la población: hoy te presentamos los 6 tipos de metástasis.

¿Qué es la metástasis?

En primer lugar y antes que nada, queremos recalcar que el diagnóstico de un cáncer no es el final del camino. Dependiendo del tipo, localización y estadio de detección, las probabilidades de recuperación varían ampliamente. Aquí nos estamos poniendo en lo peor de lo peor: la fase de no retorno.

La metástasis se define como el proceso de propagación de un foco canceroso (generalmente mediante la sangre o linfa) a un órgano distinto de aquel en que se inició. Cabe destacar que un tumor metastásico es del mismo tipo que el primario. Por ejemplo, un tumor metastásico en el pulmón consecuencia de un cáncer de mama presenta células del cáncer de mama, no del pulmón.

Se calcula que el 92 % de las muertes por cánceres no tratados se deben a la metastatización de estos, pues normalmente no suele existir una cura posible para este evento. En general, el tratamiento va encaminado a alargar la vida del paciente lo máximo posible mientras esta pueda ser digna.

¿Cuáles son los tipos de metástasis?

Una vez te hemos definido el término y hemos presentado algunas estadísticas relevantes, es momento de fijarse en los 6 tipos de metástasis. Estos se clasifican, de forma general, según el medio de diseminación.

1. Metástasis linfógena

El sistema linfático juega un papel esencial en el transporte de fluidos a través del cuerpo, pues este transporta la linfa, un líquido incoloro que contiene oxígeno, azúcares, proteínas y linfocitos. Esta “carretera” de fluidos está diseñada para la entrada y salida de células de naturaleza inmune, razón por la cual es fácil que las células cancerígenas ingresen en ella.

Por este motivo, la metástasis linfógena es el tipo más común de todos. Una vez las células cancerígenas penetran los vasos linfáticos, estas son transportadas con la linfa hasta un ganglio linfático regional. Se pueden asentar allí formando un tumor ganglionar (metástasis ganglionar linfática), pero también pueden viajar y colonizar otros ganglios u órganos más distales.

Cabe destacar que estos movimientos de las células cancerosas se producen generalmente al ritmo de la corriente linfática. Por lo tanto, en un cáncer de mama las primeras metástasis linfógenas se buscan en los ganglios de la axila, pues es “la primera parada” posible para las células tumorales. Aun así, las rutas de drenado de un tumor son diversas y, por ello, hasta en el 30 % de ellos no se puede predecir qué ganglio se verá afectado en la metástasis.

Metástasis linfógena

2. Metástasis hematógenas

Como su propio nombre indica, en este caso es el sistema circulatorio el transportador de las células tumorales. No queremos perdernos en terminología específica, razón por la cual nos limitaremos a decir que las células del tumor dan lugar a un émbolo tumoral en los vasos sanguíneos y que, en modelos experimentales, el 99,9 % de estas células patógenas son destruidas. Por desgracia, el paciente no tiene esa suerte en todos los casos.

Según el tumor primario, se distinguen varios tipos de distribución metastásica por vía hematógena. Te los nombramos a continuación:

2.1 Modelo pulmonar

El tumor está situado en el pulmón y las células metastásicas viajarán hasta el corazón a través de las venas pulmonares. A partir de aquí se pueden trasladar a prácticamente cualquier órgano.

2.2 Modelo cava

El tumor que dará lugar a la metástasis está situado en un órgano o tejido que “desemboca” en la vena cava. Debido a la fisiología humana y el patrón de flujo sanguíneo, se espera que el tumor metastásico se desarrolle en el pulmón. Cabe destacar que el pulmón es el segundo lugar de presentación de metástasis más común en todo el cuerpo englobando todos los tipos histológicos (hasta el 30% de los casos).

Metástasis hematógena

2.3 Modelo porta

Los sistemas Porta (ramificación de vías de irrigación en pequeños conductos) están descritos en diferentes órganos como el hígado, el sistema hipotálamo-hipófisis y en el riñón. Por lo tanto, este modelo se aplica en los tumores que están situados en un órgano dependiente de un sistema Porta, como pueden ser el colon ascendente o el páncreas.

2.4 Modelo Venas Vertebrales

Esta tipología se define mediante términos muy complejos. Nos limitaremos a decir que el tumor se disemina mediante un flujo sanguíneo invertido dirigido a las venas vertebrales, el cual se debe a un aumento de la presión intratorácica o intraabdominal por eventos concretos.

3. Metástasis transcelómicas

En este caso, el medio de transporte de las células metastásicas no es ni el sistema linfático ni el circulatorio, sino que se da a través del líquido de una cavidad serosa o del líquido cefalorraquídeo, es decir, por medio de las mucosas del cuerpo, por lo que la diseminación es a órganos o tejidos cercanos.

En general, las metástasis suelen ser peritoneales, es decir, localizarse en la membrana que cubre la pared interna del abdomen y algunos órganos del abdomen, como son el estómago, el intestino o el colon. También es común que un tumor pulmonar pase a la pleura.

Metástasis transcelómica
Imagen de una metástasis pleural.

No todos los cánceres terminan con metástasis

De nuevo, queremos recalcar que la metástasis no es, ni mucho menos, el desenlace de todos los procesos cancerígenos. Por ejemplo, si un cáncer de mama se encuentra solo en uno de los dos senos, la tasa de supervivencia de las pacientes es del 99%. Otro ejemplo esperanzador es el del cáncer colorrectal, pues si el tumor se presenta localizado y se extirpa con éxito, la tasa de supervivencia a los 5 años es del 90 %.

Además de esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos arroja los siguientes datos de mención esencial:

  • Aproximadamente un tercio de los procesos cancerígenos mortales se atribuyen al consumo de tabaco y alcohol, obesidad y un estilo de vida insano.
  • El tabaquismo es el principal factor de riesgo, pues causa el 22% de las muertes por cáncer. El tabaco mata hasta casi a la mitad de personas que lo consumen.
  • El cáncer pulmonar es el que más muertes causa de todos, seguido por el hepático, el colorrectal, el gástrico y el mamario.

No es sorpresa para nadie conocer que el cáncer de pulmón se asocia al tabaco, el de hígado, al alcoholismo y el de colon, a la obesidad. La correlación puede ser más o menos directa según cada tipo, pero una cosa nos queda clara: nuestro estilo de vida aumenta o disminuye las probabilidades de padecer cáncer guste reconocerlo o no.

Además, se cree que solo alrededor del 5-10% de los cánceres son producidos por defectos genéticos heredados de unos de los dos padres. Aunque aún no se conozcan del todo las causas de muchos de estos procesos, está claro que el entorno y el estilo de vida juegan un papel mucho más relevante que la herencia familiar en su aparición. Siempre que se diagnostique precozmente y se apliquen tratamientos rápidamente, la metástasis no tiene por qué surgir.

Resumen

Te hemos presentado los 6 tipos de metástasis principales de metástasis según el medio de transporte de las células metastásicas: por vía linfógena, por vía hematógena o por vía transcelómica. Si bien la linfógena es la más común de todas, cada una de las variantes aquí nombradas presenta sus particularidades e importancia médica.

De todas formas, queremos recalcar el último mensaje brindado en el grueso del texto: muchos cánceres son inevitables, pero otros tantos se pueden prevenir con un buen estilo de vida. Cuídate hoy para no sufrir en el mañana.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies