Los 7 tipos de acoso (y cómo identificarlos)

Acosar consiste en acechar a una persona o grupo de manera reiterada alterando gravemente su desarrollo en la vida diaria. Veamos qué clases de acoso existen según el contexto y el medio en el que se produce.
Tipos acoso

Acosar se refiere a realizar una conducta intimidante, dañina o de coacción. Hay distintos tipos de acoso que se clasifican según el ámbito o el tipo de conducta que se realice. Al efectuar este comportamiento el acosador tiene como propósito producir un alteración y un malestar en la víctima.

La consecuencias observadas causadas por el acoso pueden ser muy graves, afectando por completo la vida del agredido, pudiendo esta afectación permanecer crónica sinó es tratada con eficacia, y aumentando así la posibilidad de que la víctima vea como única salida el suicidio. Por este motivo es muy importante conocer que tipos de acoso existen y cómo se manifiestan para poderlos identificar y así prevenir y evitar consecuencias mayores.

En este artículo hablaremos de qué se entiende por acoso y qué tipo de acosos hay, en qué consiste cada uno, qué afectaciones provocan y quién suelen ser las principales víctimas.

¿Qué es el acoso?

Entendemos por acoso la realización de conductas agresivas, dañinas, intimidantes o de persecución hacia otras personas. La conducta de acoso puede ser de distintos tipos, tanto físico; verbal, mediante comentarios obscenos o insinuaciones; o sexual y puede presentarse en diferentes situaciones como es el ámbito escolar o laboral.

El acoso se produce de forma repetida o es posible que este se vuelva a presentar en el futuro. Consigue generar una situación de dominancia y control del acosador sobre la víctima. Dado que normalmente el agresor y la víctima comporten ambiente, es decir, son compañeros ya sea del colegio o del trabajo, produce en el acosado una situación de indefensión sin poder o saber en muchas ocasiones como lidiar con la situación de acoso.

Es importante remarcar el desequilibrio de poder que se presenta entre el acosador y la víctima, creyéndose el primero muy superior y en una posición más elevada. Del mismo modo, no podemos olvidar que las dos partes implicadas en el acoso, tanto el que produce daño como el que lo recibe pueden presentar o desarrollar problemas graves y duraderos.

¿Qué formas de acoso existen?

Existen diferentes tipos de acoso y pueden clasificarse de distintas maneras, como por ejemplo, según el ámbito, situación donde se produzca o según el tipo de ataque que se realice. A continuación presentaremos las 7 formas de acoso más conocidas y habituales. Dada la gravedad de la situación, debemos recordar que es necesario denunciarlo y que pase a disposición legal.

1. Acoso escolar

El acoso escolar, también conocido como bullying, es uno de los tipos de acoso más frecuentes. Se caracteriza por la realización de una conducta dañina, ya sea físico, verbal o psicológica hacia otro individuo en el contexto escolar. Normalmente los implicados son dos alumnos, el acosador y el acosado, aunque dada la diferencia y desequilibrio de poder que implica el acoso los agresores también pueden ser un grupo de alumnos o incluso un profesor, el cual de por sí ya tiene más autoridad.

Es especialmente importante que nos mostremos atentes y actuemos ante una situación de acoso escolar, ya que los implicados son menores, pudiendo producir en ellos consecuencias y alteraciones muy graves e irreversibles que le afecten a lo largo de su vida. Es habitual que presenten una baja autoestima, inseguridad e indefensión y sintomatología depresiva y de ansiedad. No podemos dejar de mencionar la consecuencia más grave que puede comportar este tipo de acoso como el suicidio del menor.

Por tanto, será fundamental el desarrollo y utilización de protocolos para la prevención y actuación ante el acoso escolar, para detectar y actuar de manera efectiva, evitando posibles consecuencias más graves. Del mismo modo, también es recomendable educar y enseñar a los niños habilidades sociales y asertivas, aumentar y desarrollar su capacidad empática, así como herramientas que aumenten su fortaleza y disminuyan la posibilidad de convertirse en acosadores o víctimas.

Acoso escolar

2. Acoso laboral

El acoso laboral también conocido con el término inglés mobbing hace referencia a una conducta dañina y hostil que se produce en el ámbito laboral. Son típicas las amenazas, la propagación y difusión de rumores falsos para provocar el rechazo y aislamiento de la víctima.

Del mismo modo que también hemos visto que sucede con el acoso escolar, en este tipo de acoso el agresor y la víctima se relacionan, se encuentran en el mismo lugar durante gran parte del día la mayoría de los días. Hecho que hace que la afectación sea más intensa y continua y el acosado tenga dificultades para evitar o huir de la situación de acoso.

La conducta de acoso tanto se puede producir de manera vertical, es decir entre individuos con puestos de trabajo de categorías diferentes, entre el jefe y su subordinado o de manera horizontal, cuando los implicados ocupan puestos de cargo similares. Como ya hemos apuntado, el agresor podrá ser una o un conjunto de personas.

El acoso laboral produce graves consecuencias tanto a la empresa como al trabajador acosado, pudiendo generar en él un alto grado de estrés derivando en un trastorno de estrés postraumático e incluso en algunas ocasiones donde no se pone remedio y no se trata la conducta de acoso puede ocasionar el suicidio de la víctima. De este modo será esencial prevenir y no pasar por alto ninguna conducta de acoso en el trabajo.

3. Acoso inmobiliario

El acoso inmobiliario, también denominado mobbing inmobiliario o blockbusting, es el tipo de acoso menos conocido. Este consiste en una conducta hostil hacia una persona o familia en contra del derecho que tienen estos de poseer una vivienda adecuada.

Este tipo de acoso es efectuado por parte del propietario hacia las personas que alquilan su vivienda. Las conductas de acoso pueden ser diversas, desde cortar el agua o la luz hasta negarse a reparar averías o desperfectos del piso. El objetivo que tiene el propietario es que los alquilados acaben abandonando la vivienda o anulen el contrato de alquiler.

Es habitual que los afectados por este tipo de acoso sean personas mayores, con dificultades para entender sus derechos o sin el soporte de otros que los ayuden.

4. Acoso psicológico

El acoso psicológico también se conoce con el nombre de acoso moral ya que tiene como objetivo dañar la dignidad e integridad moral de la víctima, produciendo en ella un desequilibrio psicológico que le provocará distintas alteraciones y afectaciones en todos los ámbitos de su vida.

Este tipo de acoso puede ser más difícil de detectar ya que no deja ninguna señal física visible y en muchas ocasiones la víctima se encuentra confundida y tampoco es capaz de detectar que está sufriendo acoso y así poder pedir ayuda.

Las conductas que se pueden ver en el acoso psicológico son las mentiras, las difamaciones o distorsiones de la realidad dando una versión que no es la real. Estas presentadas de manera repetitiva y continua acaban produciendo en el acosado una sensación de incertidumbre, de impotencia, de pérdida de control y de no saber cómo actuar o manejar la situación.

Aparecerá en la víctima un estado de inseguridad y de inestabilidad, de pérdida de confianza en los demás que puede comportar sintomatología depresiva y ansiosa e incluso intentos y conductas suicidas.

Acoso psicológico

5. Acoso físico

El acoso físico o stalking consiste en la conducta de perseguir, acechar a otra persona con la finalidad de establecer o formar una relación en contra de la voluntad del acosado, éste no quiere ningún tipo de contacto con el acosador.

Esta conducta puede llegar a ser obsesiva y generar incluso agresividad y hostilidad, pudiendo atacar a la víctima. El acosador puede perseguir, espiar, amenazar a la víctima o intentar comunicarse o ponerse en contacto con ella, mediante llamadas o mensajes Este tipo de acoso también puede realizarse en gobiernos autoritarios para obtener información de las personas que lo habitan y tenerlas controladas.

6. Acoso sexual

En el acoso sexual, el agresor realiza una conducta intimidatorio, de amenaza o de presión de indole sexual. Los comportamientos realizados en este tipo de agresión pueden ser tanto físico, como serían conductas de violencia física, tocamientos, caricias o acercamientos sin que exista consentimiento por parte de la otra persona; como verbales, diciendo comentarios, palabras o referencias obscenas de temática sexual; o no verbales, hacer gestos, movimientos, ruidos o silbidos con el objetivo de intimidar sexualmente.

Este forma de acoso se puede presentar en distintas situaciones y los implicados pueden ser indistintamente tanto hombres como mujeres, aunque al largo de la historia hemos observado un mayor porcentaje de mujeres víctimas de acoso sexual.

Como hemos visto este acoso se puede llevar a cabo mediante distintas y variadas conductas, siendo estas consideradas más o menos graves según la situación, incluso algunas de ellas pueden considerarse delito y estar penadas con prisión.

7. Ciberacoso

El ciberacoso, también conocido como cyberstalking, acoso por internet, acoso en línea o acoso virtual, es de los tipos más recientes, dado el desarrollo que se ha producido en el ámbito de las tecnologías. En este tipo de acoso el agresor utiliza las redes sociales o dispositivos de comunicación digital con la finalidad de difundir falsos rumores o información privada de la víctima, así como referirse a ella con palabras vulgares o obscenas.

Esta situación genera en el acosado un gran malestar, pudiendo comportar alteraciones psicológicas, emocionales y sociales. Dado el continuo y elevado consumo de las redes sociales y de internet que hacen los adolescentes, así como la inocencia y falta de experiencia que pueden presentar algunos de ellos, normalmente son los principales objetivos y mayores afectados del ciberacoso.

Ciberacoso
Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies