Enfermedades

Los 7 tipos de verrugas (y sus características)

Las verrugas son formaciones que están causadas por los virus del papiloma humano (VPH). Descubre la clasificación de estas según sus características.
Tipos verrugas

Por extraño que pueda parecer, podemos afirmar, como prefacio a toda la información que te expondremos posteriormente, que las verrugas son una causa directa de la infección por un virus.

A pesar de tratarse de formaciones cutáneas extremadamente comunes en la población global, resulta apasionante y la vez complejo conocer su causa y distribución, pues las verrugas epidérmicas encierran muchísimas sorpresas en un ámbito médico y epidemiológico.

Así pues, hoy condensamos en estas líneas los 7 tipos de verrugas y sus características. Te animamos a seguir leyendo, pues seguro que no volverás a ver a aquella verruga que te acompaña desde la niñez con los mismos ojos cuando termines con la lectura.

El virus del papiloma humano (VPH) y la formación de verrugas

Describir los tipos de verrugas sin antes conocer su etiología es tan descabellado como empezar a construir una casa por el tejado. Por ello, toca cimentar las bases de su agente causal, aunque sea de forma sencilla. Vamos a ello.

Tal y como te hemos adelantado anteriormente, el culpable de estos pequeños bultos es el virus del papiloma humano (VPH), un término que hace referencia a diversos grupos de virus de ADN pertenecientes a la familia de los Papillomaviridae, compuestos por una doble cadena de ADN circular de unos 8.000 pares de bases de longitud y una cápside proteica. Estos virus cursan con diversa gravedad, desde la formación de pequeñas e inofensivas verrugas, hasta el cáncer de cuello uterino.

Cabe destacar que, a partir de ahora, nos referiremos a cada cepa con términos tales como “VPH1”; “VPH30”, en general, “VPHX”. Esta nomenclatura es necesaria para designar a cada tipo específico de papilomavirus, pues se calcula que existen unos 200 o más. El nombre de cada uno de estos virus depende de la secuencia de ADN que los conforme, pues al ser las proteínas de su cápside tan similares, la clasificación por serotipos no es útil en esta familia vírica.

Una vez definido el agente causal, te presentamos una serie de datos brindados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras fuentes, que contextualizan a la familia de los papilomavirus en un ámbito epidemiológico:

  • Se calcula que existen más de 200 tipos de VPHs, de los cuales, al menos 40 afectan a las áreas genitales.
  • Dentro de todos estos tipos, al menos 14 de ellos son oncógenos de alto riesgo. Esto quiere decir, que pueden fomentar la aparición de cáncer.
  • Los VPH 16 y VPH 18 son los causantes del 70 % de los casos de cáncer de cuello uterino.
  • En 2018, esto se tradujo en el fallecimiento de más de 300.000 mujeres con este tipo de cáncer.

A pesar de estas cifras desorbitadas, es esencial destacar que la mayoría de VPHs genitales en mujeres desaparecen en un máximo de dos años sin complicaciones aparentes (el 90% de los casos), pero aun así, cuando la infección se repite (entre el 5%-10% de mujeres), las lesiones precancerosas pueden convertirse en tumores malignos. Este es el caso de los virus del papiloma humano que afectan al área genital, pero las verrugas epidérmicas, las formaciones que hoy nos atañen, están provocadas por cepas mucho más inofensivas.

¿Cómo se clasifican las verrugas?

Una vez hemos asentado las bases de los VPHs y lo que implican en la sociedad a nivel médico y epidemiológico, estamos preparados para describir los tipos de verrugas y sus características.

1. Verrugas comunes

Diversos estudios calculan que la prevalencia de las verrugas cutáneas puede alcanzar hasta un 22 % en las poblaciones de adolescentes y, sin duda, este tipo de verrugas son las de presentación más usual.

En general, estas formaciones son causadas por los tipos de VPH 1, 2, 3, 4 y 7, y se caracterizan por ser pápulas ovaladas de bordes netos. Miden de 2 a 10 milímetros de diámetro, y en general son asintomáticas (es decir, no producen dolor ni malestar en el paciente). Por último, es esencial recalcar que se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo, si bien su aparición es más común en las manos.

Verrugas comunes

2. Verrugas planas

Son causadas por los VPHs 3, 10, 28 y 49 de forma general. Su presencia se basa en la aparición de pápulas aplanadas del color de la piel normal o rosadas y con una superficie ligeramente descamativa.

Cabe destacar que este tipo de verrugas aparecen por autoinoculación, es decir, el rascado en el paciente que permite la entrada del virus en la epidermis. Por ello, su lugar de aparición predilecto es sobre las marcas de una herida o rascado o en la cara del paciente. Igual que las anteriores, son asintomáticas.

3. Verrugas filiformes

Verrugas largas y angostas que suelen crecer sobre los párpados, cara, cuello y labios. Son de fácil tratamiento, pero la importancia de estas formaciones radica en su diagnóstico diferencial. Por desgracia, los carcinomas cutáneos pueden adoptar también estas formas, por lo que hay que andarse con cuidado y acudir al médico ante la surgencia de este tipo de verrugas.

Verrugas filiformes

4. Verrugas palmoplantares

El agente causal más común de este tipo de verrugas suele ser el VPH 1, si bien también lo causan los VPHs 2 y 4. Tal y como su propio nombre indica, estas formas verrugosas aparecen en las plantas de las manos y de los pies, y se caracterizan por presentar una forma de pápula internalizada cubierta por un epitelio queratinizado.

A diferencia de las otras, estas verrugas suelen ser dolorosas y molestan al paciente cuando este está de pie. Este tipo de formaciones pueden confundirse fácilmente con las callosidades, pero las verrugas palmoplantares tienen una característica diferencial: presentan una serie de puntos negros en su superficie, que corresponden a capilares dérmicos trombosados.

5. Verrugas periungueales

En este caso, las verrugas se localizan en la placa ungueal, una estructura que forma parte de la uña. Aparecen como fisuras cutáneas engrosadas, con forma de coliflor y un color blanquecino de naturaleza áspera. Si bien suelen ser asintomáticas, su tratamiento se puede complicar por su localización esquiva (al estar algunas por debajo de la uña, el fármaco puede no llegar bien al sitio de acción).

Verrugas periungueales

6. Verrugas en mosaico

Podríamos decir que estas formaciones están ampliamente relacionadas con las verrugas palmoplantares, pues estas no son más que una asociación de verrugas plantares pequeñas muy próximas entre sí.

7. Verrugas genitales

Estas verrugas se presentan como pápulas aterciopeladas, de límites netos, aplanadas y con una base amplia en diversas áreas genitales o anales. Cabe destacar que es necesario diferenciar las verrugas genitales de los papilomas mucosos, pues estos últimos se diferencian del resto porque invaden y viven sobre las células mucosas, a diferencia de las verrugas de la piel, que se asientan sobre la epidermis. Aun así, existen verrugas epidérmicas que pueden presentarse en la piel de los genitales, pues como hemos dicho, son ubicuas.

En el grupo de los VPH mucosos estrictamente genitales encontramos a los más problemáticos de todos: el VPH 16 y el VPH 18. Como ya hemos dicho con anterioridad, una mujer con un sistema inmune adecuado no debería de preocuparse, pues el 90 % de las infecciones por estos virus son autorresolutivas y desaparecen en un máximo de dos años. Por desgracia, del 5% al 10% de las mujeres no tienen tanta suerte, pues acaban desarrollando un cáncer del cuello uterino.

Conclusiones

A pesar de este amargo final, queremos recalcar que poco o nada tiene que ver una verruga en el brazo con un cáncer genital. Los VPH son una familia extensísima de virus y, como hemos visto, pueden presentarse de formas extremadamente diferentes, siendo en la mayoría de los casos, inocuos. Así pues, la aparición de una verruga no dolorosa y sin colores extraños no debería preocuparnos. Eso sí, si esta es dolorosa, presenta formas muy irregulares o levanta sospechas, es hora de ir al médico. Algunas formaciones como los melanomas (un tipo de cáncer) se pueden confundir con verrugas o lunares.

Como hemos podido leer en estas líneas, el mundo de las verrugas va mucho más allá de unos pequeños abultamientos en cualquier parte de nuestro cuerpo. Si descubrimos que los causantes de estas son los VPHs o virus del papiloma humano, se nos abre un abanico médico y epidemiológico apasionante, pero a la vez peligroso.

Tal y como te hemos prometido en un principio, seguro que este espacio te ha hecho cambiar, al menos un poco, la percepción que tenías de las verrugas hasta ahora. Desde luego, información como esta pone en evidencia los múltiples procesos dentro de nuestro cuerpo que se escapan a nuestros ojos y entendimiento.

Referencias bibliográficas

  • El VPH y las pruebas del VPH, American Cancer Society. Recogido a 24 de octubre en https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/agentes-infecciosos/vph/vph-y-pruebas-para-vph.html
  • Las verrugas, medicina integral, portal elsevier. Recogido a 24 de octubre en https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-las-verrugas-13013886
  • Papilomas humanos (PVH) y cáncer cervicouterino, OMS. Recogido a 24 de octubre en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/human-papillomavirus-(hpv)-and-cervical-cancer
  • Verrugas, Manuals MSD. Recogido a 24 de octubre en https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-dermatol%C3%B3gicos/enfermedades-cut%C3%A1neas-virales/verrugas
Comparte:
¿Te ha gustado?
AZ Salud Logo
En AZ Salud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2020 AZ Salud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies