Las 3 diferencias entre cerebro y mente (explicadas)

Los conceptos de cerebro y mente guardan una estrecha conexión y mantienen muchos puntos comunes. Sin embargo, se ha caído en el error de emplearlos como sinónimos, cuando realmente representan entidades muy distintas.
Diferencias cerebro mente

El estudio del cerebro ha despertado interés en los humanos desde hace siglos. Las investigaciones en torno a este órgano tan crucial de nuestro organismo han ido destapando más y más secretos de su funcionamiento. Sin embargo, la complejidad del sistema nervioso hace que, a pesar de todos los avances conseguidos en esta materia, aún exista mucha incertidumbre al respecto.

Aunque ya son conocidas múltiples estructuras y funciones de este órgano, aún hay puntos que generan mucha confusión. Uno de ellos responde a las diferencias que existen entre cerebro y mente. Ambos términos son empleados con mucha frecuencia de forma indistinta, como si fuesen sinónimos. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Aunque es cierto que la mente y el cerebro mantienen una vinculación muy estrecha, la realidad es que son varios los puntos que marcan la diferencia entre estas dos entidades.

A nivel muy esencial, el cerebro representa una realidad material y física como órgano del cuerpo humano. Por el contrario, hablar de mente implica referirnos a una entidad intangible que no es posible ver o tocar. No obstante, este debate entre cerebro y mente implica una gran complejidad. Desde la filosofía clásica, ya se ha planteado la relación existente entre el cuerpo humano y la mente.

De esta forma, hay autores que las han considerado como dos realidades independientes mientras que otros entienden que son indivisibles y dependientes. Si en algún momento has caído en el error de intercambiar ambos términos creyendo que designan lo mismo, no te preocupes. En este artículo trataremos de despejar esas dudas repasando las diferencias que permiten distinguir entre los dos conceptos.

¿Qué es el cerebro humano?

Como venimos comentando, las dificultades para distinguir entre cerebro y mente con claridad son bastante habituales. Por este motivo, nos detendremos, en primer lugar, en definir exactamente qué es cerebro y qué es mente. Una vez se haya aclarado la definición por separado de cada concepto, repasaremos sus diferencias centrales.

El cerebro humano es el órgano central de nuestro sistema nervioso, situado en la cabeza y protegido por el cráneo. El cerebro de los seres humanos suele guardar muchas similitudes con el de otros mamíferos, aunque el área de la corteza cerebral, especialmente los lóbulos frontales, se encuentra mucho más desarrollada. Esto se debe a que la zona del córtex está vinculada con funciones como el razonamiento, la planificación, el control de los impulsos y el pensamiento abstracto. Es decir, que la corteza controla las funciones que más nos distinguen como humanos respecto de otros animales.

El cerebro actúa en nuestro cuerpo como una centralita que coordina y controla todas nuestras funciones. Por un lado nos permite recibir información de todo tipo (visual, auditiva, táctil…), interpretar y emitir una respuesta acorde a ella, de forma que actúa como el responsable de la emisión de nuestras conductas. Además, el cerebro también es el encargado de mantener activas nuestras funciones vitales, como por ejemplo la respiración, el sueño, la conciencia o el control cardíaco. Gracias al cerebro también podemos relacionarnos e interactuar con el medio ambiente que nos rodea, lo que contribuye a nuestra supervivencia.

El cerebro es un órgano que ha demostrado estar preparado para mantenerse en funcionamiento ante múltiples situaciones. Se ha observado que, en cierta forma, el cerebro trata de amoldarse a las carencias y compensar los daños que sufre a lo largo de la vida del individuo. El cerebro cuenta con una característica clave y es que es plástico.

Al nacer, nuestro cerebro es ampliamente moldeable, aunque esta cualidad se reduce con el paso de los años. Sin embargo, aun siendo adultos podemos ver cómo el cerebro nos sorprende con su capacidad de adaptación ante la adversidad. Por ejemplo, si una estructura cerebral es dañada por una lesión, las estructuras adyacentes pueden terminar por asumir su papel para evitar perder la función en la que la zona dañada estaba implicada. Igualmente, el cerebro trata siempre de mantener un estado de homeostasis con niveles adecuados de los distintos compuestos químicos.

Cerebro humano

¿Qué es la mente humana?

Mientras que el cerebro es una estructura que forma parte del encéfalo, la mente es una entidad de carácter abstracto. La mente se activa gracias al funcionamiento cerebral, aunque está claramente separada de este. Es decir, la mente es el producto sin forma ni estructura que emerge de la función del órgano. La mente ha sido mucho más difícil de estudiar a lo largo de la historia, ya que se trata de un ente inmaterial. Así, las ciencias biológicas han enfatizado el estudio del cerebro, mientras la mente ha sido asunto de la filosofía y las ciencias sociales.

La mente hace referencia a las capacidades intelectuales, cognitivas y psicológicas del individuo. Dentro de lo que denominamos mente se engloban procesos como la percepción, el pensamiento, la conciencia, la memoria o la imaginación.

Una de las cuestiones que más problemas filosóficos ha planteado tiene que ver con la forma en la que esta entidad abstracta que llamamos mente interactúa con la entidad material. Aún no se han aclarado todas las cuestiones en esta dirección, aunque cada vez existe una mayor integración de la investigación de ambos entes (cerebro y mente), siendo la perspectiva funcionalista la imperante a día de hoy.

Mente

¿En qué se diferencian el cerebro y la mente humana?

Tras haber definido individualmente ambos conceptos, seguro que las diferencias entre el cerebro y la mente han quedado más que claras. De todos modos, por si necesitas (o simplemente quieres) tener la información con un carácter más visual, hemos preparado la siguiente selección de las principales diferencias entre cerebro humano y mente en forma de puntos clave.

1. Ente material vs ente abstracto

Como ya adelantamos antes, la mente representa una entidad abstracta y subjetiva, mientras que el cerebro es un órgano del cuerpo que constituye un ente material. Por tanto, la mente y todos los procesos psicológicos que la conforman no son palpables ni visibles. En cambio, el cerebro y sus diferentes estructuras se pueden analizar de forma minuciosa como si de una maquinaria se tratase. Esta diferencia ha provocado que el estudio de la mente haya resultado, en general, más conflictivo y complejo que el del cerebro, ya que no existe una base orgánica que permita manipular el objeto de estudio en cuestión.

2. Disciplinas diferentes

Como venimos comentando, el cerebro y la mente constituyen dos entidades separadas aunque muy vinculadas entre sí. La sinergia de ambos es lo que permite que los seres humanos podamos comportarnos como lo hacemos, por lo que su conexión es, naturalmente, necesaria. La mente no existiría sin un cerebro que funcionase y un cerebro sin mente se limitaría a ser un conjunto de células y vasos sanguíneos. A pesar de esta conexión, el estudio de la mente y el cerebro ha ido, tradicionalmente, separado uno del otro.

La razón de este fenómeno reside en que, como hemos visto, son realidades de naturaleza diferente. Una constituye una realidad material y palpable, por lo que las ciencias biológicas se han desvivido por conocer cada uno de sus pequeños recovecos y funciones. El estudio del cerebro ha unido múltiples campos científicos, como la biología o la medicina. En los últimos años, el ámbito de las neurociencias ha crecido de manera exponencial, lo que refleja que el conocimiento de este importante órgano es aún una mina por explotar.

En cambio, la mente tiene que ver con el individuo en cuestión, su mundo interno y su subjetividad. Por este motivo, todos los procesos mentales han sido asunto de las ciencias sociales, especialmente por la filosofía y la psicología. Más específicamente, el campo conocido como filosofía de la mente es una rama de la filosofía analítica que estudia la mente y todo lo relacionado con esta: percepción, emoción, pensamiento, creencias, etc.

3. Mente como producto del cerebro

Aunque algunos autores han planteado que mente y cerebro son dos realidades separadas, como hemos visto esto es una idea errónea. La realidad es que los seres humanos contamos con un órgano formado por estructuras y conexiones que constituye la base orgánica necesaria para que la mente emerja. Por tanto, los procesos psicológicos de un individuo son un producto derivado del funcionamiento cerebral. Así, la entidad abstracta se deriva de una entidad física. En conclusión, el cerebro sin mente es un cerebro sin vida y la mente no puede aparecer si no hay un cerebro en funcionamiento.

Mente cerebro

Conclusiones

El estudio de la psicología humana está plagado de complejidad y ha sido foco de interés desde la antigüedad. Aunque cada vez conocemos mejor la forma en la que pensamos y nos comportamos, hay ciertas cuestiones que siempre han dado pie a mucho debate y confusión. En este artículo hemos tratado una de ellas, que tiene que ver con la diferenciación entre el cerebro y la mente.

En la literatura resulta bastante habitual el uso indistinto de los dos términos, aunque en realidad designan entidades diferentes. El cerebro configura la parte material, mientras que la mente representa la experiencia privada y subjetiva de cada persona. Aunque la distinción debe quedar clara, también se debe asumir que ambas realidades se necesitan mutuamente para dar lugar al comportamiento humano.

Para que nuestros pensamientos y creencias emerjan, debe existir un sustrato físico que funcione de manera adecuada. De igual forma, un cerebro sin mente no puede ser un cerebro vivo. Esta cuestión es un buen ejemplo de la dificultad que entraña entender la psicología en sus aspectos más esenciales, pues a pesar de la infinidad de medios y conocimientos con los que contamos hoy, siguen generando debate cuestiones muy parecidas a las de hace siglos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies