Traqueotomía: características de este tratamiento quirúrgico

La traqueotomía es una técnica quirúrgica que se basa en una incisión en la parte frontal del cuello, más específicamente la tráquea. Sirve para permitir el flujo de aire a los pulmones.
Traqueotomía

Desde un punto de vista anatómico, la tráquea se puede definir como un conducto respiratorio presente en los vertebrados que empieza en la laringe y desciende por delante del esófago hasta la mitad del pecho, para luego bifurcarse en los bronquios. Este órgano tubular de carácter cartilaginoso y membranoso comunica la boca y la nariz con los pulmones, permitiendo así que se produzca el intercambio de gases con el entorno.

Por desgracia, existen una serie de afecciones que pueden dañar a la tráquea y, por ende, dificultar la respiración del paciente, hasta el punto en el que su vida corre un grave peligro. Las parálisis de las cuerdas vocales, el cáncer de garganta, los traumas cefálicos y del cuello severos y otras entidades clínicas pueden requerir que se despejen las vías aéreas de forma artificial, o lo que es lo mismo, mediante una traqueotomía.

Este procedimiento quirúrgico trata de crear una nueva vía respiratoria, al hacer una incisión sobre el cuello que llega a la tráquea, mediante un tubo especial. Si quieres conocerlo todo sobre la traqueotomía y cuándo es necesaria, sigue leyendo.

¿Qué es una traqueotomía?

Como hemos dicho, la traqueotomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en realizar un corte en la parte frontal del cuello. En este punto, es necesario destacar que existe una discordancia terminológica muy evidente en lo que al concepto se refiere en las diferentes lenguas. En inglés, tracheotomy o tracheostomy se utilizan de forma indistinta, pues hacen referencia a una incisión en el cuello y entubamiento posterior. Por otro lado, en español la traqueotomía es una incisión en la tráquea que se realiza para obtener muestras de tejidos o tratar lesiones locales, pero se cierra tras el procedimiento.

Si queremos referirnos al entubamiento posterior, en español lo más correcto es hablar de traqueostomía. Mientras que la traqueotomía sirve para detectar cánceres y otras afecciones que afectan a la zona traqueal mediante la obtención de muestras de tejido, la traqueostomía indica la realización de un traqueostoma (orificio creado quirúrgicamente para comunicar la tráquea con la piel) y la formación de una nueva vía de entrada de aire.

Con fines divulgativos (y porque seguramente tu motivo de búsqueda sea la traqueostomía), vamos a tratar de forma indistinta ambos términos. De todas formas, ten en cuenta que, si se indica una traqueotomía en un procedimiento médico, esta consiste en una incisión con cierre posterior, siempre dentro del quirófano. Teniendo esto en mente, se puede destacar que el procedimiento general se realiza por 4 motivos diferentes:

  • Porque se requiere un área de acceso de emergencia a las vías respiratorias superiores.
  • Para permitir el flujo de aire durante procesos de ventilación mecánica prolongada (respiradores por más de dos semanas).
  • Para sortear una obstrucción mecánica en alguna de las partes de las vías aéreas superiores.
  • Por una imposibilidad para expectorar las secreciones traqueobronquiales.
Traqueotomía qué es

Tipos de traqueotomía

Como ya hemos mencionado, en este procedimiento se realiza una incisión en el cuello, se crea un orificio que ponga en contacto directo la tráquea con la piel con una continuidad de mucosa (traqueostoma) y, posteriormente, se inserta una sonda de traqueostomía con un manguito de tamaño adecuado. Esta última es modulable, con el objetivo de que no haya espacio entre las paredes de la tráquea y la sonda. Así, se evitan eventos infecciosos y otras patologías derivadas.

Además, cabe destacar que la traqueotomía se puede dividir en dos grandes bloques: de urgencia o electiva. Aunque el desenlace sea más o menos similar, para los profesionales médicos (y el paciente) es muy importante tener en cuenta la premeditación del evento. Una traqueotomía de urgencia se realiza directamente porque el paciente no puede respirar y corre el riesgo de morir, mientras que una electiva se tiene en cuenta en panoramas preoperatorios o previo a un tratamiento de un cáncer.

Dependiendo del tipo de procedimiento a realizar, también se presentan dos variantes. De todas formas, ambas requieren anestesia, analgesia, posicionamiento y esterilización similares. Te contamos sus particularidades en las siguientes líneas.

1. Traqueotomía de cirugía abierta

Tras los preparativos pertinentes, se realiza una incisión horizontal o vertical (de unos tres centímetros) entre la muesca esternal y el cartílago tiroides. Una vez se ha superado la barrera epidérmica y el músculo platisma, hay que separar los músculos hioideos para llegar a la tráquea. Los vasos sanguíneos adyacentes pueden sangrar mucho durante el procedimiento, así que se recomienda ir cauterizándolos con mecanismos eléctricos.

Una vez se ha llegado al equilibrio hemostático y la tráquea se encuentra descubierta, se realiza un corte vertical o transversal al nivel que se desee y se inserta el tubo de la traqueostomía, descrito con anterioridad. Mediante el manguito del artilugio es necesario modular el tamaño y disposición del tubo, para que la distancia entre la piel y el tubo sea mínima. Así se permite una correcta ventilación y se evitan aspiraciones involuntarias e infecciones en las vías respiratorias superiores.

2. Traqueotomía percutánea

Es una variante que ha tomado fuerza en los últimos años, ya que se trata de un proceso mucho menos invasivo que el de la cirugía abierta. En este caso, se introduce una vía de alambre flexible entre el cartílago cricoides y el primer cartílago traqueal (o entre el primer y segundo cartílago traqueal), a través de una aguja que conecta con la tráquea por un corte de 1 a 2 centímetros de diámetro.

La diferencia principal con la traqueotomía de cirugía abierta es que, en este caso, la abertura creada se dilata poco a poco a través de la guía de alambre instaurada. Se puede modular el diámetro del agujero, de ahí que se pueda calcular con mucha exactitud para que la cánula de respiración entre a la perfección.

¿Cuándo es necesaria una traqueotomía?

Como hemos dicho, la traqueotomía concebida como un procedimiento de apertura y cierre inmediato de la tráquea se utiliza, sobre todo, para obtener biopsias de masas tumorales en la zona traqueal. También es necesaria para extraer cuerpos extraños que se han quedado atascados y tratar lesiones locales. De nuevo, puede ser planteada de urgencia o de forma anticipada.

Por otro lado, la traqueostomía (lo que hemos venido describiendo hasta ahora) se realiza de urgencia, básicamente, cuando el paciente no puede respirar y se necesita una vía de entrada de aire de forma inmediata antes de plantear cualquier otro tipo de abordaje. Una epiglotitis (inflamación de la epiglotis), edemas laríngeos, estenosis laríngeas, malformaciones congénitas graves, traumatismos craneoencefálicos, parálisis de las cuerdas vocales y otros eventos críticos pueden requerir de una traqueostomía de urgencia.

Más allá de los eventos límite, una traqueostomía también se puede plantear para pacientes con cánceres en las vías respiratorias superiores o para aquellos que van a requerir una ventilación asistida continuada. En este caso, el planteamiento se realiza con más calma, la persona puede familiarizarse con lo que va a suceder y se le otorgarán una serie de claves y directrices previas. Al no ser un procedimiento tan precipitado, las probabilidades de que algo salga mal son mucho más bajas.

Además, cabe destacar que el traqueostoma (apertura) se puede cerrar de muchas formas cuando el paciente vuelva a respirar bien o, en su defecto, permitir que esté presente en todo momento, siempre limpiando y cambiando el tubo de la traqueostomía para evitar infecciones.

Traqueotomía cuándo se necesita

Resumen

Como has podido ver, la traqueotomía es una operación quirúrgica que, en situaciones límite, puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Se estima que un ser humano puede permanecer de 2 a 3 minutos vivo sin respirar de forma completa, así que en los casos más graves, unos pocos segundos y la eficacia médica pueden salvar vidas.

Si tienes dudas acerca de cualquiera de estos abordajes médicos, te recomendamos que consultes toda la información pertinente con un profesional sanitario. Te hemos presentado los pasos generales de una traqueostomía y una traqueotomía, pero un paciente con una cánula insertada debe tener en cuenta una serie de cuidados y rutinas diarias que solo un médico puede indicar.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies