Medicina

Las 3 diferencias entre médico y doctor

Te mostramos las diferencias entre un doctor y un médico, pues aunque no lo parezca, son términos completamente distintos que hacen referencia a dos temáticas poco relacionadas entre sí.
Diferencias médico doctor

Según el Ministerio de Educación, el Sistema Universitario Español albergó en el año 2016 más de un millón y medio de estudiantes. Estamos ante una cifra para nada desdeñable si tenemos en cuenta que el 9,65 % de la población española se encuentra entre los 15-24 años (2.458.486 hombres y 2.299.523 mujeres).

Así pues, es común preguntarse, en un mundo terminológico y académico tan amplio, las diferencias entre las distintas profesiones que se pueden ejercer y los títulos que estos periodos formativos conllevan: graduado en ESO, bachillerato, licenciatura, doctorado...etc. Desde luego, es muy común perderse.

Una de las confusiones más usuales en el imaginario colectivo es el hecho de tratar de forma indistinta los cargos de “médico” y “doctor”. Esto se debe, en parte, a que la traducción literal al inglés de una persona que ejerce en el ámbito de la medicina es, efectivamente, la palabra doctor.

Entonces, ¿por qué son dos palabras diferentes? ¿qué significa cada una de ellas? Aquí te presentamos las principales diferencias entre médico y doctor para zanjar esta discusión de forma sencilla y didáctica.

"Médico" y "doctor" no son sinónimos

Como hemos dicho anteriormente, el término médico y doctor se suelen usar de forma indistinta porque una de las palabras es una traducción literal de la otra en la lengua inglesa.

Pero nada más lejos de la realidad: la diferencia esencial se puede resumir en que un doctor es una persona que ha alcanzado el mayor grado académico posible, mientras que un médico es un individuo que ha superado con éxito el grado formativo de medicina. Un doctor puede haber cursado cualquier grado, un médico solo medicina.

Estamos hablando de agua y aceite, dos términos completamente diferentes pero a la vez complementarios, pues un médico puede ser doctor, pero no todos los doctores son médicos ni mucho menos. Nos explicamos en las siguientes líneas, pues a continuación te mostramos de la forma más amable posible las 3 diferencias entre médico y doctor.

Médico no doctor

1. Un doctor se refiere a un grado académico, un médico a una profesión

En primer lugar, acudir a los diccionarios siempre es una buena herramienta para dilucidar diferencias terminológicas entre palabras. Según la Real Academia Española (RAE), un doctor se define como “una persona que ha recibido el más alto grado académico universitario”. Este mismo organismo, por contraparte, resume el término médico en las siguientes líneas: “persona legalmente autorizada para ejercer la medicina”. Más allá de las definiciones “de libro”, ¿esto qué quiere decir?

Un grado académico es una distinción dada por un organismo de índole educativa, generalmente tras la terminación exitosa por parte del alumno de un programa de estudios concreto. Debido al proceso Bolonia (impulsado en el año 1999), se han hecho esfuerzos a nivel europeo para generar una convergencia en los términos y etapas estudiantiles, con el fin de que un titulado pueda moverse de forma indistinta por los distintos países de la UE con la misma integridad profesional. Esta iniciativa no ha venido exenta de críticas (por la falta de financiación para una integración común, por ejemplo), pero esto es harina de otro costal. En general, podemos resumir que existen los siguientes ciclos estudiantiles:

  • Estudios pregrado: educación primaria, ESO y bachillerato.
  • Grado universitario.
  • Estudios posgrado: máster y doctorado.

Toda esta explicación preliminar viene a contextualizar el hecho de que un doctorado es el nivel académico máximo que se contempla en el marco de la Unión Europea, independientemente de que el profesional se haya enfocado en el ámbito médico o no. Por otro lado, el médico es una persona que ha terminado el grado en medicina, así de simple.

2. No todos los doctores son médicos

En este punto es esencial recalcar que un doctorado, en España, es un proceso que requiere de 3 a 5 años de forma general, y que para poder ingresar en él se requiere haber cursado previamente un máster.

Es un error general el pensar que todos los doctorados están enfocados al ámbito de la medicina o la física, pero existen varios tipos. Por ejemplo, un doctorado en investigación es aquel que requiere de la defensa de una tesis basada en una investigación original por parte del estudiante para ser superado.

Así pues, el término de “investigación original” no se aplica solo a un profesional dedicado a la medicina que quiera descubrir el papel de una hormona sobre el cáncer de útero, pues tanto un biólogo estudiando los niveles de humedad necesarios para mantener las crías de un sapo como un sociólogo investigando los efectos de las redes sociales sobre un grupo poblacional son, efectivamente, investigaciones originales. El descubrimiento va más allá de clasificaciones de números y letras, algo que no debemos olvidar.

Por otra parte, existen doctorados enfocados a la especialización profesional del individuo más allá de una investigación original (doctorado profesional). Por ejemplo, una persona graduada en medicina puede especializarse en enfermedades del esqueleto y musculatura para adquirir el título de Doctor de Medicina Osteopática (D.O), afirmación que se expande a muchas más disciplinas: pediatría, medicina dental, cirugía dental, farmacia… ya os imaginareis que la lista es muy extensa.

Además de esto y para enredar aún más las cosas, no todos los doctorados profesionales van enfocados a una especialización en el terreno médico, pues un especialista en leyes o psicología también puede decidir cultivarse en una materia concreta para obtener este nivel académico superior.

Es reseñable destacar que, según estudios, el 57 % de los doctores se quedan trabajando en el medio universitario, mientras que solo el 4 % son derivados a la administración pública. Aunque pequemos de reduccionistas, podemos decir que estos datos evidencian que la figura del doctor está mucho más asociada con el ámbito docente que la de un médico.

¿Qué sacamos en claro de estas líneas? En resumen, un doctor puede ser un especialista en medicina, un biólogo, un sociólogo o cualquier profesión que se preste al planteamiento y ejecución de una investigación original. Por otra parte, un médico puede alcanzar el nivel de doctor mediante un doctorado de especialización profesional, pero de nuevo, este nivel no se encuentra únicamente circunscrito a profesionales sanitarios.

Doctor físico
Michio Kaku, uno de los doctores en Física Teórica más reputados.

3. Cuestión de cifras

Ya hemos venido dando pistas a lo largo de los párrafos previos, pero como podréis imaginar, un título de doctorado siempre requiere de más tiempo que un grado de medicina.

Sea cual sea la carrera universitaria, el número de años estándar para obtener el grado es de cuatro cursos. Más tarde toca hacer un máster, que suele durar de uno a dos años. Por último tenemos el doctorado en sí mismo, un proceso que abarca de tres a cinco años, dependiendo de si el alumno opta por una modalidad a tiempo completo o partida. Esto suma un total de ocho años formativos mínimo.

Por otro lado, la carrera de medicina es el gran mastodonte de los bloques formativos, pues tiene una duración media de seis años por sí sola para obtener el título de graduado, es decir, de médico. A pesar de que presente una duración más larga que el resto de carreras, de forma únicamente numérica podemos afirmar que se tarda más tiempo en ser doctor que médico. Por otra parte, si un médico quiere ser también doctor ya puede prepararse, pues su ciclo formativo se puede extender fácilmente a los 10 años o más.

Por ello, en un ámbito meramente académico y con el fin de evitar tensiones, una persona que ha superado el grado de medicina no debe de referirse a sí misma como “doctor/a”, pues de forma involuntaria se está atribuyendo una trayectoria estudiantil más larga de la cursada. Un graduado en Medicina no es doctor. Si quiere serlo, tiene que hacer un doctorado.

Resumen

Como hemos podido ver, las principales diferencias entre médico y doctor se pueden resumir en la siguiente frase: un doctor es una persona que ha alcanzado el nivel máximo de reconocimiento académico, mientras que un médico es una persona que ha superado con éxito el grado de medicina. Ni todos los médicos son doctores ni todos los doctores son médicos.

Después de ver el árduo camino que supone un doctorado (más si el estudiante carece de una beca que se lo financie), no nos sorprende conocer que solo el 0,8 % de la población española entre 25 y 64 años tiene este título en sus manos. No por ello queremos devaluar a una persona que ha superado con éxito el grado de medicina, pues recordamos que la nota media de corte para entrar al grado es altísima (situada en 12 sobre 14 en España en general) y la función del médico en nuestra sociedad es esencial. En los dos casos, sin ninguna duda, estamos ante dos figuras que son prodigios estudiantiles.

Referencias bibliográficas

  • ¿Médicos o doctores? Elsevier.com. Recogido a 4 de octubre en https://www.elsevier.com/es-es/connect/estudiantes-de-ciencias-de-la-salud/medicos-o-doctores#:~:text=S%C3%B3lo%20tienes%20que%20pensar%20en,m%C3%A9dicos%20se%20los%20llama%3A%20m%C3%A9dicos.
  • Doctorados: diez años en la universidad para ser investigador por 1.100 euros al mes, eleconomista.es. Recogido a 4 de octubre en https://www.eleconomista.es/ecoaula/noticias/8923957/02/18/Doctorados-diez-anos-en-la-universidad-para-ser-investigador-por-1100-euros-al-mes.html#:~:text=El%20n%C3%BAmero%20de%20estudiantes%20en,m%C3%A1ster%20y%2055.628%20un%20doctorado.
  • Términos relacionados con la materia, Diccionario de la Real Academia Española (RAE).
Comparte:
¿Te ha gustado?
AZ Salud Logo
En AZ Salud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2020 AZ Salud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies