Los 15 tipos de contratos (y sus características)

Los empleos constituyen una parte importante para sobrevivir y contribuir a la sociedad. Veamos cuáles son los diferentes tipos de contratos laborales que existen y qué características legales tienen.
Tipos contratos

A lo largo del mundo, una de las mayores preocupaciones y tareas a realizar por los ciudadanos es el trabajo. Poseer un trabajo aporta nuestro granito de arena en la sociedad y, por otra parte, también es necesario para poder sobrevivir y ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida gracias a la remuneración.

Además, algo necesario es la recompensa tanto del esfuerzo como el tiempo invertido en la actividad laboral. Para ello, el empleado y el empleador, que puede ser una persona, una institución o empresa, acuerdan el tipo de recompensa así como las condiciones del empleo.

Este pacto viene reflejado en el denominado contrato laboral y sus características variarán en función del tipo del contrato, donde el tipo de remuneración, la temporalidad, así como el objetivo del contrato pueden ser distintos. De esta manera, existen diferentes tipos de contratos laborales y en este artículo hablaremos de 15 tipos distintos. Veamos cuáles son.

Nociones básicas sobre el contrato de trabajo

Como comentábamos, el contrato de trabajo consiste en un pacto entre el empleado y el empleador. En él, se detallan formalmente tanto los servicios como las tareas que el empleado ha de realizar además de determinar el tipo de pago que recibirá éste por sus servicios.

Este tipo de acuerdo normalmente queda reflejado en un documento que ha de ser firmado tanto por el empleado como por el empleador. En el documento, a parte de la descripción detallada de las funciones a realizar y del tipo de remuneración, se establecen las condiciones de trabajo con gran detalle con la finalidad de evitar ambigüedades y que no haya confusiones entre ambas partes.

Este documento no tiene por qué ser firmado una vez recibido, sino que puede y ha de haber un tiempo en el que la persona se cuestione si quiere el empleo o no, así como un tiempo de resolver dudas antes de consentir y firmar el contrato. En algunos casos, se recomienda pedir consejo o asesoramiento para entender con claridad el detalle de las condiciones. En definitiva, en los diferentes tipos de contratos de trabajo se determinan los derechos así como las obligaciones del empleado y el empleador, además del consentimiento por ambas partes de dicho acuerdo.

¿Qué clases de contratos de trabajo existen?

En función de los factores que hemos comentado, podemos diferenciar diversos tipos de contratos laborales. A continuación, hablaremos sobre los 15 tipos de contrato que podemos encontrar.

1. Contrato de sustitución ante la anticipación de la edad de jubilación

El objetivo de este contrato es reemplazar a aquellos empleados que vayan a anticipar su edad de jubilación. En la mayoría de los casos se contrata a personas desempleadas y la duración de este tipo de contrato suele ser de aproximadamente un año, aunque puede alargarse.

Contrato sustitución

2. Contrato a tiempo parcial

Este se da cuando las actividades a realizar por parte del empleado se llevan a cabo en una determinada cantidad de horas (al día, semana, mes o año) que no superan la jornada a tiempo completo.

3. Contrato de interinidad

En este caso, este acuerdo tiene el objetivo de reemplazar a un trabajador que tiene una reserva de su puesto de trabajo, pero que todavía no ha empezado a trabajar pues se encontrará en el proceso de selección promoción. Por lo tanto, es un contrato temporal que terminará con la incorporación del empleado sustituido.

4. Contrato de obra o servicio determinado

Este tipo de contrato se realiza en el caso de que se necesite hacer una obra o servicio en específico, cuya duración puede no ser clara y para terminar dicho contrato ha de darse un aviso de al menos 15 días.

5. Contrato de relevo

En este caso, la empresa presenta un empleado que ha de ser sustituido parcialmente pues su tipo de jubilación es parcial. Sin embargo, la el período de tiempo de trabajo tiene que ser mínimo igual a la reducción del tiempo de ausencia del empleado en proceso de jubilación (suele ser de entre un 25-85%).

6. Contrato de trabajo a domicilio

En esta variedad de contrato, el empleo a realizar se desarrolla en la casa del trabajador, o en un lugar seleccionado por este, a parte de la empresa. La remuneración ha de ser, mínimo, igual a la del empleado de la misma categoría profesional.

7. Contrato de trabajo de grupo

En este tipo de contrato se recoge a un conjunto de personas de manera global, de tal manera que la empresa no presenta derechos o deberes frente a los trabajadores de manera individual. En su lugar, la empresa ha de comunicarse con el representante de grupo que transmitirá las condiciones de trabajo y los objetivos a conseguir.

8. Contrato de trabajo a plazo indefinido

En este caso, el acuerdo de empleo no tiene un período de duración determinado, sino que es indefinido y tendrá lugar desde el inicio del contrato hasta la terminación del mismo, por el motivo que sea. Generalmente es el contrato que puede ser de por vida, sin limitación temporal en el desarrollo del oficio.

Contrato indefinido

9. Contrato de trabajo de aprendizaje

Este pacto laboral es un tipo de contrato especial, en el cual la empresa se compromete a enseñar a un aprendiz, durante un período de tiempo y unas condiciones de trabajo específicas, los conocimientos y destrezas de un puesto de trabajo en particular. La remuneración será determinada por la empresa.

10. Contrato de trabajo de práctica profesional

El contrato de trabajo de práctica profesional no tiene por qué ser remunerada, y normalmente consiste en el desempeño de una función como parte de un programa de prácticas educativo por parte de un alumno o egresado de un centro de educación, como la universidad o escuelas de enseñanzas profesionales.

11. Contrato de trabajo a trato

Este tipo de contrato viene remunerado en función de la productividad del empleado durante un período de tiempo concreto (diario, semanal o mensual).

12. Contrato de trabajo eventual

Es uno de los contratos más comunes actualmente. Este se utiliza en aquellos casos en los que el empleador posea una ayuda o remuneración temporal, originado por eventos imprevistos en los que se necesite un mayor número de trabajores.

13. Contrato de trabajo para la construcción

Este podría definirse como un tipo específico de contrato por obra, pues en la mayoría de las ocasiones los empleados son contratados con la finalidad de construir una determinada obra. La conclusión de esta dará fin al contrato.

14. Contrato de trabajo con residencia temporal

Este también es un tipo de contrato especial que tiene en cuenta el carácter migratorio del empleado. Generalmente se contrata a una persona migrante, por lo que previamente ha de solicitarse un visado temporal cuya duración vendrá determinado por la duración del contrato laboral.

Contrato residencia

15. Contrato para trabajadores desempleados en situación de exclusión social

Este es un tipo de contrato laboral que tiene la finalidad de incrementar la contratación de aquellas personas en situación de exclusión social y que se encuentran desempleados.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies