Las 3 diferencias entre Alquimia y Química (explicadas)

La química y la alquimia son dos disciplinas con algunos puntos comunes, pero también diferencias. La primera es una ciencia, pero la segunda fue una práctica protocientífica. Sin embargo, la alquimia fue clave para sentar las bases de la ciencia moderna.

Diferencias alquimia química

Las bases más primarias del campo de la química moderna ya comenzaron a establecerse desde la antigüedad. Lo cierto es que la ciencia que hoy conocemos como química no siempre ha existido como tal, pues hace siglos muchos conocimientos que hoy tenemos eran inexistentes. Por ello, a lo largo de la historia han aparecido algunas disciplinas que han servido como antecedente, siendo una de las más destacadas la alquimia.

La alquimia fue una práctica de carácter protocientífico que entremezclaba elementos de la física, la química y la medicina, pero también del misticismo, el arte y espiritualismo. Aunque esta no fue una disciplina científica como tal, a día de hoy se considera que ha podido prefigurar algunas bases de la ciencia moderna.

Los filósofos griegos fueron pioneros a la hora de preguntarse cuál es la naturaleza de la materia que nos rodea. Al ver que la materia experimentaba cambios y se transformaba, comenzaron a dudar de su naturaleza. Fue entonces cuando Aristóteles determinó que toda la materia se puede constituir a partir de unos elementos básicos, que él consideraba eran: tierra, agua, aire y fuego. Además, otros pensadores como Demócrito, también repararon en que la materia no podía subdividirse de forma indefinida, por lo que concluyeron que esta estaba compuesta por unas unidades básicas indivisibles, los átomos.

Los egipcios tampoco se quedaron atrás, pues realizaron importantes aportaciones al campo de la química aplicada. Esto fue posible gracias a sus complejos rituales de embalsamamiento, que les hicieron interesarse por el estudio de las sustancias con el fin de evitar la putrefacción de los cadáveres.

La práctica de la alquimia llegó a Europa a través de los árabes. Los alquimistas deseaban encontrar un elemento hipotético, al que llamaron piedra filosofal, que supuestamente les permitiría lograr la transmutación de los metales. Es decir, querían ser capaces de convertir metales de escaso valor, como el plomo, en otros altamente valiosos, como el oro. Además, existía una creencia fuertemente arraigada de que dicha piedra filosofal era un elixir capaz de curar cualquier enfermedad y otorgar la inmortalidad.

Aunque la alquimia no fue una ciencia en sentido estricto, no debemos despreciar su importancia en la historia, ya que algunas de sus aportaciones fueron de gran importancia para sentar las bases de la química actual. En este artículo vamos a repasar las definiciones de alquimia y química y vamos a analizar las diferencias clave entre ambas disciplinas.

¿Qué es la química?

La química es una ciencia que se dedica al estudio de la composición, estructura y propiedades de la materia. También analiza los cambios que esta experimenta cuando tienen lugar reacciones químicas y cómo se produce y transmite la energía.

La química es reconocida a día de hoy como una de las ciencias básicas, estando en estrecha vinculación con otros campos como la biología, la farmacia, la medicina o la ingeniería. La historia de la química tuvo su inicio en el siglo XVIII, cuando la alquimia experimenta una evolución y se comienzan a refutar muchas teorías antiguas hasta entonces asumidas como ciertas, produciéndose la llamada Revolución Química.

Esta ciencia constituye un campo muy amplio, por lo que existen diferentes ramas que se diferencian de acuerdo a la materia que se estudia y el método utilizado para ello. De esta forma, podemos encontrar las siguientes:

  • Química inorgánica: Es aquella que se centra en el estudio de la materia inorgánica.
  • Química orgánica: Es aquella que se centra en el estudio de la materia orgánica.
  • Bioquímica: Es la rama que estudia las sustancias en los organismos biológicos.
  • Química analítica: Es la rama que analiza muestras de materia para conocer en detalle su composición y estructura.
  • Neuroquímica: Es la rama de la química que estudia la química de nuestro cerebro.
Química

¿Qué es la alquimia?

La alquimia fue una creencia esotérica, centrada en descubrir cómo es posible la transmutación de la materia. Particularmente, los alquimistas buscaban con empeño la llamada piedra filosofal, que supuestamente les permitiría convertir los metales de escaso valor, como el plomo, en oro. De esta forma, asumían que dicha piedra filosofal podría actuar como una especie de catalizador en el proceso de transformación.

Hoy en día se conoce que, en teoría, no sería imposible convertir en oro el plomo, pues podría lograrse extrayendo 3 de los 82 protones que hay en un átomo de plomo, ya que un átomo de oro tiene 79 protones. Sin embargo, en la práctica esta transformación no es viable. Además, la piedra filosofal también se vinculó con la capacidad de curar enfermedades y ofrecer la vida eterna a los seres humanos. Aunque este supuesto elixir nunca se halló, en el camino los alquimistas lograron importantes avances farmacéuticos.

Actualmente, la alquimia es calificada como una protociencia e incluso como una disciplina de tipo filosófico. Esta reunía contenidos de muchas áreas diferentes, como la química, la física, el arte o el espiritualismo. A pesar de no constituir una disciplina verdaderamente científica, su valor reside en que sus prácticas jugaron un papel decisivo para el desarrollo de la química. La alquimia fue una práctica muy consolidada en algunas regiones como Mesopotamia, el Antiguo Egipto, la Antigua Grecia, el Imperio Romano, China e India.

Alquimia

¿En qué se diferencian la alquimia y la química?

Ahora que ya hemos definido qué son la química y la alquimia, vamos a repasar las diferencias entre ellas.

1. La química es una ciencia; la alquimia, no

Como venimos comentando, una diferencia central entre la química y la alquimia es que la primera es una disciplina científica, pero la segunda no. La alquimia ha empleado nociones de la química, la física o la astronomía, pero también ha estado muy vinculada a aspectos místicos y espirituales. La búsqueda de la piedra filosofal como remedio para todas las enfermedades y para lograr la inmortalidad es un ejemplo de ello.

No obstante, es un error que estos aspectos místicos puedan desprestigiar la parte más científica de la alquimia. Aunque muchas de sus asunciones eran más que discutibles, el desarrollo de esta práctica fue de gran importancia para el avance de la química y la medicina como ciencias. Esto se debe a que, con el fin último de lograr la transmutación metálica, los alquimistas trabajaban con infinidad de materiales, llegando a emplear herramientas que se siguen utilizando en la actualidad.

No podemos considerar que la alquimia sea una ciencia, pues la experimentación no respondía al método científico y era motivada por cuestiones espirituales más que investigadoras. Sin embargo, la alquimia supuso un primer acercamiento al estudio de la materia. De hecho, algunos grandes científicos, como Isaac Newton, llegaron a practicar la alquimia. Se ha llegado a pensar que su trabajo como alquimista pudo ser relevante para su posterior teoría de la gravedad.

El surgimiento de la química como ciencia separada de la alquimia tuvo lugar en el siglo XVIII, cuando se produce la revolución científica y lo espiritual o religioso se separa de la ciencia propiamente dicha. Con este movimiento, muchos alquimistas poco convencidos respecto a los aspectos místicos de su práctica pasaron a desempeñar un trabajo mucho más riguroso y científico.

Alquimia química

2. La alquimia ha sido base para la química

Ambas áreas han tenido sus momentos álgidos en diferentes puntos de la historia. La alquimia fue anterior a la química, motivo por el que es considerada tan importante en el desarrollo de la ciencia. La práctica de los alquimistas permitió, muchas veces de forma no intencional, descubrir numerosos hallazgos de los que luego se nutriría la ciencia. La revolución química estableció el cisma decisivo entre religión y ciencia y es entonces cuando comienza a forjarse esa disciplina que hoy llamamos química.

3. Objetivos

La alquimia y la química moderna tuvieron su razón de ser con objetivos bastante diferentes. El objetivo de la alquimia era lograr transmutar los metales de escaso valor en otros muy valiosos, como la plata o el oro. Además, como ya hemos comentado, también se perseguía dar con esa piedra filosofal para lograr la vida eterna en los humanos.

Por su parte, la química moderna se centra en el análisis de los procesos químicos, utilizando para ello el método científico. Es decir, que el punto de vista de la química no es místico ni espiritual, sino puramente cuantitativo. Por ello, hablar de química es hablar de actividades lógicas que tinen como fin descubrir una verdad objetiva.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies