Isaac Newton: biografía y principales aportes a la ciencia

Isaac Newton es una de las figuras científicas más importantes de la historia, pues describió las tres leyes de movimiento y la ley de la gravitación universal, postulaciones en las que se basa la física moderna.
Isaac Newton

Un hombre puede imaginar cosas que son falsas, pero solo puede entender cosas que son ciertas.

A día de hoy, somos más de 7.600 millones de personas en el mundo. Todos y cada uno de nosotros cumplimos un rol esencial en nuestro entorno: desde el trabajo más nimio hasta el descubrimiento más rimbombante, cada uno de los actos realizados son necesarios para que la sociedad se mantenga a flote, en todos sus estratos y localizaciones geográficas.

Como dato curioso inicial, destacamos que la Oficina de Referencia de la Población (PRB) estima que 108.000 millones de Homo sapiens anatómicamente modernos han pisado la Tierra en los últimos 50.000 años. Aunque todos y cada uno de ellos hayan sido necesarios para llegar al punto en el que nos encontramos hoy en día, es imposible negar que, a lo largo de la historia, han surgido verdaderas eminencias que han pavimentado los conocimientos propulsores de la sociedad moderna.

Si pensamos en el mundo de los descubrimientos en el ámbito de la física y la naturaleza, seguramente nos vengan a la mente figuras como Stephen Hawking, Albert Einstein, Erwin Schrödinger y otras figuras de la edad contemporánea. De todas formas, para que ellos pudieran corren a nivel de conocimiento, otros tuvieron que pavimentar antes el terreno. Quédate con nosotros, pues hoy te lo contamos todo sobre uno de los genios más relevantes de la historia: Isaac Newton.

Biografía de Isaac Newton (1643-1727)

Isaac Newton nació el 4 de enero de 1643, en Woolsthorpe Manor, Lincolnshire, Inglaterra. Como hijo de un granjero que había muerto tres meses antes de su concepción, Newton pasó la mayoría de su infancia con su abuela por parte materna, después de que su madre volviese a casarse. Desde los 12 hasta los 17 años de edad, el pequeño Isaac fue educado en el centro estudiantil The King's School, que impartía griego, latín y, seguramente, las bases matemáticas que ayudaron a este genio a dejar huella en sus años posteriores.

Curiosamente, su madre volvió a quedarse viuda e intentó que el joven Isaac dejase los estudios para dedicar su vida a la profesión de granjero, tal y como hacía su difunto padre. Henry Stokes, el máster del colegio, le imploró a la mujer que Newton continuara con su carrera estudiantil. Gracias a este pequeño pero vital acto, pudo enrolarse en el Trinity College (Cambridge), tras superar sus estudios como el estudiante más aventajado de la clase.

Cuando Newton llegó a Cambridge en el año 1661, el movimiento que a día de hoy conocemos como “revolución científica” ya estaba bastante avanzado. En esta época, los estudios en física, astronomía, biología y química transformaron las visiones medievales de lo que nos rodeaba en los primordios de lo que hoy conocemos como ciencia. Así pues, Newton pudo beber de los escritos de los mejores filósofos y pensadores de la historia para formarse: Aristóteles, Descartes, Galileo Galilei y Johannes Kepler, entre otros.

Cuando la gran peste de Londres (1665-1666, el último brote de peste bubónica) se apoderó de Cambridge, Newton volvió a su retirado hogar, donde comenzó a formular sus primeras teorías de cálculo, luces y colores. Cuando volvió a la universidad tras el pico epidemiológico, fue bautizado como minor fellow, para ser designado como Fellow of the Royal Society (FRS) al completo en el año 1672. Es aquí donde podemos empezar a diseccionar sus descubrimientos más importantes.

Isaac Newton biografía

Trabajos y contribuciones científicas

Explorar todas las aportaciones que hizo esta figura en sus años como miembro de la Royal Society es imposible, pues destacó en frentes muy dispares, desde la física hasta la teología, pasando por astronomía, matemáticas y otras disciplinas naturales. De todas formas, te enumeramos algunos de sus descubrimientos y postulaciones más importantes en las siguientes líneas.

1. Estudios sobre la luz

Entre 1670 y 1672, Newton trabajó intensamente en problemas relacionados con la luz y la óptica. Durante este periodo, estudió la refracción de la luz y demostró que el espectro multicolor producido por un prisma podría recomponerse en luz blanca mediante el uso de una lente y un segundo prisma. También demostró que la luz coloreada no cambia sus propiedades al separar un haz de color y reflejarlo en distintos objetos.

Este último descubrimiento puede resultar obvio para nosotros, pero viene a demostrar que el color de los objetos es resultado de la interacción con un haz de luz previamente coloreado, o lo que es lo mismo, que no “emiten” la coloración por sí solos. Esta postulación se conoce como “la teoría de Newton del color”.

Podemos citar muchos más aportes en este ámbito, como que Newton creó su propio telescopio, el Newtoniano, usando un espejo primario cóncavo y un espejo secundario de plano diagonal. Este tipo de dispositivo no sufre aberración cromática, es más barato de fabricar que otros y permite obtener una razón focal pequeña de forma fácil, lo cual le aporta al investigador un mayor campo de visión. Este tipo de artilugios siguen dejando su huella a día de hoy.

En 1704, este científico publicó Opticks: or, A Treatise of the Reflexions, Refractions, Inflexions and Colours of Light, donde postulaba su teoría corpuscular de la luz. En ella, destacó que la luz estaba compuesta por pequeños corpúsculos, así como la descripción de fenómenos como la refracción, la reflexión y la dispersión de la luz.

Isaac Newton luz

2. Philosophiæ Naturalis Principia Mathematica

Quizá, la obra por la que este pensador es más famoso. Este trabajo, compuesto por tres libros diferentes, fue publicado por primera vez el 5 de julio de 1687. En él, recoge sus conocimientos sobre mecánica y cálculo matemático, destacando sobre todas las demás postulaciones las tres leyes de Newton y la ley de la gravitación universal. Este conjunto de obras supusieron una verdadera revolución científica y, para muchos, se trata de el conjunto de escritos más importante de toda la historia.

Dividida en seis partes, Newton cubre en su obra magna desde definiciones de física básica y los axiomas famosos (las leyes de movimiento) hasta una miríada de lemas matemáticos y términos complejos. Te presentamos estas tres leyes que reciben su nombre de forma resumida, pues sin duda, son el mayor regalo que Newton pudo dejarle a la humanidad:

  • Primera ley de inercia: si sobre un cuerpo no actúa ningún otro, este permanecerá indefinidamente moviéndose en línea recta con velocidad constante. Esto incluye al estado de reposo, donde la velocidad total del cuerpo es 0.
  • Principio fundamental de la dinámica: para que un cuerpo altere su movimiento, es necesario que exista algo que provoque dicho cambio. Este motor físico son las fuerzas, resultado de la acción de unos cuerpos sobre otros (Fuerza= masa x aceleración).
  • Principio de acción-reacción: las fuerzas son resultado de la acción de unos cuerpos sobre otros. Si un elemento físico A ejerce una acción sobre otro B, este realiza sobre A otra acción igual y de sentido contrario.

Además de estos principios, básicos pero esenciales para establecer las bases de la física moderna, no podemos olvidarnos de la ley de la gravitación universal. En ella, Isaac Newton postula que la fuerza con que se atraen dos cuerpos tiene que ser proporcional al producto de sus masas, a su vez dividido por la distancia entre ellos al cuadrado.

De esta teoría, destaca la siguiente fórmula, muy famosa entre estudiantes y expertos en el ámbito de la física:

Fórmula Newton

Donde F es el módulo de fuerza ejercido por ambos cuerpos, G es la constante de gravitación universal, m1 y m2 las masas de los cuerpos y r la distancia entre ellos, al cuadrado. La ley de la gravitación universal nos permitió entender como especie, por primera vez, cómo era posible el movimiento del planeta Tierra alrededor del Sol, o de un satélite artificial relativamente cercano a la Tierra con respecto a esta. Sin duda, uno de los hitos más importantes de la historia moderna.

Resumen

Como puedes ver, destacar en unas pocas líneas las contribuciones de Newton es una tarea imposible, pues este genio brilla por su multidisciplinariedad y ansia de conocimiento continuo. Desde las matemáticas a la física, la mente de un solo hombre sentó las bases de muchísimos procesos físicos que hoy damos por sentados, así que Newton vivirá con todos nosotros hasta el final de la civilización humana.

Hay que hacer las reglas, no seguirlas.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies