Adicción a los videojuegos: causas, síntomas y tratamiento

La industria de los videojuegos mueve miles de millones de dólares al año. Las preocupaciones sobre sus efectos nocivos a largo plazo, especialmente en los más jóvenes, van en aumento.

adiccion-videojuegos

Las aficiones son sanas y necesarias. Pero, en algunos casos, se pueden convertir en una adicción, esto ocurre con frecuencia en el mundo de los videojuegos. Desde el campo de la salud mental se estudian los mecanismos que subyacen a este problema cada vez más usual. Los videojuegos incluyen aplicaciones para teléfonos móviles, calculadoras, juegos de consola, programas de computadora y máquinas recreativas. Algunos de estos juegos se pueden jugar en línea a través de las redes sociales.

La adicción a los videojuegos se refiere al uso compulsivo o no controlado de los mismos. Este comportamiento obsesivo puede causar problemas significativos e interferir en otras áreas de la vida cotidiana. Este es un problema creciente, sobre todo en niños, los padres se muestran cada vez más preocupados por poner límites al uso de los videojuegos. En este artículo explicamos en qué consiste la adicción a los videojuegos y tratamos de dilucidar cuando el uso de estos puede considerarse problemático.

¿Qué es la adicción a los videojuegos?

La adicción a los videojuegos se refiere al hábito crónico y compulsivo de jugar videojuegos. Este comportamiento perjudicial interfiere en muchos aspectos de la vida de una persona, impidiéndole funcionar de forma adaptativa. La adicción a los videojuegos y otros conceptos relacionados han sido objeto de estudio y debate entre expertos de diversos campos. Profesionales médicos, científicos y creadores de juegos parecen no estar de acuerdo en la problemática asociada al uso de videojuegos.

Los principales manuales diagnósticos recogen y definen este trastorno, cuyo criterio distintivo se manifiesta como la falta de autocontrol a la hora de jugar. Las personas que padecen este trastorno priorizan el juego por encima de las responsabilidades diarias y otros intereses, sin considerar las consecuencias negativas derivadas de su comportamiento.

Sin embargo, existe una controversia considerable con respecto al diagnóstico del trastorno del juego o juego en internet. Algunos expertos opinan que se trata de una condición médica separada que se puede considerar un trastorno independiente, mientras que otros consideran que es causado por la presencia de otros trastornos psiquiátricos subyacentes. Debido a la falta de definiciones estandarizadas en la investigación y la falta de acuerdo en la comunidad médica, ha sido difícil desarrollar recomendaciones basadas en la evidencia en cuanto al uso de videojuegos.

adiccion-videojuegos

Causas

Desde su auge de popularidad en los años 80, se han realizado numerosos estudios sobre el uso nocivo de los videojuegos y sus conceptos relacionados. Sin embargo, hoy por hoy, los mecanismos siguen sin comprenderse del todo debido a una falta de definición estándar entre las distintas investigaciones. La adicción a los videojuegos responde a distintos factores causales; sin embargo desde la investigación se han trazado dos líneas de estudio principales. La primera línea de investigación tiene que ver con el propio diseño de los videojuegos: los videojuegos están diseñados para ser adictivos; la segunda línea trata de relacionar los mecanismos de la adicción con los videojuegos.

La industria del videojuego es un negocio multimillonario. Para obtener beneficios, los diseñadores de videojuegos necesitan atraer a más personas para que jueguen sus juegos. En consecuencia, siempre buscan nuevas formas de hacerlo. Esto lo consiguen desarrollando un juego donde la experiencia es desafiante pero no frustrante. Es decir, el jugador tiene la sensación de enfrentarse a un reto, pero este es alcanzable. En este sentido, las adicciones a los videojuegos son similares a otros trastornos reconocidos: los jugadores a menudo sienten que el éxito está a su alcance y siempre vuelven a por más.
El 25% de los ingresos mundiales por juegos proviene de jugadores de juegos de rol multijugador masivos en línea o MMORPG. Estos juegos se juegan en un universo que es a la vez social y competitivo, con interacciones en tiempo real. Las investigaciones muestran que los MMORPG son significativamente más adictivos que otros juegos.

La investigación ha demostrado que jugar videojuegos puede alterar las secciones del cerebro relacionadas con la recompensa, el control de los impulsos y la coordinación motora. Los videojuegos afectan el volumen estriatal ventral, posiblemente como resultado de cambios en las recompensas. También se ha observado que los adictos a los videojuegos presentan un control inhibitorio deteriorado.

Jugar a videojuegos libera dopamina en el cerebro en las mismas cantidades que en otras adicciones, como las drogas y el juego. Un estudio demostró que la presentación de imágenes de videojuegos activa las mismas áreas del cerebro que las de los drogadictos a los que se les presentan imágenes de su droga preferida. Además, existe evidencia de que la adicción a los videojuegos puede depender de mecanismos neuronales similares a los observados en individuos adictos a las drogas.

Sin embargo, es importante señalar que la investigación sobre este tema aún se considera prematura. Todavía no se ha concluido que las adicciones a los videojuegos o Internet afecten el sistema de recompensa dopaminérgico de una manera equivalente a la adicción a sustancias. Actualmente, no está claro si la adicción a los videojuegos debe considerarse un diagnóstico por sí solo. Un metanálisis de la investigación sugirió que la adicción a los videojuegos proviene de otros problemas de salud mental en lugar de causarlos.

Síntomas

Según la investigación, entre el 1% y el 16% de los jugadores habituales de videojuegos son adictos. Sin embargo, los distintos criterios oficiales dificultan determinar si el diagnóstico se considera de adicción ligera, media o alta. Es importante considerar la función que cumple el juego en una persona al determinar si tiene o no una adicción a los videojuegos. Hacer esto permite comprender si su hábito de juego es simplemente algo que disfrutan. Es decir, no pasa nada si no juegan todos los días o no dejan de hacer otras cosas y atender a sus obligaciones por jugar a videojuegos.

Tal y como hemos visto, la adicción a los videojuegos no solo está determinada por la cantidad de tiempo que se pasa jugando; también está condicionada por el papel que juega el juego en la vida de alguien. Simplemente, jugar juegos todos los días como pasatiempo no es un criterio de adicción. Comúnmente, el uso nocivo de videojuegos interfiere con las horas de sueño, el rendimiento académico y la salud física.

Varios manuales diagnósticos incluyen una sección que recoge los síntomas de los problemas con los videojuegos. Los criterios propuestos para diagnosticar un uso nocivo de videojuegos exigen que se presenten cinco o más de estos en el periodo de un año. Estos signos pueden ser emocionales o físicos y se aplican tanto a adultos como a niños.

Entre los síntomas emocionales de la adicción a los videojuegos se incluyen:

  • Muestras de irritabilidad cuando no se puede jugar
  • Pensamientos negativos y preocupación excesiva por la última sesión de juego o la siguiente.
  • Mentir sobre el tiempo que se dedica realmente a jugar
  • Aislamiento social

Entre los síntomas físicos de la adicción a los videojuegos se incluyen:

  • Cansancio excesivo
  • Malos hábitos de sueño
  • Dolores de cabeza y migrañas por pasar una cantidad de tiempo excesiva delante de la pantalla.
  • Síndrome del túnel carpiano derivado del uso del ratón.
  • Falta de higiene personal y otros hábitos.

La adicción a los videojuegos presenta muchos de los mismos síntomas que cualquier otro trastorno compulsivo. Estos incluyen efectos secundarios nocivos para la salud debido a descuidar el sueño o la nutrición. Con el tiempo, esto puede provocar pérdida o aumento de peso causado por una dieta inadecuada, así como otros problemas de salud relacionados con el sueño. Pasar mucho tiempo jugando videojuegos también puede tener consecuencias en la vida social. Los adictos a los videojuegos a largo plazo pueden incluso perder la amistad de las personas que se preocupan por ellos.

que-es-adiccion-videojuegos

Tratamiento

Actualmente, no existe un plan de tratamiento claro y específico para la adicción a los videojuegos. Sin embargo, es probable que los tratamientos para otras adicciones como la ludopatía funcionen. Estos incluyen frecuentemente grupos de autoayuda, medicamentos y tratamientos terapéuticos. Normalmente, la combinación de varios tratamientos diferentes puede ser beneficiosa, estos incluyen:

  • Psicoeducación: esto significa discutir los efectos que tiene el juego en su estado mental e implica ajustar un plan de tratamiento de la adicción a las necesidades específicas del paciente. También se aprende habilidades de afrontamiento y resolución de problemas.

  • Tratamiento interpersonal: al explorar sus emociones y mejorar su inteligencia emocional, las personas utilizan el tratamiento intrapersonal para desarrollar su autoestima y explorar quiénes son. El individuo que completa este tratamiento aprende habilidades de comunicación y asertividad a través de la interacción con los demás.

  • Tratamiento e intervención familiar: educar a una persona sobre los efectos del juego en la salud mental a través de la intervención familiar puede ser útil cuando el trastorno del juego daña las relaciones.

  • Modificación de estilo de vida: para evitar el juego excesivo, las personas deben buscar nuevos pasatiempos que puedan disfrutar en lugar de jugar. Esto incluye desarrollar un nuevo estilo de vida, establecer metas y explorar sus habilidades.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies