Metionina (aminoácido): qué es, qué funciones realiza y cómo obtenerla

Los beneficios y efectos secundarios de este aminoácido esencial.
Alimentos ricos en metionina

Los aminoácidos representan una de las bases del metabolismo y la estructura biológica. Gracias a ellos se pueden formar las complejas proteínas, que no son más que cadenas de mayor o menor complejidad, hechas a partir de secuencias de aminoácidos descritas en el material genético de los organismos.

La metionina representa uno de los aminoácidos esenciales para los humanos, el cual somos incapaces de sintetizar y debemos obtener a través de la dieta. Tiene funciones importantes a la hora de formar proteínas a partir de ácidos nucléicos, pero también tiene importantes efectos propios sobre el organismo, por ejemplo al ser un factor clave en la formación de moléculas con azufre o en un factor importante en la metilación del ADN, de la cual depende la epigenética.

En este artículo revisaremos la estructura, funciones, efectos positivos y negativos, además de los alimentos que contienen este aminoácido esencial.

Papel biológico de la metionina

La metionina es un aminoácido esencial que es utilizado por nuestro organismo para la formación de proteínas. A diferencia de otros aminoácidos que pueden ser sintetizados en nuestro propio cuerpo, nuestro organismo es incapaz de generar metionina, así que la obtiene mediante la alimentación.

Las funciones de la metionina no se limitan a la formación de proteínas, si no que es también el precursor metabólico de varios compuestos, como por ejemplo de otros aminoácidos como la cisteína o la taurina, así como también moléculas que interactúan con el ADN, como la S-adenosil metionina, que tiene un importante papel en la metilación.

estructura de la metionina

Durante el proceso de formación de una proteína, se traduce el código genético de los ácidos nucléicos -concretamente el ARN- a una cadena de aminoácidos que conforman la proteína. La información del ARN se lee en grupos de 3 nucleótidos, denominados codones. Cada uno de estos codones indica el aminoácido correcto que debe incluirse de forma secuencial dentro de la cadena peptídica.

La metionina es un aminoácido especial, ya que se encuentra codificado en el codón AUG. Este codón indica no solo la colocación de una metionina en la cadena polipeptídica, si no que también es el codón que indica el inicio de la traducción. Es decir, si el ribosoma no detecta el codón AUG, la proteína no se empezará a formar.

Esto no significa que todas las proteínas que generamos contienen metionina, ya que en ocasiones este aminoácido se descarta por modificaciones posteriores a la polimerización de la proteína.

Efectos de la metionina sobre el organismo

La metionina, como hemos mencionado, representa un precursor de varias sustancias orgánicas, entre las que se incluyen aminoácidos como la cisteína. Algunas de las moléculas que derivan de la metionina están relacionadas con ciertos efectos fisiológicos, tanto positivos como negativos.

Es importante mencionar que la mayoría de las observaciones acerca de los efectos la metionina se han realizado en modelos animales, como la mosca de la fruta -Drosophila melanogaster- o los ratones -Mus Musculus-, así que se requiere de un esfuerzo de investigación mayor respecto a los efectos de este aminoácido en humanos.

Algunos de los efectos conocidos de la metionina sobre el organismo son:

1. Metilación del ADN

La metionina es el precursor de la S-adenosil metionina (SAM), moléculas relacionadas con la metilación del material genético. Las metilaciones del ADN ocurren cuando la molécula de ADN se “adorna” con grupos metilo, lo cual tiene efectos sobre la expresión genética. Es decir, es una forma de control epigenético del ADN.

Se ha observado que un exceso de metionina en la dieta puede derivar en un exceso de metilación, lo cual está relacionado con procesos cancerígenos y de envejecimiento.

2. Antioxidante

Otra de las moléculas que derivan de la metionina es el glutatión. Esta es una molécula con funciones principalmente antioxidantes, es decir, que nos protege del daño oxidativo que pueden provocar moléculas como los radicales libres u otras especies reactivas de oxígeno.

Además, el glutatión tiene funciones importantes regulando neurotransmisores como el glutamato o facilitando la excreción de xenobióticos, es decir, moléculas sintéticas que no pertenecen al cuerpo en el que se encuentran, pudiendo causar daños o disrupciones metabólicas.

3. Efectos sobre la salud cardiovascular y el envejecimiento

Otro de los productos derivados del metabolismo de la metionina es la homocisteína. Los niveles elevados de homocisteína están relacionados con la mala salud del sistema cardiovascular, por ejemplo aumentando el riesgo de padecer arteriosclerosis.

El estrés oxidativo de la homocisteína provoca daños en todo el organismo y se relaciona también con una aceleración de los síntomas del envejecimiento. Un exceso de metionina en la dieta se relaciona con daños hepáticos y afecciones cardiovasculares, siendo muy probable que se deba al incremento de homocisteína que se da frente a niveles demasiado altos de metionina en el cuerpo.

De hecho, esta relación se ha probado también en el sentido contrario. Una restricción dietética de la metionina reduce el daño oxidativo a nivel hepático, cardíaco y mitocondrial, resultando en una mayor esperanza de vida para los animales que siguen estas dietas.

4. Protección frente a intoxicación hepática

Uno de los usos principales de la metionina a nivel médico es para evitar los daños hepáticos que causa una sobredosis de acetaminofén, comúnmente conocido como Paracetamol. El Paracetamol, en especial si se acompaña de un consumo elevado de alcohol, tiene una alta hepatotoxicidad.

Por suerte, la metionina es útil para que los daños derivados de la sobredosis de acetaminofén se reduzcan, ya que ayuda a degradar esta molécula y a excretarla de forma segura, siempre que se tome en las 10 horas posteriores a la intoxicación. El mecanismo por el cual esto ocurre todavía no está del todo clarificado.

5. Fuente de azufre

A nivel biológico, la metionina representa una de las mayores fuentes de azufre de las que disponen los animales. Una cantidad suficiente de metionina ayuda a mejorar la salud del pelo y las uñas, bajar el colesterol mediante la producción de lecitina hepática, además de reducir la grasa que se produce en el hígado y proteger los riñones.

Metionina- Huevos

¿Qué alimentos contienen metionina?

La metionina, como hemos podido observar, es capaz de producir efectos secundarios graves para la salud si esta se consume en altas cantidades. Aun así, es un aminoácido esencial para la vida, que debe consumirse en cierta cantidad para evitar causar aún más graves problemas para el organismo.

La dosis diaria recomendada de metionina es de unos 20-30 mg/kg al día, lo que se traduce en aproximadamente unos 1,5 - 2 gramos en una persona de unos 70 kilos de peso. Las personas mayores o con deficiencias en vitamina B6 y B12 pueden necesitar incrementar su consumo de metionina diario, lo cual es relativamente simple debido a la abundancia de este aminoácido en alimentos comunes.

Si bien los efectos nocivos de la metionina son varios, debemos recordar que estos se han observado principalmente en modelos animales. En humanos, las dosis necesarias para que estos efectos ocurran son unas cinco veces superiores a la cantidad de metionina recomendada diariamente por los expertos.

Algunos de los alimentos más ricos en metionina son aquellos de origen animal, como la carne, la leche o los huevos -estos últimos presentan 3 gramos de metionina por cada 100gr-, pero también se encuentra en abundancia en productos vegetales como el sésamo o la soja.

Referencias bibliográficas

  • Nimni, M. E., Han, B., & Cordoba, F. (2007). Are we getting enough sulfur in our diet?. Nutrition & metabolism, 4, 24. doi:10.1186/1743-7075-4-24
  • Gomez, J., Caro, P., Sanchez, I., Naudi, A., Jove, M., & Portero-Otin, M. et al. (2009). Effect of methionine dietary supplementation on mitochondrial oxygen radical generation and oxidative DNA damage in rat liver and heart. Journal Of Bioenergetics And Biomembranes, 41(3), 309-321. doi:10.1007/s10863-009-9229-3.
  • Brosnan, J., & Brosnan, M. (2006). The Sulfur-Containing Amino Acids: An Overview. The Journal Of Nutrition, 136(6), 1636S-1640S. doi:10.1093/jn/136.6.1636s.
Carmen Otegui

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de AZSalud.com.