Las 80 mejores frases de Salvador Dalí

Uno de los genios excéntricos más reconocidos del mundo del arte nos deja sus mejores pensamientos.
Frases Dalí

Dicen que el que arriesga gana y Salvador Dalí puede que sea uno de los mejores ejemplos de esa afirmación. Conocido por ser un irreverente genio del arte surrealista, trajo con sus pinturas e ideas toda una revolución que quedó impregnada en la historia. Siendo quizás la mayor de ellas, su forma de ver los sueños como una gran fuente de inspiración que no debía dejarse en la mente, sino que necesitaba ser expresada.

Un hombre que no temía manifestar sus pensamientos y que abrazaba sus defectos como una parte de su perfección personal y que rompió con los estereotipos moralistas de su época, a través de su propia voz artística. Nos deja un legado de inspiración, donde hay que buscar en lo profundo de nosotros ese elemento que puede traer caos y belleza.

Frases, reflexiones y pensamientos del gran de Salvador Dalí

Por ello en este artículo hacemos un homenaje a Salvador Dalí con sus mejores frases sobre el arte, la vida, el amor y los sueños en general.

1. La mayor desgracia de la juventud actual es ya no pertenecer a ella.

Dalí se lamenta de no sentirse parte de ninguna juventud moderna.

2. La única diferencia entre un loco y yo, es que el loco cree que no lo está, mientras yo sé que lo estoy.

El pintor aceptaba que sus pinturas causaban irreverencia porque estaban inspiradas en sus más extrañas fantasías.

3. Estoy haciendo cosas que me inspiran con una profunda emoción y estoy tratando de pintar con honestidad.

Es una visión muy hermosa sobre cómo deberíamos hacer las cosas que amamos.

4. El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos.

Las personas responden ante los actos que les causan intriga y curiosidad.

5. Todo me altera, pero nada me cambia.

Acepta las cosas que pasan, pero no te dejes arrastrar por ellas.

6. Cada día soy más anti daliniano. A medida que me admiro más, me encuentro con que soy una real catástrofe.

Dalí podía ver tanto sus fortalezas como sus debilidades.

7. El verdadero pintor es aquel que es capaz de pintar escenas extraordinarias en medio de un desierto vacío.

Los artistas son capaces de observar la belleza, incluso donde parece no haber ni rastro de ella.

8. Si muero, no moriré del todo.

Estaba muy consciente de que sus trabajos influenciaron no solo a sus contemporáneos, sino a las generaciones que siguieron después.

9. Llega un momento en la vida de toda persona en el que se da cuenta de que me adora.

Dalí sabía el impacto que podía causar en los demás.

10. No te empeñes en ser moderno. Por desgracia, hagas lo que hagas, es la única cosa que no podrás evitar ser.

Todos estamos influenciados por las modas o las tendencias del día a día.

11. Cada mañana cuando me despierto, experimento nuevamente un placer supremo: el de ser Salvador Dalí.

Si algo debe enseñarte Dalí es a amarte a ti mismo sobre todas las cosas.

12. Si yo fuera menos inteligente, indiscutiblemente pintaría mucho mejor.

La razón no siempre está estrechamente ligada a las creaciones artísticas.

13. El genio tiene que pasar por encima de la locura y la locura por encima del genio.

La locura, al parecer, era una gran fuente de inspiración para muchos artistas.

14. Lo importante es que hablen de ti, aunque sea bien.

Cuando los demás hablan de ti, es que algo bueno estás haciendo.

15. Creo que la libertad más dulce para un hombre en la tierra consiste en ser capaz de vivir, si le gusta, sin tener la necesidad de trabajar.

El trabajo ideal es aquel que no se siente como un trabajo en lo absoluto.

16. ¡No podéis expulsarme porque yo soy el Surrealismo!

Quizás no sería su inventor, pero es quien le dio vida y popularidad.

17. Un verdadero artista no es alguien inspirado, sino uno que inspira a otros.

Es muy importante que dejes tu propia huella, en lugar de ser una copia de alguien más.

18. Yo soy en todo lo contrario de las fábulas. Especialmente de la del lobo y el cordero. Cuando amenazo con un proyecto se me cree por absurdo que sea.

Sé firme ante tus actos y los demás no tendrán otra opción más que escucharte.

19. La diferencia entre los recuerdos falsos y los verdaderos es la misma que para las joyas: es siempre falso el que parece más real, el más brillante.

Una interesante analogía de lo que es la realidad para Dalí.

20. Una pintura es una fotografía hecha a mano.

Una interesante visión sobre las pinturas.

21. Muy poco de lo que podría suceder, sucede.

Por eso no hay que angustiarse pensando en lo que pasará, sino vivir lo que está pasando.

22. El payaso no soy yo, sino esa sociedad tan monstruosamente cínica e inconscientemente ingenua que interpreta un papel de seria para disfrazar su locura.

Dalí tenía un gran conflicto con el conservacionismo extremo de la sociedad.

23. Aquellos que lo quieren imitar todo, no producen nada.

Si quieres hacerte un nombre, no puedes usurpar el trabajo de otra persona.

24. Creo que la vida debe ser una fiesta continua.

La vida es para vivirla, no para enfocarse en los aspectos negativos.

25. La inteligencia sin ambición es un pájaro sin alas.

Si puedes hacer algo bien, entonces haz lo posible para hacer de ello tu medio de vida.

26. Muchas personas no cumplen los ochenta porque intentan durante demasiado tiempo quedarse en los cuarenta.

Parte de vivir la vida es aceptar cada etapa de esta sin sentir vergüenza de ello.

27. La vida es corta, pero no breve.

Tienes tiempo suficiente para hacer todo lo que deseas hacer.

28. Que no conozca el significado de mi arte, no significa que no lo tenga.

Todo tiene un significado, incluso si solo tú lo conoces.

29. La vida es demasiado corta para pasar desapercibida.

De nuevo, Dalí nos recuerda la importancia de vivir la vida sin miramientos.

30. Deme dos horas al día de actividad y seguiré las otras veintidós en sueños

Los sueños pueden ser una gran fuente de inspiración y ha llevado a muchos al éxito.

31. ¿Dónde está lo real? Toda apariencia es falaz, la superficie visible es engañosa. Miro mi mano. Son nervios, músculos, huesos. Profundicemos más: son las moléculas y los ácidos.

Para ti, ¿qué es lo real en este mundo?

32. La ley moral ha de tener un origen divino, ya que antes de las tablas de Moisés ya estaba contenida en las espirales genéticas.

La moralidad y la religión van de la mano.

33. Las guerras nunca han herido a nadie, salvo a las personas que mueren.

En las guerras, solo sufren en realidad las víctimas que deja a su paso, no quienes las inician.

34. El surrealismo es destructivo, pero destruye solo lo que considera que limita nuestra visión.

Algunas veces es necesario romper las ataduras, aunque sean cómodas, para ser realmente libres.

35. El mal gusto es creativo. Es el dominio de la biología sobre la inteligencia.

Para Dalí, lo espontáneo e instintivo tiene más peso que lo lógica.

36. La modestia no es mi especialidad. Dalí sólo es bueno porque el resto de pintores son muy malos.

Una irreverente manera de expresar su talento.

37. El deseo de sobrevivir y el miedo a la muerte son sentimientos artísticos.

Las grandes pasiones son el motor de la creatividad.

38. Declaro la independencia de la imaginación y el derecho del hombre a su propia locura.

Nadie puede controlar tu imaginación, solo tú.

39. Es el buen gusto y sólo el buen gusto, el que posee el poder de esterilizar y es siempre el primer obstáculo para cualquier funcionamiento creativo.

Las personas elitistas solo se enfocan en aquello que puede traer ganancias, en lugar de algo que promete talento.

40. El primer hombre en comparar las mejillas de una joven a una rosa fue obviamente un poeta, el primero en repetirlo fue posiblemente un idiota.

Una alusión a lo que él consideraba el significado de la imitación.

41. Dibujar es la honestidad del arte. No hay posibilidad de hacer trampa. Es bueno o malo.

Dibujar es una ciencia en sí misma.

Dibujo relojes

42. Dejen a mis enemigos devorarse unos a otros.

Es mejor elegir bien en cuál drama involucrarse y en cuáles no hacerlo.

43. Para mí, el amor debe ser feo, la apariencia debe ser divina y la muerte debe ser hermosa.

Ideas bastante peculiares de Dalí.

44. El tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan.

A pesar de todo, Dalí sabía cómo aprovechar cada segundo que tenía.

45. Uno podría pensar que a través del éxtasis entramos a un mundo lejos de la realidad y de los sueños. Los repugnantes se vuelven deseables, la afección en crueldad, lo feo en hermoso, etc.

Las fantasías psicotrópicas solo te alejan de lo que deberías estar viviendo.

46. Me interesa mucho más hablar, o estar en contacto con la gente que piensa lo contrario de lo que yo pienso, que de los que piensan lo mismo que pienso yo.

Cuando conversamos con alguien con ideas diferentes, podemos aprender muchas más cosas que no éramos conscientes de que ignorábamos.

47. Lo único de lo que el mundo no se cansará nunca es de la exageración.

Las cosas llamativas y diferentes siempre tienen cabida en la atención de las personas.

48. Cuando se es un genio no tenemos derecho a morirnos porque hacemos falta para el progreso de la humanidad.

Cuando lo que aportas es tan significativo, tienes el derecho de seguir creando cosas para la posteridad.

49. El termómetro del éxito es simplemente la envidia de los descontentos.

Sabes que estás ganando fama con cada crítica que recibes para hacerte derrumbar.

50. Escritura es sencillamente lo que digo, y eso llegará el día en que será aceptado.

La escritura es un medio para siempre decir la verdad.

51. Me rehúso categóricamente a considerar que el surrealismo es otro grupo artístico literario. Creo que fueron capaces de liberar al hombre de la tiranía del mundo ‘práctico y racional’.

Una opinión muy hermosa sobre su área de trabajo.

52. No hay nada más surrealista que la realidad.

La realidad a veces puede superar la ficción.

53. No tengas miedo de la perfección porque nunca la alcanzarás.

La perfección es solo un constructo que cada persona posee.

54. Hay algunos días en los que creo que voy a morir por una sobredosis de satisfacción.

Esta es la manera en que todos nos deberíamos sentir con nuestro trabajo.

55. La existencia de la realidad es la cosa más misteriosa, más sublime y más surrealista que se de.

La realidad es un misterio, porque cada quien tiene su propia realidad.

56. El placer de la carne sólo puede satisfacerse si se crea una dimensión particular, una especie de fenómeno estereoscópico, un holograma imaginario tan real como es la realidad.

El placer llega alejándonos de los límites que nos impone la sociedad.

57. Todos estamos hambrientos y sedientos de imágenes concretas.

Necesitamos algo real y que podamos ver, para saber que estamos en el lugar correcto.

58. No pinto un retrato para que se parezca al sujeto, sino más bien para que la persona crezca para parecerse a su retrato.

Dalí veía más la esencia de una persona que su apariencia superficial.

59. El verdadero pintor es aquel que es capaz de pintar pacientemente una pera rodeado de los tumultos de la historia.

Los pintores deben ser capaces de encontrar la estabilidad en medio del caos.

60. Lo menos que puede pedirse a una escultura es que no se mueva.

Las esculturas pueden contar más historias que cualquier otra cosa.

61. Tienes que crear confusión de forma sistemática, así se libera la creatividad. Todo lo que es contradictorio crea vida.

Lo innovador gana atención, ya que es un nuevo nacimiento al que se espera ver su crecimiento.

62. Saber cómo mirar es una forma de inventar.

Observar te permite descubrir cosas que nadie más ha hecho.

63. Yo no tomo drogas. Yo soy una droga.

Dalí cuestionaba los efectos de las drogas y solo sentía un gran rechazo hacia ellas.

64. El verdadero pintor debe ser capaz de tener, con las cosas más insólitas, las ideas más inusuales.

Los artistas deben crear maravillas con lo que surja de su imaginación.

65. El secreto de mi influencia siempre ha sido que se mantuvo en secreto.

A pesar de que querían callar la voz de este gran artista, solo lograban causar más intriga sobre quién era y lo que hacía.

66. No soy extraño. Sólo no soy normal.

¿Por qué hay que ser como los demás?

67. Mientras estamos dormidos en este mundo, estamos despiertos en el otro.

Si no encuentras inspiración en la realidad, entonces ve a tus sueños.

68. La razón de que algunos retratos no se vean fieles a la realidad es que algunas personas no hacen ningún esfuerzo para parecerse a sus imágenes.

Las personas prefieren su apariencia que lo que llevan dentro de sí mismos.

69. A la gente le encanta el misterio, por eso aman mis pinturas.

Todos queremos resolver aquello que nos intriga.

70. Siempre seremos tú y yo.

Para Gaia, su eterna amante con quien tuvo que luchar contra las críticas de quienes no aceptaban su relación.

71. La repulsión es el centinela que guarda la puerta a todo lo que más deseamos.

A veces, rechazar algo solo es la forma de ocultar cuánto lo deseamos.

72. Dios es solo otro artista. Como yo.

Una perspectiva sobre Dios.

73. Para siempre... sé tú.

Nunca cambies por alguien. Cambia para encontrar la esencia real de ti.

74. Soy capaz de proyectarme a mí mismo en mi pequeño cine interno. Me libero a través de una salida secreta de los intentos de asediar a mi propia alma.

La creatividad puede ayudar a liberar miles de demonios internos que solo nos acosan.

75. Comienza aprendiendo a dibujar y pintar como los viejos maestros. Después de eso, puedes hacer lo que quieras; todos te respetarán.

No se trata de evitar buscar inspiración en los demás, sino que una vez que lo hagas, busca tu propio camino.

76. La libertad de cualquier tipo es lo peor para la creatividad.

Para Dalí, la libertad deja de ser interesante y por ello se pierde la creatividad.

77. A la edad de seis años quería ser cocinero. A los siete quería ser Napoleón. Y mi ambición ha ido creciendo constantemente desde entonces.

Cada día podemos tener ambiciones diferentes.

78. No es necesario que el público sepa si estoy bromeando o si lo digo en serio, así como tampoco es necesario que yo lo sepa.

Para Dalí, su arte hablaba más fuerte que cualquier otra cosa.

79.Todo mi conocimiento, tanto de la ciencia como de la religión, lo incorporo a la tradición clásica de mi pintura.

La cotidianidad también puede ser una gran fuente de inspiración.

80. Soy el primero en sorprenderme, y a menudo, me aterran las imágenes que veo sobre mi lienzo.

En realidad, no sabemos lo que somos capaces de hacer hasta que lo hacemos.

Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con AZSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.