Las 100 mejores frases y reflexiones de El Principito

El célebre relato de Antoine de Saint-Exupéry nos deja valiosas enseñanzas sobre la vida. Una selección de las mejores frases extraídas de “El Principito”.
Frases El Principito

El Principito es la obra maestra de Antoine de Saint-Exupéry y la más conocida alrededor del mundo. No solo es una hermosa historia para entretener a los niños y adultos, sino que también nos deja valiosas enseñanzas para ponerlas en práctica en la vida.

Citas célebres y reflexivas del Principito

Como uno de los cuentos más icónicos para niños e incluso para adultos, traemos en este artículo las mejores frases y reflexiones del Principito sobre la vida.

1. Puede que haya millones de rosas en todo el mundo, pero tú eres mi única y exclusiva rosa.

Cada uno de nosotros somos únicos y especiales.

2. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.

El amor se paga única y exclusivamente con amor.

3. Cuando amamos, nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar.

Amar es dar amor.

4. Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria.

A veces nos dejamos deslumbrar por la apariencia, en lugar de enfocarnos en los sentimientos.

5. El rey por encima de todo quería que se respetase su autoridad. No toleraba la desobediencia. Era un monarca absoluto.

A veces queremos que se haga nuestra voluntad, porque tenemos una parte autoritaria.

6. Creo que para escapar se aprovechó de la migración de una bandada de pájaros silvestres.

Muy a menudo queremos escapar de nuestros problemas.

7. Todas las personas grandes han sido niños antes. Pero pocas lo recuerdan.

Siempre es importante recordar nuestra niñez para ser mejores adultos.

8. Al primer amor se le quiere más, al resto se le quiere mejor.

El primer amor nunca se olvida.

9. Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas…

Hay personas que no se aman porque no se aceptan tal y como son.

10. Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.

Todos tenemos un camino que recorrer.

11. Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.

Para llegar a una meta, hay que superar obstáculos.

12. Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio.

Reconocer nuestros errores y en donde hemos fallado resulta muy difícil de hacer.

13. Cuando uno está muy triste son agradables las puestas de sol.

Cuando estamos decaídos, lo que buscamos es algo que nos reconforte.

14. Eres el dueño de tu vida y tus emociones, nunca lo olvides. Para bien y para mal.

Nadie tiene responsabilidad en tu vida, solo tú mismo.

15. Viví mucho con personas mayores y las he conocido muy de cerca, pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas.

No siempre las personas mayores aprenden de sus errores.

16. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.

Hay que ver las cosas con los ojos del alma.

17. El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.

Compartir con los seres queridos no es pérdida de tiempo.

18. Querer es tomar posesión de algo, de alguien.

Querer a una persona no nos da derecho a querer que sea de nuestra propiedad.

19. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma.

Amar es un salto de fe.

20. Tener un amigo es un verdadero privilegio y si uno se olvida de ellos se corre el riesgo de volverse como las personas mayores que solo se interesan por las cifras y los números.

La amistad es un tesoro invaluable y necesario para nosotros.

21. Y resulta que el principito, después de haber caminado durante mucho tiempo a través de la arena, de las piedras y de la nieve, acabó descubriendo el camino. Y todos los caminos van a parar a los hombres.

En el camino nos encontramos como obstáculos ya sean grandes o pequeños, lo importante es siempre seguir adelante.

22. En el planeta del principito había, como en todos los planetas, hierbas buenas y hierbas malas y, por lo tanto, semillas de unas y otras.

En todas partes podemos encontrar la misma naturaleza.

23. Cuando el misterio es demasiado impresionante no es posible desobedecer.

Tenemos esa necesidad por descubrir cosas que desconocemos.

24. El principito, que me hacía muchas preguntas, jamás parecía oír las mías.

Hay personas que solo se concentran en sus necesiades.

25. Yo poseo las estrellas porque jamás nadie antes que yo soñó con poseerlas.

Persigue los sueños que nadie imagina jamás en cumplir.

26. Las espinas no sirven para nada; son pura maldad de las flores.

Hay quienes consideran que sus defectos son irreparables.

27. Si tú me domesticas, tendremos necesidad uno del otro.

Si nos acostumbramos a alguien, entonces será difícil separarnos.

28. ¡Bueno! Te admiro, pero ¿para qué te sirve?

Nunca hay que callar lo que sentimos por alguien.

29. Solo hay que pedir a cada uno lo que cada uno puede dar.

Cada persona da lo que realmente puede.

30. Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres ya no tienen amigos.

Vivimos en un mundo en donde no tenemos tiempo para las cosas sencillas que nos ofrece la vida.

31. Algunas veces abrirás tu ventana sólo por placer, y tus amigos quedarán asombrados de verte reír mirando al cielo.

Sé feliz, no importa cuál sea el motivo.

32. No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

Cada persona especial para nosotros, es única.

33. Únicamente los niños aplastan su nariz contra los vidrios.

Los niños pueden disfrutar de cosas pequeñas.

34. Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo.

Hasta en las situaciones difíciles encontramos algo bueno.

35. Te haces responsable para siempre de lo que has domesticado.

Cada acto tiene su consecunecia.

36. Es preciso que soporte dos o tres orugas si quiero conocer a las mariposas.

Hay que sortear diferentes pruebas para obtener los resultados que buscamos.

37. Si alguien ama a una flor de la que sólo existe un ejemplar entre millones y millones de estrellas, es suficiente para que sea feliz cuando mira a las estrellas.

Cuando queremos algo imposible, solo nos queda recordarlo con amor.

38. Es triste olvidar a un amigo. No todos han tenido uno.

Un amigo verdadero es irremplazable.

39. Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.

De adultos, se pierde la ilusión.

40. Para los sabios las estrellas son motivo de estudio y para mi hombre de negocios, eran oro.

Cada persona ve las situaciones de manera diferente.

41. Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó.

No porque tuvimos una mala experiencia debemos darnos por vencido.

42. Los hombres se meten en los rápidos, pero no saben dónde van ni lo que quieren. Entonces se agitan y dan vueltas.

En muchas oportunidades por ir tan rápido perdemos el camino.

43. A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo.

Muchos están más interesados en las posesiones materiales que en la esencia de las personas.

44. Las palabras son fuente de malentendidos.

Es muy frecuente decir cosas que realmente no queremos decir.

45. Necesité mucho tiempo para entender de dónde venía.

Es complicado saber de dónde vienen nuestros conflictos.

46. Pero las semillas son invisibles. Duermen en el secreto de la tierra hasta que a una de ellas se le ocurre despertarse.

Nuestros sueños van surgiendo poco a poco hasta convertirse en realidad.

47. Cuando encuentras un diamante que no es de nadie, es tuyo. Cuando encuentras una isla que no es de nadie, es tuya. Cuando eres el primero en tener una idea, la haces patentar: es tuya.

Hay cosas que solo nos pertenecen y no podemos compartirlas con nadie.

48. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no era capaz de alegrarme de ello.

Hay veces que el amor no dura para siempre.

49. Cuando se quiere ser ingenioso ocurre que se miente un poco.

Es normal que se tienda a exagerar para demostrar lo que podemos hacer.

50. Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran.

Cuando crecemos, perdemos la capacidad de saber lo que realmente queremos.

51. Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra... Las personas mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan que ocupan mucho sitio.

Hay ocasiones en que queremos abarcar mucho más de lo que podemos.

52. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres.

Cuando queremos a alguien, siempre estamos felices de reunirnos con esa persona.

53. Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.

No importa si es corto o largo, el tiempo compartido queda en nuestra memoria.

54. Nunca se les ocurre preguntar: ‘¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?’ Pero en cambio preguntan: ‘¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?’ Solamente con estos detalles creen conocerle.

El Principito nos demuestra que solemos fijarnos en los aspectos superficiales de las personas.

55. Esto que veo aquí no es más que una corteza. Lo verdaderamente importante es invisible.

Lo importante de una persona es su interior.

56. Efectivamente, en el planeta del principito había, como en todos los planetas, buena y malas hierbas.

En todas partes habrán personas buenas y malas.

57. No se debe nunca escuchar a las flores. Solo se las debe contemplar y oler.

Hay cosas que están hechas solo para apreciarlas y contemplarlas.

58. Las cosas más bellas del mundo no se pueden ver ni tocar, se sienten con el corazón.

Los sentimientos como el amor, la gratitud y el respeto son impalpables, pero son muy importantes en nuestras vidas.

59. Querer es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía.

Somos expertos en buscar en los demás aquello que nos falta.

60. Para mí no eres todavía más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas.

Los niños muchas veces no son tomados en cuenta.

61. Es verdaderamente útil porque es linda.

Nuestros talentos no tienen nada que ver con nuestra belleza.

62. Pero no quería que la viera llorar. Era una flor tan orgullosa…

Expresar nuestros sentimientos no tiene nada de malo.

63. Cuando mires al cielo, por la noche, como yo habitaré en una de ellas, como yo reiré en una de ellas, será para ti como si rieran todas las estrellas.

Los recuerdos tienen poder.

64. Nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números.

La lógica no siempre tiene razón, a veces hay que escuchar a nuestro corazón.

65. Siempre he amado el desierto. Puede uno sentarse sobre un trozo de arena. No se ve nada. No se oye nada. Y, sin embargo, algo resplandece en el silencio…

En las cosas más simples es donde se encuentra más placer.

66. Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Tendemos a tener ese sentimiento de posesión sobre alguien.

67. En cuanto a las fieras, no las temo: yo tengo mis garras.

No te dejes intimidar por los demás, lo importante es confiar en tus talentos.

68. Los baobabs comienzan por ser muy pequeñitos.

Los baobabs son una especie de árboles grandes y fuertes.

69. Conozco un planeta donde vive un señor muy colorado, que nunca ha olido una flor, ni ha mirado una estrella y que jamás ha querido a nadie.

Debemos vivir de manera que podamos involucrarnos con nuestros seres queridos.

70. ¿Los hombres?, El viento los lleva, pues no tienen raíces y no tenerlas les causa amargura.

Tener valores es lo más importante.

71. Y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse) te alegrarás de haberme conocido.

Cada persona está para enseñarnos algo especial.

72. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…

La correspondencia que más importa en una relación.

73. Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.

Amar es desear la felicidad de la otra persona, aunque recorra otro camino.

74. Ve y mira nuevamente a las rosas. Comprenderás que la tuya es única en el mundo.

Mira tu interior y te darás cuenta de que eres valeroso y único.

75. Si un cordero come arbustos, se comerá también las flores ¿no?

Para tomar los buenos momentos, también es necesario pasar por los malos.

76. Llevo una vida monótona. Cazo gallinas, los hombres me cazan a mí. Todas las gallinas se parecen, y todos los hombres se parecen.

Todos tienen su propia monotonía.

77. Para estar a gusto con uno mismo, no hay que ser tan serio.

Es necesario tomarse las cosas con humor.

78. La autoridad se apoya antes que nada en la razón.

Cada ciudadano es responsable de elegir a sus autoridades.

79. Nunca está nadie contento donde se encuentra.

Las personas suelen estar insatisfechas.

80. Que los volcanes estén extinguidos o se despierten es igual para nosotros. Lo interesante es la montaña del volcán y ésta nunca cambia.

No importa las circunstancias, la vida merece vivirla a plenitud.

81. Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.

La persona vanidosa piensa que todos los demás giran a su alrededor.

82. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta.

Así como es importante el arreglo personal, también lo es la limpieza de los espacios.

83. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, en darse por completo desde el corazón. Por eso, el amor nunca será causa de sufrimiento.

Si amas a alguien realmente y das lo mejor de ti, entonces no hay cabida para el dolor.

84. Si ordenas a tu pueblo que se tire al mar, el pueblo hará la revolución.

Si ejerce una gran influencia en los demás, ellos acabarán haciendo lo que le pidas.

85. Yo puedo juzgarme a mí mismo en cualquier parte y no tengo necesidad de vivir aquí.

Cuando nos juzgamos a nosotros mismos, aprendemos a valorarnos.

86. Él se enamoró de sus flores y no de sus raíces, y en otoño no supo qué hacer.

Cuando nos enamoramos solo de la parte exterior, en algún momento sufrimos desengaños.

87. Para algunos, los que viajan, las estrellas son sus guías.

Las estrellas pueden serlo todo para alguien.

88. Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar.

Querer y amar no es lo mismo.

89. Bebo para olvidar que soy un borracho.

Una total discordancia.

90. Uno se expone a llorar un poco, si se ha dejado domesticar…

Nunca permitas que otros te gobiernen.

91. Los hombres de tu planeta —dijo el principito— cultivan cinco mil rosas en un mismo jardín… sin embargo no encuentran lo que buscan.

Las posesiones nunca reemplazan una necesidad emocional.

92. Hace millones de años que las flores fabrican espinas.

La vida siempre nos ha dado buenos y malos momentos.

93. Nadie le creyó a causa de su manera de vestir. Las personas mayores son así.

Una referencia a la importancia exagerada que le damos a las apariencias.

94. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.

Según este libro, amar se trata solo de dar sin esperar nada de los demás.

95. ¿Y de qué te sirve poseer las estrellas? -Me sirve para ser rico. – ¿Y de qué te sirve ser rico? -Me sirve para comprar más estrellas.

La avaricia no es un buen camino.

96. Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digiere un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas mayores pudieran comprender. Siempre estas personas tienen necesidad de explicaciones.

No todos vemos las cosas bajo la misma óptica.

97. Por supuesto que te quiero. Es mi culpa que no lo hayas sabido todo el tiempo.

Es importante que demostremos siempre nuestros sentimientos.

98. Debí juzgarla por sus actos y no por sus palabras.

Los actos siempre demuestran más que las palabras.

99. Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta.

El amor se agranda con más amor.

100. Nada en el universo sigue siendo igual si en alguna parte, no se sabe dónde, un cordero que no conocemos ha comido, o no, a una rosa.

Hay situaciones que nos marcan para toda la vida.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies