Los 55 mejores Proverbios Hindúes (y su significado)

Los proverbios de las culturas pueden tener más sabiduría de lo que te imaginas.
Proverbios hindúes

¿Cuántos consejos sabios o frases profundas podemos encontrar en viejos proverbios?

Muchos, la verdad. Los proverbios no es solo una representación gramática y oral de grandes pensamientos de figuras importantes de la historia de una cultura, sino que es parte de la identidad misma de un lugar. Muchas personas siguen los proverbios como un mantra de vida, los utilizan como inspiración artística o como un faro de luz para encontrar de nuevo su camino.

Si quieres ver la hermosura detrás de los proverbios o te da curiosidad saber qué tans sabios son, entonces no te pierdas los siguientes proverbios Hindúes que te harán reflexionar sobre tu vida.

Grandes Proverbios Hindúes

Estos proverbios hindúes, además, te dejarán una gran enseñanza que no querrás perderte.

1. Cuando no hay odio dentro, no hay ningún enemigo fuera.

Los enemigos nacen cuando existe un resentimiento hacia una persona.

2. Los objetos externos son incapaces de dar plena felicidad al corazón del hombre.

No existe ninguna fortuna que sea capaz de comprar la felicidad, ya que la felicidad está en nuestro interior.

3. Antes de juzgar a una persona, camina tres lunas con sus zapatos.

Si no has vivido en carne propia lo que ha sufrido una persona, no tienes derecho de juzgarla.

4. La palabra debe ser vestida como una diosa y elevarse como un pájaro.

Nuestras palabras son lo más importante que tenemos, podemos hacer feliz a alguien como también lastimarlo.

5. Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.

Un libro es una puerta hacia el conocimiento de un mundo nuevo o la visita hacia la historia.

6. La más larga caminata comienza con un paso.

Si no comienzas a hacer algo, nunca podrás terminarlo.

7. Cuanto más adversas sean para ti las circunstancias que te rodeen, mejor se manifestará tu poder interior.

No observes los obstáculos como un impedimento hacia el éxito, sino como una prueba para evaluar tus capacidades.

8. El fuego abrasador destruye los árboles, pero deja intactas las raíces; Sin embargo, el agua mansa las socava y las arrastra.

No todas las personas son lo que parecen, a veces quienes parecen ser buenos, son almas maliciosas.

9. El puño cerrado cierra con llave las puertas del paraíso, pero la mano abierta es la llave de la misericordia.

Si te ofrecen ayuda, acéptala. Si se presenta una oportunidad, tómala.

10. Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.

Ten cuidado con tus opiniones, porque pueden volverse en tu contra.

11. El hacer alianza con un aliado poderoso y el crear conflicto entre enemigos potentes: estos son los medios que emplea el sabio para incrementar su propia fortuna y prosperidad.

Tener una estrategia que te beneficie por cualquier punto, puede asegurarte el éxito.

12. La vejez empieza cuando los recuerdos pesan más que las esperanzas.

Vejez no es sinónimo de pérdida, sino de una nueva etapa en la vida.

13. Si tiene remedio, ¿por qué te quejas? Si no tiene remedio, ¿por qué te quejas?

No te concentres en el problema, concéntrate en lo que puedes hacer para remediarlo.

14. No hay árbol que el viento no haya sacudido.

Todos, absolutamente todos pasamos por distintos problemas.

15. Un tigre no pierde el sueño por la opinión de la ovejas.

Vuélvete sordo ante las críticas de las personas que solo tienen malas palabras para ti.

16. Cuando naces, todos los de alrededor sonríen y tú lloras; Vive la vida de tal forma que al morir, todos los de alrededor lloren y tú sonrías.

Vive tu vida sin tener ningún arrepentimiento.

17. El que abandona lo cierto para correr tras lo dudoso, pierde lo uno y lo otro.

Nunca te dejes llevar por algo o alguien que no te ofrezca una certeza para tu vida. Terminarás desperdiciando tu valioso tiempo.

18. ¿Qué ve el ciego, aunque se le ponga una lámpara en la mano?

Una persona no aceptará la verdad, por más pruebas que le pongas enfrente.

19. El que no duda, nada sabe.

Saber no implica solo adquirir conocimientos infinitamente, sino cuestionar si esos conocimientos son ciertos o pueden evolucionar en algo más.

20. Incluso el néctar es venenoso si se toma en exceso.

Cuando abusamos de nuestros recursos, nos convertimos en personas déspotas.

21. No hay nada que detenga al hábil; no existen distancias para el fogoso; ni hay país extranjero para el erudito: el que es elocuente, no teme a nadie.

Si tienes dedicación y la motivación para lograr tus objetivos, nada te detendrá.

22. No es tu amigo quien te favorece una vez, ni tu enemigo quien te insultó en una ocasión. La única forma de reconocerlo es saber si su corazón es sincero o falso.

No todas las personas dicen lo que son, por ello es necesario cuestionarlas y tomarse el tiempo para conocerlas.

23. El corazón en paz ve una fiesta en todas las aldeas.

La tranquilidad en el interior, es sinónimo de felicidad y dicha.

24. La tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo de nuestros hijos.

Nadie es dueño de la tierra donde vivimos, porque es un patrimonio de la humanidad que está ahora, que estuvo antes y que estará en el futuro.

25. La seda la tejen los humildes gusanos; de las rocas se obtiene el oro… La flor de loto crece en el fango y en la cabeza de la serpiente se encuentran las esmeraldas.

De las cosas sencillas podemos tener grandes sorpresas, mientras que de las que promueven belleza, podemos encontrar decepciones.

26. Si vas deprisa alcanzas la desgracia; si vas despacio, es la desgracia que te alcanza a ti.

La vida no se trata de una carrera que ganar, pero tampoco de practicar la procrastinación.

27. Ciertas cosas llaman tu atención, pero persigue aquellas que llamen a tu corazón.

Siempre ve en búsqueda de aquello que te apasiona.

28. Sólo posees aquello que no puedes perder en un naufragio.

Para bien o para mal, solo te tienes a ti mismo.

29. El cuervo, el cobarde y el ciervo nunca abandonan a sus hijos, pero el elefante, el león y el noble se van en cuanto huelen la deshonra.

Cuando te equivocas, muchas personas te dejan, pero los verdaderos amigos son los que se quedan contigo para ayudarte a mejorar.

30. Los ríos hondos corren en silencio, los arroyos son ruidosos.

Las superficialidades llaman la atención, pero no tienen más que ofrecer.

31. Yo soñaba que la vida era alegría. Desperté y vi que la vida es servicio. Serví y vi que el servicio da alegría.

Cuando ayudas a alguien nutres tu alma.

32. Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te sientas obligado a llevársela.

El ayudar a alguien no te obliga a cargar con sus problemas.

33. El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

El dolor nos hace decaer, pero está en nosotros encontrar motivos para levantarnos y seguir adelante.

34. Difícil de conseguir y más aún de conservar. Problemático tanto al perderlo como al gastarlo. El dinero es en verdad un fajo de problemas, desde el principio hasta el final.

El dinero nos ayuda a conseguir parte de nuestra estabilidad, pero también se puede convertir en un gran motivo de preocupación constante.

35. Si deseas ser feliz, tienes que desear ver a otros felices también.

Para conseguir tu felicidad no necesitas pasar por encima de los demás.

36. La ignorancia es pasajera, el conocimiento perdura.

Cuando no sabes algo y aprendes sobre ello, ya jamás podrás volver al desconocimiento.

37. Sufrimos más con lo que imaginamos, que con lo que en realidad sucede.

Nuestra mente tiene la capacidad de hacernos sentir mal, sino controlamos el flujo de nuestros pensamientos.

38. Un miserable y una balanza tienen esto en común: una insignificancia los hace bajar, y una pequeñez los levanta de nuevo.

Equilibra tu vida de tal manera que no te dejes afectar por cada detalle que cambie en el mundo.

39. La vida es un desafío: afróntalo; y también es amor: compártelo; la vida es sueño: hazlo realidad.

El lado bueno de la vida sí existe, pero solo necesitas cambiar tu percepción hacia una más positiva.

40. El bien que hicimos en la víspera es el que nos trae la felicidad por la mañana.

Si haces el bien, tarde o temprano la vida te recompensará.

41. Aquel que reconoce la verdad del cuerpo puede entonces conocer la verdad del universo.

Para enfrentar el mundo, es necesario enfrentarse a uno mismo.

42. Nos pueden arrebatar todo, salvo nuestra libertad de elegir nuestra actitud frente a las circunstancias.

Solo tu tienes el poder de elegir tus decisiones y tomar el rumbo que quieres recorrer.

43. El insensato que reconoce su insensatez, es un sabio; pero un insensato que se cree un sabio, es en verdad un insensato.

Reconocer nuestros defectos no nos hace débiles, sino valientes que están dispuesto a mejorar.

44. Aunque uno carezca de toda riqueza, si está dotado de inteligencia, tendrá también amigos dignos de confianza y conseguirá así todo lo que se proponga

Las riquezas no son solamente económicas, sino aquellas cosas que nos llenan el alma, el corazón y la mente.

45.Dondequiera que confluyan el coraje y la sabiduría y desaparezca la pereza y donde haya un plan bien concebido, aparecerá sin duda la fortuna.

Si tienes el valor de hacer algo y trabajas duro por ello, el éxito te espera al final.

46. Es de hipócritas decir que amamos a la humanidad en su conjunto y odiar a quienes no adoptan nuestros puntos de vista.

Aceptar realmente a las personas es respetar sus opiniones y creencias personales, así no concuerden con las tuyas.

47. Una persona sabia no intenta lastimar a otros. Una persona sabia procura su bienestar, el de los demás y del mundo entero.

Las personas que cuidan de los demás a su alrededor, nunca estará sola.

48. El deseo es el recuerdo del placer, proyectado al futuro. El miedo es el recuerdo del dolor proyectado al futuro. Ambos son fruto de la memoria y no dejan descansar a la mente.

Tu mente es muy poderosa, puede motivarte o hundirte y eres solo tu quien tiene el poder de controlar hacia dónde se inclina.

49. También Dios está escondido en el océano de una gota de agua.

Cada pedazo del mundo, por más sencillo que sea está lleno de divinidad.

50. En el camino de la vida podrás transitar por el sendero de la sabiduría. Si de él sales convencido de no saber nada, es que has aprendido mucho.

Las personas sabias son humildes en aceptar que no lo saben todo.

51. El que antes de su muerte ha plantado un árbol, no ha vivido inútilmente.

Si quieres aprovechar tu vida, entonces deja algo para que el mundo te recuerde y aprecie.

52. Las almas nobles son como la madera del sándalo, perfuman hasta el hacha que las golpea.

Las personas de buenos sentimientos son siempre respetadas y logran vencer incluso a quienes se sienten poderosos humillándolos.

53. Las cosas más importantes de la vida no son cosas.

Lo material nos complace momentáneamente, pero las personas y la tranquilidad interior que cultivamos se quedan por siempre.

54. La verdadera visión es el conocimiento, no lo que el ojo ve.

No te dejes llevar por la primera impresión, investiga lo que hay detrás de ella para saber todo lo que ofrece.

55. El necio odia al hombre sabio, el pobre detesta al que es rico, el cobarde envidia al héroe, el miserable desprecia al que es generoso, y el hombre degradado no puede ni ver al virtuoso.

Algunos tachan de injusticia aquellas cosas que no son capaces de lograr por su inseguridad y envidian a quienes gozan de esas cosas.

Elvira nació en Madrid en 1994. Es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente está estudiando el Máster en Psicología General Sanitaria en la Universidad de Barcelona. Compagina sus estudios con ser colaboradora de AZSalud.com.