Síndrome de Tourette: causas, síntomas y tratamiento

El síndrome de Tourette constituye un trastorno neurológico caracterizado por la aparición de tics físicos y vocales involuntarios e incontrolables que la persona no puede reprimir de ninguna forma.

sindrome-tourette

Los tics son espasmos, movimientos o sonidos repentinos que se hacen de forma repetitiva. Seguramente hayas conocido alguna vez a personas que experimentan algún tipo de tic, aunque hay quienes no sólo manifiestan uno sino varios de ellos de manera sistemática. Estos casos pueden corresponder a un trastorno poco conocido pero muy llamativo: el síndrome de Tourette.

Este trastorno neurológico hace a las personas que lo sufren realizar sonidos y movimientos involuntarios e intermitentes sin razón aparente, aunque tienden a manifestarse con mayor intensidad en momentos de estrés. Sin duda, se trata de un síndrome severo que interfiere profundamente en la vida cotidiana de la persona. En este artículo vamos a hablar acerca de en qué consiste el síndrome de Tourette, sus causas, síntomas y opciones de tratamiento.

¿Qué es el Síndrome de Tourette?

El síndrome de Tourette se define como un trastorno neurológico caracterizado por la aparición de tics físicos y vocales involuntarios e incontrolables que la persona no puede reprimir de ninguna forma. Si bien esta condición no resulta peligrosa en sí misma ni repercute en la inteligencia o esperanza de vida, su interferencia en la calidad de vida del paciente es muy profunda y desgastante. La forma que cobran los tics depende de cada persona, aunque generalmente estos son leves y tienden a remitir con el paso del tiempo. Algunos ejemplos pueden ser parpadear de forma excesiva, hacer ciertas muecas faciales o decir ciertas palabras de manera repetitiva.

Se estima que el Síndrome de Tourette afecta alrededor del 1% de la población en edad escolar, siendo tres veces más común en niños que en niñas. Los síntomas suelen comenzar alrededor de los ocho y once años de edad con intensidad variable. En algunos pacientes la aparición de tics no es algo constante, sino que se concentra en etapas críticas que se alternan con otras donde estos apenas se manifiestan. En general, los tics tienen una duración muy breve y pueden clasificarse en dos categorías: simples o complejos.

  • Tics simples: Este tipo de tics consisten en movimientos breves, involuntarios e imprevistos que afectan a un grupo concreto de músculos. Por ejemplo, encogerse de hombros o parpadear demasiado.

  • Tics complejos: Este tipo de tics implican movimientos más complejos, por los que se ven afectados varios grupos de músculos. Estos movimientos son coordinados y cíclicos, como por ejemplo saltar o emitir palabras repetitivamente.

que-es-sindrome-tourette

Causas del Síndrome de Tourette

No se ha identificado con claridad la causa que provoca la aparición de este trastorno, aunque se ha hipotetizado su asociación con ciertos desequilibrios en sustancias químicas como la dopamina o la serotonina, implicadas en la comunicación interneuronal. Lo que sí se conoce con seguridad es que el síndrome de Tourette es una enfermedad hereditaria, de forma que las personas que lo padecen tienen un 50% de probabilidad de transmitir el síndrome a la descendencia.

Sin embargo, heredar la predisposición genética no siempre es sinónimo de desarrollar la enfermedad. En algunos casos, los genes implicados en el síndrome de Tourette no llegan a expresarse nunca o lo hacen de manera muy leve. Así, se ha observado que los hijos de personas con Tourette pueden mostrar tics casi imperceptibles o problemas de tipo obsesivo-compulsivo o de atención sin tics presentes. Esto lleva a pensar que la enfermedad puede manifestarse de formas muy diversas con una intensidad variable en cada caso.

causas-sindrome-tourette

Síntomas del Síndrome de Tourette

A continuación, vamos a comentar los principales tipos de síntomas asociados al Síndrome de Tourette.

  • Tics físicos: El principal síntoma de este síndrome es la aparición de tics fisicos incontrolables. Generalmente, estos alcanzan su máxima intensidad en la adolescencia, aunque en la etapa adulta tienden a remitir. No obstante, en la mayoría de casos estos nunca se eliminan del todo y siempre tienden a intensificarse en momentos de estrés o cansancio. Más allá de la interferencia que provocan y el dolor muscular que producen, los tics no constituyen en sí mismos un peligro para la persona con Tourette.

  • Tics vocales: Este tipo de tics implican la producción de ciertos sonidos de forma descontrolada, como toser, decir palabras en voz alta o silbar.

  • Sensaciones premonitorias: Las personas con Tourette suelen sentir cierta tensión en aquellas zonas afectadas por los tics poco antes de que estos aparezcan. Son señales que avisan de que los tics se van a producir, lo que genera bastante angustia en la persona.

  • Dificultad para controlar los tics: Aunque las personas con Tourette pueden llegar a controlar en cierta medida la aparición de sus tics, esto requiere un gran consumo de energía y resulta desgastante. De hecho, algunos pacientes pueden experimentar una especie de efecto rebote si tratan de reprimir sus tics durante demasiado tiempo.

sintomas-sindrome-tourette

Tratamiento del Síndrome de Tourette

Existen diversas opciones de tratamiento para el Síndrome de Tourette. Generalmente, se recomienda abordar este trastorno de forma multidisciplinar, con intervención no sólo a nivel médico, sino también psicológico. El enfoque integral es el único que permite abordar toda la complejidad del síndrome de Tourette, pues hasta la fecha no se ha encontrado una fórmula mágica que permita acabar con el trastorno.

Por el momento, los medicamentos que se han probado sólo permiten un alivio transitorio de los síntomas y suelen implicar numerosos efectos secundarios. Estos solo permiten reducir síntomas específicos de manera que se reduzca su frecuencia e intensidad en los períodos más críticos. La terapia psicológica es por ello un pilar importante, pues puede contribuir a dar información acerca del trastorno y cómo manejarlo para evitar daños psicológicos adicionales. Además, el profesional de la psicología podrá valorar si además del Tourette existen otros trastornos comórbidos que deban ser atendidos, como por ejemplo el Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC).

El apoyo psicológico también es clave para manejar los problemas sociales derivados del Tourette, pues este síndrome a menudo implica dificultades relacionales y problemas de exclusión y acoso escolar que empañan el disfrute de la vida y los vínculos interpersonales. En algunos pacientes, puede ser posible sustituir los tics por otros que interfieran menos en la vida cotidiana. Además, el uso de técnicas de relajación y biofeedback pueden ser de ayuda para reducir los niveles de estrés asociados a los tics.

Evitar daños psicológicos en las personas con este síndrome implica realizar un diagnóstico precoz que permita brindar el tratamiento más adecuado en cada caso de forma temprana. En los casos más graves, el apoyo psicológico puede combinarse con ciertos medicamentos para controlar los síntomas más molestos. Además del propio paciente, la familia y el entorno próximo deben tener una orientación para manejar aquellos problemas relacionados con el síndrome, por lo que los allegados muchas veces actúan como coterapeutas en el curso del tratamiento.

En este sentido, los grupos de apoyo pueden ser de gran ayuda para que los familiares puedan intercambiar experiencias y emociones similares en torno a este síndrome. El psicólogo también podrá ayudar a los padres mediante terapia familiar, contribuyendo a que el niño o adolescente con Tourette pueda ser tratado con la mayor normalidad posible. Este punto es particularmente importante, pues muchas veces las familias caen en la sobreprotección del hijo con Tourette, impidiendo que este pueda progresar en su desarrollo con normalidad, aprender a respetar límites y volverse independiente.

tratamiento-sindrome-tourette

Ejemplos de personas conocidas con Síndrome de Tourette

Seguramente pienses que el Síndrome de Tourette es un fenómeno aislado. Sin embargo, afecta a más personas de las que se cree y en los últimos años son muchas las personas famosas que han hablado con naturalidad acerca de su condición. Veamos dos ejemplos:

Zac Efron

El conocido actor que saltó a la fama con la película “High School Musical” sufre también este síndrome. Efron muestra tics de tipo motriz, por los que tiende a rascarse los brazos de forma compulsiva hasta el punto de provocarse heridas.

Billie Eilish

La conocida cantante habló abiertamente de este síndrome. Eilish afirmó sufrir únicamente tics de tipo físico, que además son de una intensidad baja y por ello poco perceptibles. La zona que más afectada se encuentra en su caso es el área de los ojos, que suelen moverse con mucha rapidez cuando se siente muy nerviosa.

billie-eilish-sindrome-tourette

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca del Síndrome de Tourette, un trastorno neurológico por el que una persona manifiesta tics incontrolables e involuntarios de tipo físico y/o verbal. Se trata de una condición poco conocida que, si bien no es peligrosa, puede interferir seriamente en la vida de quien la sufre. Los tics repetidos pueden producir dolor y tensión en los músculos implicados y, además, suelen ser motivo de acoso y exclusión social por parte de los demás.

Debido a la eficacia limitada de los fármacos, el abordaje psicológico es fundamental para tratar de sustituir los tics más problemáticos por otros más adaptativos. Además, el psicólogo también puede ayudar a la familia a conocer y manejar el síndrome de la mejor manera posible, evitando secuelas en el futuro. Aunque con el paso del tiempo los tics pueden reducirse, hasta la fecha no se conoce una cura para este síndrome, por lo que su correcto manejo es esencial para permitir que los pacientes disfruten de una buena calidad de vida.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies