15 formas de adelgazar (saludablemente y más allá del ejercicio)

Para adelgazar no hay que hacer sacrificios imposibles, sino incorporar buenos hábitos poco a poco.
Formas de adelgazar

Son muchas las personas que deciden ponerse el objetivo de adelgazar. El estilo de vida muchas veces trae unas consecuencias que no son las mejores para la salud, y el hecho de ganar unos kilos de más con los años es un síntoma de ello.

Afortunadamente nunca es tarde para conseguir los objetivos que uno se propone, y perder peso puede ser uno de ellos. Existen diferentes formas de adelgazar saludablemente y que van más allá del ejercicio, si bien la actividad física es siempre uno de los pilares fundamentales para ello.

5 formas de adelgazar básicas y saludables

Adelgazar no debe asociarse con el sufrimiento. Cuando esto es así generalmente es que no se dispone de la mejor información para afrontar el reto de perder peso, siendo el proceso más tortuoso de lo normal.

A continuación se muestran las ideas más esenciales a la hora de garantizar la pérdida de peso. Son formas de adelgazar saludablemente que van más allá del ejercicio, aunque la actividad física es fundamental.

1. Evitar los productos procesados

Hoy en día es complicado para muchas personas entender lo que hay que comer y lo que no. La industria alimentaria es la principal culpable de esto, que a través del marketing intenta que las personas compren sus productos alimentarios que llevan ingredientes que no son saludables.

2. Comer alimentos de verdad

Comer alimentos reales es una de las medida más importantes para perder peso. Contrariamente a lo que quiere la industria alimentaria, es mucho mejor consumir lentejas que no gozan de grandes campañas propagandísticas que los “crackers” que salen en la televisión.

3. Mantener una dieta equilibrada

Otra de las claves para adelgazar es que la dieta sea equilibrada. La idea es que hay que comer de todo, siempre que sean alimentos reales. Es muy importante comer verdura, fruta, legumbres, cereales, frutos secos y semillas, así como fuentes de proteína como lácteos, carne y pescado (existen alternativas para veganos).

4. Practicar alguna actividad física

Si se quiere perder peso y estar sano el ejercicio es ineludible. Esto puede desanimar a algunas personas, pero lo cierto es que está científicamente demostrado que el ejercicio es fundamental como forma de adelgazar saludable.

Cualquier actividad es bienvenida por poca que sea, y es relevante comentar que el sedentarismo causa más cansancio que hacer ejercicio.

5. Desarrollar la cultura del hábito

Algo muy importante que hay que interiorizar es la cultura del hábito. Esta es tal vez el punto más clave como forma de adelgazar saludablemente. Más allá de hacer ejercicio o comer algo durante un periodo de tiempo determinado, lo importante es ser consistente a lo largo del tiempo.

Hay que entender los nuevos hábitos como una forma de vida, no como un sacrificio que hay que hacer muy intensamente durante un tiempo y luego olvidarse.

10 consejos extra para alcanzar una forma de adelgazar saludable

Las anteriores son las ideas fundamentales, pero hay mucho más que se puede hacer. Una vez se ha interiorizado esta serie de preceptos hay que complementarlos con diferentes medidas que se muestran a continuación.

Son en trucos y consejos que representa una gran ayuda como formas de adelgazar saludablemente. Van más allá del ejercicio intenso o de duras restricciones de comida, aportando un poco de sentido común para lograr el objetivo que se plantea.

6. Evitar el estrés

A muchas personas les sorprenderá saber que el estrés y la ansiedad están fuertemente vinculados con la ansiedad. No obstante la liberación de cortisol afecta al metabolismo y hay personas que pican más entre horas a causa de su ansiedad.

7. Descansar

El descanso es uno de los factores más infravalorados para cuidar del cuerpo. Para garantizar que el cuerpo se encuentra en un buen equilibrio y que no sufre estrés debe descansar. Hay evidencia de que existe una relación directa entre la falta de sueño y la obesidad.

8. Eliminar el azúcar de la dieta

El azúcar es de lo peor que se puede comer si se quiere adelgazar. Durante las últimas décadas la industria alimentaria ha hablado muy mal de las grasas, Sin embargo, lo cierto es que hay mucha más relación entre el consumo de azúcar y la obesidad que entre entre el consumo de grasas y la obesidad.

9. No tomar alcohol

El alcohol es una sustancia que debe evitarse si se quiere adelgazar. Esta sustancia contiene las llamadas “calorías vacías”, y es que aporta calorías pero carece de micronutrientes de interés como vitaminas y minerales. Esto altera el equilibrio del cuerpo, el cual demanda estos oligoelementos.

10. No fumar

Los estudios científicos relacionan el tabaco con la obesidad. Fumar hace que las personas estén mucho menos predispuestas a hacer ejercicio, y además repercute en la condición del cuerpo. Hay quien cree que fumar adelgaza, pero hay que eliminar del imaginario colectivo la idea de que el tabaquismo es una forma de prevenir la obesidad.

11. No picar entre horas

Picar entre horas es una de las peores cosas que se puede hacer si se quiere adelgazar. La clave para no ganar peso es realizar de tres a cinco comidas al día, pero más es un indicativo de que no se está dejando las suficientes horas para hacer la digestión. Esto hace que los niveles de azúcar en sangre aumenten demasiado frecuentemente, lo que conduce al sobrepeso.

12. Comer lo que hay en el plato

Los seres humanos somos muy visuales, y esta es la razón por la que las porciones son importantes. Hay personas que se ponen un poco de esto primero y un poco de aquello después, lo que conduce a un descontrol de las cantidades. En ocasiones, si pusieran todo junto lo que se han comido se darían cuenta de que han comido demasiado.

13. Cocinar ligero

Es una idea simple, pero cocinar ligero ayuda a adelgazar. Para empezar, hay personas que rara vez cocinan y tienden a comprar productos alimentarios que contienen muchos ingredientes refinados. Cocinando se evita esto, y además lo importante es no abusar de guisos o comidas copiosas, sino hervir y cocinar al vapor y a la plancha preferentemente.

14. Comer despacio

Algunas personas tienen tendencia a comer muy rápido. Esto tiene diferentes inconvenientes que son contrarias a unas buenas formas de adelgazar. Para empezar, cuando se come muy rápido la señal de saciedad no llega suficientemente rápido al cerebro. El estómago puede estar lleno y sin embargo la persona sigue comiendo. Además la comida puede no masticarse bien y tragar aire, lo cual es problemático a nivel digestivo.

15. Beber suficiente agua

Algo tan simple como beber agua puede ser una buena forma de adelgazar. Beber suficiente agua permite eliminar toxinas de las que el cuerpo necesita desprenderse, así como ayudar a combatir la retención de líquidos. Además, bebidas como el té pueden ayudar a acelerar el metabolismo, lo que puede contribuir a perder peso.

Referencias bibliográficas

Carmen Otegui

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de AZSalud.com.