Dolor en los Riñones: las 8 causas principales

Los riñones son órganos esenciales para purificar la sangre y mantenernos saludables que son susceptible de sufrir distintos trastornos que se traducen normalmente en dolor localizado en su región.

dolor-riñones

El dolor en los riñones puede producirse por distintas causas, dando lugar a diferentes síntomas, como fiebre, escalofríos, vómito o orina más oscura. Los riñones son dos órganos situados uno a cada lado de la columna vertebral, debajo de la caja torácica, que tienen la función de filtrar la sangre para poder expulsar los desechos y el exceso de agua.

El dolor suele ser continuado, ubicado a ambos lados o solo en uno, y puede identificarse como dolor en la espalda o dolor interno y no suele desaparecer por cambio de postura o sin realizar una intervención. Como hemos dicho las causas pueden ser múltiples como infección del tracto urinario o de los riñones, cáncer de los riñones, deshidratación, isquemia renal, piedras en el riñón, lesión en los riñones, presencia de quistes o hidronefrosis.

En este artículo hablaremos de la función de los riñones, del dolor que comporta una alteración de estos órganos y qué causas pueden vincularse con este dolor.

¿Qué funciones tienen los riñones?

Los riñones son dos órganos situados uno a cada lado de la columna vertebral que tienen la función de filtrar la sangre, permitiendo así expulsar el exceso de agua y los desechos. Forma parte del tracto urinario constituido también por los uréteres, conductos que conectan a los riñones con la vejiga, que es la encargada de almacenar la orina antes de expulsarla.

De este modo, los riñones son necesarios para el correcto funcionamiento de otros órganos, músculos o nervios del cuerpo, permitiendo mantener el equilibrio entre agua y sales minerales. Asimismo, también se encarga de producir hormonas que ayudan a controlar la presión arterial; producir glóbulos rojos, encargados del transporte de oxígeno; y mantener los huesos en buen estado.

El dolor producido por un mal funcionamiento de los riñones suele ser un dolor embotado que tiende a sentirse normalmente en uno de los lados, aunque también puede detectarse de manera generalizada en ambos lados. Dada la ubicación de los riñones, podemos confundir el dolor de estos órganos con el dolor de espalda. De esta forma, será importante conocer las características distintivas entre el dolor asociado a cada parte para así saber cómo proceder con el tratamiento.

El dolor de riñones o dolor renal es embotado o sordo lo que quiere decir que no es muy intenso pero se mantiene de manera continua en el tiempo. Asimismo, lo podemos notar en uno de los lados o en ambos lados, tanto en la parte alta de la espalda como en la parte interna del cuerpo y normalmente no disminuye ni desaparece el dolor pese a cambiar de postura.

funciones-riñones

Causas que generan dolor en los riñones

Ahora que conocemos las principales funciones de los riñones, siendo este un órgano importante para el funcionamiento del organismo y el dolor que puede aparecer vinculado con un mal funcionamiento de estos órganos, pasaremos a hablar de las distintas causas que pueden alterar el funcionamiento de los riñones y con ello producir dolor. Es importante saber qué alteración genera el dolor ya que será el modo de poder escoger el tipo de tratamiento adecuado o más eficaz para tratar la alteración.

1. Infecciones en las vías urinarias

Las infecciones del tracto urinario suelen producirse en la vejiga o la uretra por la presencia de bacterias que producen un dolor intenso en la zona de la espalda y al miccionar. También es común tener continuamente ganas de orinar, aunque la cantidad que expulsamos sea mínima, así como un olor y color de la orina más intensos.

Si no se pone remedio a la infección esta puede empeorar generando fiebre, náuseas, vómitos y escalofríos. Cuando detectamos este tipo de síntomas que indican la posible presencia de infección es fundamental consultar con el médico para empezar el tratamiento, puesto que de lo contrario la infección puede extenderse y pasar a la sangre.

Si no tratamos la infección de las vías urinarias el patógeno puede llegar a los riñones, aumentando así la gravedad de la patología y pudiendo generar alteraciones crónicas en estos órganos. Por este motivo, es tan importante realizar una intervención temprana. Para tratar esta patología suele utilizarse antibióticos para así compartir los patógenos y beber mucha agua para poder eliminarlos con mayor facilidad y limpiar el trato.

causas-dolor-riñones

2. Piedras en los riñones

La presencia de piedras en los riñones produce un dolor intenso generalizado, que puede ir desde la barriga a los genitales. Las piedras se producen por acumulación de desechos, pudiendo ser de distinto tamaño. Por este motivo, según lo grande que sea la piedra costará más o menos expulsarla. Podemos ver también un color de la orina distinto, más oscuro, de color marrón o rojido por la posible presencia de sangre.

La intervención que se realizará dependerá de cómo sean las piedras, según el tamaño y gravedad. Se pueden recetar analgésicos para reducir el dolor que comporta la expulsión, cambiar el tipo de alimentación y beber más agua, utilización de láser para romper las piedras o incluso realizar una intervención quirúrgica.

3. Lesión renal

Del mismo modo, que podemos dañarnos la piel o los músculos cuando nos damos golpes o cuando nos caemos, si estos son de gran intensidad pueden lesionar también órganos internos como es el caso de los riñones. Así, golpes en la zona lumbar pueden comportar inflamación de los riñones y como consecuente dolor, pudiendo este variar su intensidad dependiendo de la intensidad del traumatismo.

El tratamiento utilizado irá dirigido a tratar de disminuir el dolor. Podemos aplicar calor en la zona, con una bolsa de agua caliente o una manta eléctrica y en caso de dolor intenso podemos tomar analgésicos. Si vemos que pasados unos días el dolor no mejora o incluso empeora será necesario consultar al médico.

4. Deshidratación

La falta de agua en el organismo, la deshidratación, también puede provocar dolor en los riñones. Las causas vinculadas con la falta de agua pueden ser múltiples, relacionadas normalmente con un exceso de excreción como diarrea, vómito o sudoración. Asimismo, enfermedades médicas como la diabetes también pueden derivar en una falta de agua. Por esta razón, cuando estamos mal, ya sea por dolor de estómago y de cabeza, es importante beber agua para evitar deshidratarnos.

deshidratacion-dolor-riñones

5. Trombosis o isquemia de la vena renal

La isquemia o trombosis renal comporta una obstrucción de las venas que conectan con los riñones, afectando al correcto tránsito de la sangre por los riñones y provocando dolor y muerte celular por falta de sangre, de oxígeno.

Será el médico quien detecte esta afectación y quien decida qué tratamiento es el más adecuado dependiendo de la gravedad. Si la gravedad es menor se pueden recetar fármacos. A mayor gravedad puede requerir intervención quirúrgica.

6. Cáncer de riñón

El cáncer de riñón puede producir dolor en estadios avanzados de la enfermedad, puesto que en el periodo inicial de la patología no suele hacerse presente el dolor. La molestia se puede sentir en la espalda, en el costado o en la zona abdominal, manteniéndose esta de manera continuada. Asimismo, también podemos observar sangre en la orina o fiebre. Ante estos síntomas debemos acudir a un profesional para que nos inspeccione y pueda realizar el diagnóstico pertinente y la intervención.

Al tratarse de cáncer el tratamiento que se realizará será oncológico, pudiéndose realizar, dependiendo de la gravedad de la patología, una cirugía para extirpar el tumor; crioterapia, que consiste en la utilización de frío intenso para congelar y destruir un tejido dañado, maligno, o radiofrecuencia, que consiste en aplicar ondas electromagnéticas de alta frecuencia para generar un aumento de la temperatura controlado, mejorando así la circulación, el drenaje linfático, que favorece la eliminación de deshechos y la producción de colágeno.

7. Riñones poliquisticos

Del mismo modo, que el dolor vinculado con el cáncer en los riñones se observa en etapas avanzadas, en el caso de la presencia de quistes en los riñones sucede similar. Los quistes aparecen por acumulación de líquido en los riñones, observándose como poco a poco aumentan de tamaño incrementando así la posibilidad de generar dolor.

También puede comportar sangre en la orina, aumento de la presión y aumento de la frecuencia de infecciones de orina. Los quistes suelen aparecer como causa de un trastorno genético que derivan en estas alteraciones llenas de líquido. La intervención dependerá de la gravedad y tamaño del quiste. Si el tamaño es menor puede tratarse con medicamentos, pero si el quiste es grande probablemente será necesario realizar una cirugía para extraer el agua y tejido.

8. Hidronefrosis

En la hidronefrosis se produce hinchazón de uno o ambos riñones por acumulación de orina. Esta acumulación de orina aparece por la imposibilidad de drenar el riñón, imposibilitando que la orina llegue a la vejiga. Los síntomas pueden ser: dolor de espalda, presencia de sangre en la orina, escalofríos e incluso fiebre.

Las causas vinculadas con esta acumulación de orina pueden ser distintas, como las ya mencionadas: infección de orina, tumor renal o piedras en el riñón. Debemos consultar al médico para identificar la causa y así poder intervenir con el tratamiento más eficaz.

hidronefrosis
Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies