¿Cómo curar las anginas? 9 consejos (y remedios)

Las anginas son el nombre popular por el que se conoce a la amigdalitis, un trastorno de las vías respiratorias altas por una inflamación de las amígdalas a causa de una infección. Veamos cómo tratar en casa esta afección.

como-curar-anginas

La amigdalitis, conocida popularmente como anginas, es una inflamación de las amígdalas que se produce por infección que puede ser tanto bacteriana como viral, siendo esta última la más común.

Los síntomas son muy diversos, pudiendo ser más o menos graves. Por ejemplo, podemos sentir dolor de garganta, de cabeza o de oído, náuseas, disminución de la intensidad de la voz, fiebre o incluso pus en la garganta.

Según cuál sea la causa o la intensidad de la afectación será mejor realizar un tipo de intervención u otra. En el caso de deberse a una bacteria, se recetarán antibióticos, en cambio si es un virus no hay un medicamento específico.

Es recomendable ir al médico, sobre todo si vemos que el malestar empeora, puesto que así nos podrán hacer un diagnóstico más preciso y un tratamiento más eficaz para nuestra afectación. Asimismo, hay algunos consejos que podemos seguir para favorecer la disminución del dolor e irritación y conseguir una recuperación más pronta.

En este artículo hablaremos de las anginas, en qué consiste esta patología, qué la causa, qué síntomas son los más característicos y cómo proceder cuando notamos los primeros síntomas. También te daremos algunos consejos para ayudar a aliviar el malestar y lograr curarte más rápidamente.

¿Qué entendemos por anginas?

Las anginas, también conocidas como amigdalitis, es la inflamación de las amígdalas, que forman parte del sistema linfático encargado de eliminar infecciones y mantener en equilibrio los fluidos del cuerpo.

La mayoría de afectaciones de las amígdalas se deben a la presencia de un virus, aunque en otras ocasiones, menos frecuentes, también pueden desarrollarse por la actuación de una bacteria.

Toda la población puede mostrar esta inflamación de las amígdalas, aunque es más habitual en niños. Por esta razón, en algunas ocasiones donde el dolor de anginas, es muy frecuente afectando a la funcionalidad del niño, se opta por realizar una amigdalectomía o extirpación de amígdalas.

Los síntomas que comporta la inflamación de las amígdalas por infección son distintos, algunos de ellos menos graves, con menor malestar y con menor repercusión en la funcionalidad del sujeto y otros más graves con intensas molestias y necesidad de intervención y de tratamiento médico.

Algunos de estos síntomas son: dolor de garganta, afonía o pérdida de voz, dolor de cabeza, disminución del hambre, fiebre, náuseas, dificultad y dolor al tragar, dolor de oído, irritación y/o pus en las amígdalas y en casos más graves, ampollas o úlceras en la garganta.

que-son-anginas

Consejos y remedios para curar las anginas

Ahora que conocemos mejor cómo se origina la anginas o inflamación de amígdalas y qué síntomas comporta, procederemos a mencionar los tratamientos más utilizados por esta afectación. Cuando la inflamación está creciendo y hace poco tiempo que notamos la molestia puede que aún no haya una infección muy extensa, en este caso, podemos actuar de manera preventiva e intentar seguir algunas recomendaciones para evitar que vaya a más, así como tomar algún medicamento que no necesita de prescripción médica como un antiinflamatorio o paracetamol.

Si vemos que el dolor de garganta persiste y cada vez es más intenso, con dolor de cabeza y fiebre, debemos acudir al médico para que haga el diagnóstico y nos indique el tratamiento a seguir que facilitará la recuperación, evitando que el malestar empeore. Si comprueban que la causa es bacteriana nos pueden recetar antibiótico.

Es importante que sigamos la pauta de antibiótico que nos ha fijado el médico de manera estricta y, pese a encontrarnos mejor y ya no tener síntomas, seguir tomándolo hasta completar las indicaciones, ya que sino, puede que no lo notemos pero la bacteria no esté totalmente muerta y termine infectando otra zona.

En caso de ser vírica deberemos esperar a que pase sola, ayudando con algunas estrategias que favorecen la mejora. Debemos tener en cuenta que el malestar puede durar entre 7 a 10 días. Veamos pues qué remedios o acciones podemos realizar en casa para intentar aliviar el dolor de anginas.

1. Beber mucho líquido

Es importante mantenernos hidratados, sobre todo cuando estamos enfermos puesto que la fiebre o el vómito, que son síntomas que antes hemos mencionado, pueden disminuir el nivel de líquido en nuestro cuerpo, por esta razón debemos beber agua de manera continuada, con más frecuencia que de costumbre.

remedios-anginas

2. Come alimentos que no te dañen la gargante

Para evitar dañar y que se irrite más la garganta debemos comer alimentos blandos o líquidos, como sopas, purés, consomés, fruta… Alimentos que al tragar no nos causen mucho dolor. Asimismo, contrariamente a lo que podríamos pensar, alimentos fríos como helados o bebidas frías nos pueden ayudar a calmar el dolor y disminuir la hinchazón.

Como alimentos a evitar, ya notarás, que comidas picantes o ácidas incrementarán la irritación y por consiguiente el malestar y dolor de garganta.

3. Tomar miel

La miel ofrece muchos beneficios ya que muestra propiedades antibacterianas, antioxidantes, ayuda a hidratar, es un antiinflamatorio natural y disminuye la tos y el dolor de garganta. Estas características hacen que sea el alimento perfecto para tomar cuando tenemos anginas o la garganta irritada. La puedes consumir directamente tomando una cucharada al día o mezclada con algún líquido como agua tibia o una infusión.

Eso sí, no debemos pasarnos con la cantidad de miel que tomamos, puesto que no deja de ser azúcar y como tal puede perjudicar nuestro estado de salud si hacemos un alto consumo de manera continuada.

4. Hacer gárgaras

Hacer gárgaras con agua y un poquito de sal puede ayudarnos a aliviar el dolor de garganta. Asimismo, hacer gárgaras con jugo de limón y sal también ayuda a combatir las anginas, sobre todo si nos encontramos en la primera fase, cuando notamos que nos empieza a doler el cuello. Los beneficios del limón se deben a su acción antiviral, antibacteriana, antioxidante y antiinflamatoria.

Otro modo de hacer gárgaras es mezclando agua tibia con una cucharadita de bicarbonato sódico. El sodio, también presente en la sal, ayuda a disminuir el dolor y el riesgo de desarrollar o empeorar una infección.

consejos-curar-anginas

5. Ayudar a que el ambiente sea más húmedo

El ambiente húmedo ayuda a aliviar el dolor de garganta y disminuir la irritación. Puede serte útil utilizar un humidificador de vapor frío para disminuir la sequedad del aire. Es necesario, para evitar que se formen bacterias en el aparato que puedan perjudicarnos, que limpiados frecuentemente el humidificar, a poder ser cada día.

Otro modo más sencillo de inspirar aire húmedo si no tenemos o no queremos comprar un humidificador, consiste en aprovechar el vapor que se produce cuando nos duchamos con agua caliente, ayudando así a abrir las fosas nasales y disminuir la sequedad de garganta. Por último, las soluciones salinas también pueden ayudar a descongestionar las fosas nasales.

6. Infusión de romero

El romero es una planta con potentes propiedades, ayuda a combatir la inflamación, las bacterias, así como calmar el malestar de garganta. Lo podemos utilizar para hacer gárgaras con agua o tomarlo en forma de infusión, simplemente herviremos el agua añadimos el romero y dejaremos enfriar antes de tomarlo para no aumentar la irritación.

7. Evite cualquier alimento o sustancia que pueda aumentar la irritación

Como ya hemos dicho es importante que vigiles con los alimentos y bebidas que consumes, para intentar que no irriten más la garganta. De igual forma procura reducir o evitar el contacto con el tabaco.

Como es obvio, si fumar ya es malo cuando no tenemos ninguna afectación, cuando presentamos infección e inflamación de garganta será recomendable que no fumemos o no estemos en contacto, en la medida de lo posible, con humo de cigarrillo, ya que de este modo evitamos dañar más las amígdalas y será más fácil disminuir la irritación y recuperarnos de la patología.

8. Caramelos para aliviar el dolor

Hay algunos caramelos que pueden ayudar a reducir el dolor y la irritación de la garganta, favoreciendo su curación. Se recomiendo los que llevan miel, limón y propóleo, que es un mineral que tiene propiedades antiséptica (que elimina los gérmenes), antiinflamatoria y antiviral, todos estos beneficios de manera natural, sin la necesidad de químicos.

9. Hacer reposo

Puede ser un consejo muy obvio y sencillo, pero a veces pretendemos llevar el mismo nivel de vida aún estando enfermos, con infección. Aparte de necesitar mayor descanso, puesto que cuando nos encontramos mal es habitual un dolor y malestar general del cuerpo, se ha observado que el reposo, dormir, es necesario y facilita que el cuerpo pueda afrontar la infección y consiga disminuirla de un modo más eficaz.

Sabemos que a veces no es decisión de uno mismo pero, en caso de anginas con elevada afectación, si te es posible intenta pedir la baja o estar unos días en reposo absoluto, porque de este modo el tiempo de recuperación será menor y conseguiremos una mejora total, en cambio si no nos cuidamos y seguimos sin disminuir revoluciones, no ayudamos a que nuestro cuerpo pueda eliminar y combatir los microbios alargándose la dolencia mucho más.

En el caso de los niños también se recomienda que no asistan al colegio hasta que no se encuentren mejor y hayan disminuido los síntomas de la amigdalitis.

dormir-anginas
Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies