Cultura y Reflexión

Las 25 mejores películas de intriga y suspense

Nuestra selección de films con los que sufrir, con una trama y personajes apasionantes.
Películas de intriga

Pese a que tenemos un instinto de supervivencia, para protegernos de cualquier peligro, los humanos buscamos, a veces, un poco de tensión, algo que nos hiele la sangre, que nos haga sufrir, aunque sea en la comodidad de nuestra casa.

¿Qué mejor forma de satisfacer esta necesidad un tanto masoquista que viendo filmes de intriga y suspense? Aquí presentamos 25 películas de intriga, todas ellas referentes del género, que a todo adicto a las emociones fuertes debería ver antes de morir.

25 películas de intriga: los mejores films de suspense

Alfred Hitchcock, Pedro Almodóvar, David Lynch, M. Night Shyamalan y muchos más directores tienen en común que han sabido exponer en la gran pantalla películas que no dejan indiferente a nadie.

Ya sea a con temática psicológica, de terror o de ciencia ficción, a continuación conoceremos 25 películas de intriga que todo fan del suspense debería conocer.

1. Celda 211 (Daniel Monzón, 2008)

Considerada una de las películas más tensas y emocionantes que se pueden encontrar en el cine español, el filme de Daniel Monzón es considerado todo un clásico pese a ser relativamente reciente.

“Celda 211” trata sobre un agente de policía, Juan Oliver (Alberto Ammann), que, justo en el momento en el que va a tomar posesión como funcionario de prisiones en una cárcel de Zamora, estalla una rebelión de presos. Para poder sobrevivir, se hará pasar por uno de ellos ante el autoproclamado cabecilla del motín, Malamadre (Luis Tosar) y, con suerte, acabará con esta protesta violenta.

2. La piel que habito (Pedro Almodóvar, 2011)

Otro clásico del cine español, ganadora nada más ni nada menos que 4 Goyas.

“La piel que habito” cuenta la historia de un cirujano plástico, Robert Ledgard (Antonio Banderas) quien intenta, por todos los medios posibles, crear una nueva piel sintética, resistente a las quemaduras y las picaduras de insecto. El motivo de ello es emocional, dado que su mujer, Gal, falleció en un accidente, resultando su piel gravemente dañada.

Sin embargo, para asegurarse de que consigue crear la piel perfecta, el doctor Ledgard necesitará la ayuda de una mujer, Vera Cruz (Elena Anaya), quien acabará siendo capturada en una lujosa mansión para servirle al médico como cobaya humana.

3. No es país para viejos (Joel y Ethan Coen, 2007)

“No es país para viejos” es la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Cormac McCarthy. En este filme, se sigue el rastro de un violento asesino en serie, Anton Chigurh (Javier Bardem), quien mata en tierras del Lejano Oeste, pero en la década de los ochenta.

La película ganó tres premios BAFTA, incluyendo el de Mejor director, además de dos globos de oro. No es de extrañar, dado que la figura de Anton Chigurh no ha dejado indiferente, convirtiéndose en un referente en la cultura pop.

4. A ciegas (Susanne Bier, 2018)

“Bird box: A ciegas” plantea una situación de distopía apocalíptica. El mundo acaba de convertirse en un lugar habitado por unas criaturas invisibles, que inducen al suicidio a todos los que las miren. La sociedad está colapsando con innumerables muertes inevitables.

Es por este motivo que Malorie Hayes (Sandra Bullock), acompañada con dos niños, van por el mundo con los ojos tapados, a ciegas, tratando de encontrar lugares seguros en la más absoluta oscuridad.

Esta película es verdaderamente un filme que juega con nuestra tensión y nos hará estremecer.

5. El caso Bourne (Doug Liman, 2002)

“El caso Bourne” se centra en un hombre (Matt Damon), quien, un día, se despierta en un lugar extraño y poseyendo unas habilidades de lucha extraordinarias, que desconoce cómo ha obtenido: sufre amnesia. La trama de la película se centra en la lucha de ese hombre por conocer su identidad y averiguar quién le hizo las dos heridas de bala que tiene en la espalda.

6. El código Da Vinci (Ron Howard, 2006)

Basado en el libro de Dan Brown con idéntico título, “El código Da Vinci” es una de las películas de intriga más relevantes del siglo XXI. Robert Langdon (Tom Hanks) trata de averiguar varios misterios de París y, sobre todo, conocer qué esconde la sonrisa del archiconocido cuadro de Leonardo Da Vinci: La Mona Lisa.

7. El efecto mariposa (Eric Bress y J. Mackye Gruber, 2004)

Aunque esta película no acabó de gustar a todos los críticos, lo cierto es que Eric Bress y J. Mackye Gruber plasmaron muy bien la idea de que la historia es historia, en el sentido de que hacer un pequeño cambio en el más mínimo detalle puede implicar grandes consecuencias, a veces catastróficas.

El protagonista, Evan Treborn (Ashton Kutcher) descubre que puede viajar por el tiempo para habitar su antiguo yo, pero con la misma mente adulta. Evan aprovechará este poder para cambiar el presente actuando sobre el pasado, especialmente tratando de corregir varios eventos traumáticos que le causan estrés y amnesia en la adultez.

8. Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960)

Alfred Hitchcock es sinónimo de suspense e intriga: es el maestro del género. El cineasta recogió la novela homónima de Robert Bloch y la mejoró, convirtiéndola en un clásico.

“Psicosis” cuenta la historia de Marion Crane (Janet Leigh), una secretaria que roba cientos de dólares de la empresa en donde trabaja. Huyendo, decide descansar en un vulgar motel de carretera, regentado por Norman Bates (Anthony Perkins). Una semana más tarde, la hermana de Marion, Lila (Vera Miles) se da cuenta de que su hermana ha desaparecido, a su vez que un investigador privado Milton Arbogast (Martin Balsam) informa que también busca a Marion, informando que ha robado la friolera de 40.000 dólares

9. El sexto sentido ( M. Night Shyamalan, 1999)

Considerada por muchos como la obra maestra de M. Night Shyamalan, “El sexto sentido” es imprescindible en cualquier lista de películas de intriga. Esta película dejará marcado a fuego al espectador, con un giro muy brusco del guión.

Cuenta la historia de Malcolm Crowe (Bruce Willis), psicólogo infantil que vive obsesionado por un trágico pasado, en el que un paciente le disparó y luego se suicidó. Pronto conocerá a un chico, Cole Sear, quien afirma ver muertos.

A lo largo de la película veremos como Cole interactúa con varios fantasmas, mientras que Malcom muestra sus serias dudas sobre sus propias capacidades, dañadas desde que le dispararan, aunque intenta ayudar al chico a aceptar su don.

10. Asesinato en el Orient Express (Sidney Lumet, 1974)

Agatha Christie es una auténtica referente de las novelas de suspense. Una de sus obras más famosas fue llevada al cine por Sidney Lumet, convirtiéndola en una auténtica joya fílmica.

“Asesinato en el Orient Express”, como su propio nombre indica, trata sobre un asesinato perpetrado en un viaje en ese tren, que llevará al famoso detective belga Hércules Poirot (Albert Finney) a intentar dilucidar la verdad sobre los viajeros y descubrir quién mató a tan desgraciado viajero.

11. El silencio de los corderos (Jonathan Demme, 1991)

Otra película inspirada en una novela de mismo título. Jonathan Demme llevó a la gran pantalla el libro de Thomas Harris, considerada una de las novelas más influyentes de finales del siglo XX.

“El silencio de los corderos” trata sobre la persecución, sin descanso, de un asesino en serie conocido como Buffalo Bill, llegando el asunto a la jurisdicción del FBI. Clarice Starling (Jodie Foster), una brillante recién licenciada agente aspira a llegar a ser una gran autoridad dentro del FBI. Está especializada en conductas psicopáticas, pero necesitará la ayuda del Dr. Hannibal Lecter (Anthony Hopkins), un psiquiatra sociópata que está recluido en una cárcel de alta seguridad.

Este thriller nada entre el suspense, el terror y el retrato de un mundo desconocido, convirtiéndose en un auténtico referente del género, siendo la figura de Hannibal Lecter tan pavorosa como la de Anton Chigurh

12. Cisne negro (Darren Aronofsky, 2010)

Nina (Natalie Portman), una bailarina de ballet, busca triunfar en una prestigiosa compañía de danza en Nueva York. Controlada por su obsesiva madre y presionada por los designios del director, Nina acabará mentalmente agotada, llegando a tener problemas para discernir entre la realidad y la ficción.

El papel de Nina le valió a Natalie Portman el Óscar a mejor actriz, siendo “Cisne negro” un retrato de cómo el éxito por triunfar se puede convertir en una enfermiza obsesión, acompañado de la excelente pieza musical del Lago de los Cisnes, de Chaikovski.

13. Memento (Christopher Nolan, 2000)

Christopher Nolan llevó al cine una historia escrita por su hermano, Jonathan Nolan. “Memento” cuenta la historia de Leonard (Guy Pearce), un investigador de una agencia de seguros cuya memoria ha sido dañada tras recibir un golpe en la cabeza cuando intentaba averiguar qué le había ocurrido a su esposa.

Realidad, pasado y ficción se mezclan en la trama, haciendo que esta película se haya convertido en una de culto, en términos de guión y montaje, un thriller que deja profunda huella.

14. Misery (Rob Reiner, 1990)

“Misery”, aunque por algunos considerada una película menor de Rob Reiner es, con todo el peso de la expresión, una película de profunda relevancia en la cultura pop.

Trata sobre la historia de Paul Sheldon (James Caan), un escritor que ha perdido las ganas de seguir escribiendo dramas románticos. Su fan Annie Wilkes (Kathy Bates), la más incondicional y alocada de sus seguidoras, en el sentido literal, consigue atraparlo en su hogar, impidiéndole salir de su casa.

Basada en la obra homónima de Stephen King, Reiner consiguió plasmar en el filme el auténtico miedo y desesperación de hallarse en semejante situación, mostrando cómo el fenómeno fan puede convertirse, verdaderamente, en algo patológico.

15. El nombre de la Rosa (Jean-Jacques Annaud, 1986)

La obra homónima de Umberto Eco fue clasificada como algo inadaptable durante muchos años, debido a su temática. Sin embargo, el director francés Jean-Jacques Annaud se atrevió a llevarla al cine, de forma realmente fiel y exitosa.

Cuenta la historia de Fray Guillermo de Baskerville (Sean Connery), un monje franciscano, un tanto retrógrado, fiel seguidor de la Inquisición, quien es acompañado por su joven discípulo, Adso de Melk (Christian Slater). Estos dos personajes tratarán de resolver un misterioso asesinato en una remota abadía.

La película, como la obra original, está plagada de acertijos, plasmados en secuencias icónicas. Aunque Annaud sacrifica, en parte, los elementos teológicos y formales de la novela, consigue compensarlo enfatizando la intriga y el suspense. Una película clásica del género que se debe ver sí o sí.

16. La ventana indiscreta (Alfred Hitchcock, 1954)

“La ventana indiscreta” trata sobre un reportero y periodista, LB “Jeff” Jefferies (James Stewart) que reposa en una silla de ruedas, terriblemente aburrido. Tan aburrido que no puede más e, indiscretamente, decide observar por la ventana, a ver si pasa algo interesante.

En efecto, parece que algo fuera de lo común ha sucedido en una de las viviendas de enfrente. Armado con sus prismáticos, el reportero tratará de averiguar qué sucede, horrorizándose por lo que cree haber visto.

Este relato de voyeurismo es, auténticamente, otra de las grandes obras maestras de Alfred Hitchcock, referente en el género del suspense.

17. El bosque (M. Night Shyamalan, 2004)

La trama ocurre en una distante y pequeña población rural de Pennsylvania, atemorizada por unos extraños seres que habitan en el bosque y que no les dejan traspasar sus límites. La presencia de las criaturas ha hecho que, dentro de la comunidad, se hayan establecido una serie de reglas, para evitar que sus habitantes se expongan ante peligro. Sin embargo, algo sucede, haciendo que hayan quienes se atrevan a ir más allá de los límites.

Realmente extraña e, incluso, minusvalorada por algunos sectores de la audiencia, esta película consta con la participación de figuras tan relevantes del séptimo arte como Joaquín Phoenix, Adrian Brody, William Hurt y Bryce Dallas.

18. Seven (David Fincher, 1995)

“Seven” es considerada una de las mejores películas de los años noventa, suponiendo una oportunidad para su director, David Fincher, quien no había tenido muy buena suerte al dirigir “Alien 3”. Por fortuna para él, “Seven” se ha convertido en una obra maestra del género.

El filme ahonda en los últimos días en el cuerpo de policía del teniente Somerset (Morgan Freeman), un detective quien trabajaba en el departamento de homicidios y quien va a ser reemplazado por David Millis (Brad Pitt). Sin embargo, esta cercana jubilación se vuelve amarga dado que, tanto el veterano como su joven sucesor, deberán investigar una serie de asesinatos en serie, realizados en base a los siete pecados capitales: gula, pereza, soberbia, avaricia, envidia, lujuria e ira.

Oscura, aterradora y, francamente, inteligente, pese a que ya tiene sus añitos sigue siendo un filme para nada ignorable en todo aquel quien se considere adicto al suspense.

19. Shutter Island (Martin Scorsese, 2010)

“Shutter Island” narra cómo el inspector Edward "Teddy" Daniels (Leonardo DiCaprio) y el agente Chuck Aule (Mark Ruffalo) llegan a una isla que tiene un hospital psiquiátrico. Allí investigan la extraña desaparición de una paciente, quien había sido ingresada tras haber ahogado a sus hijos.

A medida que van investigando, ambos agentes van viendo que el caso es más turbio de lo que se pensaban, encontrándose con pequeños detalles que les hiela la sangre.

Además, el agente Daniels va experimentando flashbacks a lo largo de la película, de sus años de guerra, y la muerte de su mujer e hijos, muertes provocadas por un interno del mismo psiquiátrico que está investigando.

20. Mulholland Drive (David Lynch, 2001)

“Mulholland Drive” de David Lynch cuenta las desventuras de Betty Elms (Naomi Watts) y su pasión por querer convertirse en actriz de Hollywood. Pronto conocerá a Rita (Laura Elena Herring), una mujer quien padece amnesia causada por un accidente sufrido en Mulholland Drive, Los Ángeles, California. Pronto comenzará a investigar cómo sucedió, tociéndose de forma espeluznante.

Tan misteriosa y extraña, a la vez que onírica y caótica, que el propio director reconoció que no sabía qué quería contar con esta obra.

21. Los otros (Alejandro Amenábar, 2001)

Ambientada en la Isla de Jersey nada más acabar la Segunda Guerra Mundial, “Los otros” cuenta la historia de una mujer, Grace (Nicole Kidman), quien debe vivir la triste realidad una vez finalizado el conflicto. Su marido no va a volver.

Sola en una casa victoriana en la isla de Jersey, Grace decide educar a sus hijos dentro de unas estrictas normas religiosas. Los niños sufren una extraña enfermedad que les impide poder recibir la luz del sol directamente.

Grace contrata a tres nuevos sirvientes, quienes deberán aprender dos reglas vitales para poder seguir trabajando ahí: la casa deberá estar siempre en penumbra y nunca se abrirá una puerta si no se ha abierto la anterior. Sin embargo, estas estrictas normas de Grace serán desafiadas por acontecimientos fuera de su control.

22. Carretera perdida (David Lynch, 1997)

Otra película de David Lynch, un cineasta capaz de trasladar como nadie la sensación de claustrofobia que ofrece el relato, que nos pierde y nos maravilla a partes iguales.

“Carretera perdida” es un filme que nos narra la historia de Fred Madison (Bill Pullman), un músico de jazz que vive felizmente con su esposa Renee Madison (Patricia Arquette), hasta que empieza a recibir misteriosas cintas con un vídeo en el que aparece una grabación suya con otra mujer en su casa.

23. El tercer hombre (Carol Reed, 1949)

Una de las más antiguas películas de intriga que, a su vez, se ha convertido en una auténtica obra magna del cine negro.

El filme nos traslada al año 1947, justo cuando empieza la Guerra Fría. Yendo a Viena, ocupada por los aliados tras el final de la Segunda Guerra Mundial y liberada Austria del yugo de las manos nazis, en el transcurso de la película seguiremos la pista de Holly Martins (Joseph Cotten), un escritor de novelas y folletines del salvaje oeste, que buscará el trabajo de su vida. Sin embargo, pronto todo cambiará.

24. Doce monos (Terry Gilliam, 1995)

Año 2035. Una misteriosa epidemia ha arrasado por completo a la humanidad. Quedan pocos supervivientes, quienes viven en el fondo de la Tierra. En esas comunidades subterráneas los dirigentes científicos deciden enviar al pasado a un prisionero, James Cole (Bruce Willis), para buscar el antídoto y evitar que ocurra el Apocalipsis, perpetrado por los soldados del llamado Ejército de los 12 monos.

Sin embargo, tras llegar al pasado, Cole será catalogado de persona con trastorno mental, acabando en un psiquiátrico y conociendo ahí a Jeffrey Goines (brad Pitt), el hijo de una de las familias más poderosas de la ciudad.

Basado en el cortometraje “La Jetée” (1962) de Chris Marker, “Doce monos” es una historia de ciencia ficción lúcida y, a su vez, turbia, que nos dejará sin aliento en más de una ocasión.

25. M, El vampiro de Düsseldorf (Fritz Lang, 1931)

“M, El vampiro de Düsseldorf”, una de las obras maestras de Fritz Lang, clásica, historia del cine de suspense. Nos cuenta la historia de un asesino de niñas que tiene atemorizada a la ciudad. La policía decide ir en su búsqueda, pero tras varios intentos de la ley que no han llevado a nada, es la mafia quien decide ponerse manos a la obra.

Comparte:
¿Te ha gustado?
AZ Salud Logo
En AZ Salud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2020 AZ Salud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies