Los 14 tipos de organizadores gráficos (y para qué sirve cada uno)

Los organizadores gráficos son una buena estrategia para presentar la información de forma comprensible. Hablamos de este excelente recurso no solo utilizado en docencia y educación, sino también en grandes empresas.
Tipos organizadores gráficos

El uso de recursos de apoyo en el proceso de enseñanza resulta fundamental para facilitar el aprendizaje. El proceso de adquisición de conocimientos se vuelve más sencillo cuando la información es transmitida de manera atractiva y visual. Cuando el material es de cierta complejidad, utilizar los llamados organizadores gráficos puede ser una opción muy útil para favorecer la comprensión.

Este tipo de estructuras permiten que la persona pueda tener una visión global de un contenido determinado. De esta manera, en los organizadores gráficos se presentan los conceptos centrales de una forma visualmente atractiva, lo que permite que la explicación sea comprensible con un solo golpe de vista. En lugar de recurrir a oraciones que pueden dificultar la asimilación de la información, los organizadores utilizan conectores gráficos, que permiten a nuestro cerebro vincular las ideas según distintos principios. Habitualmente, el principio básico que siguen estas estructuras es el de jerarquía, ya que favorece la comprensión del contenido desglosando los aspectos más generales en otros más específicos.

¿Qué son los organizadores gráficos?

Elaborar un organizador gráfico requiere cierta habilidad. Para poder crear un mapa de conceptos de este tipo, es importante saber discriminar qué información es esencial y cuál es prescindible. Este paso es muy importante, ya que una de las características propias de los organizadores es su simplicidad. Por otro lado, todos los elementos que configuran el esquema deben estar vinculados de alguna u otra forma con los demás. En resumen, un organizador debe permitirnos tejer rápidamente redes entre conceptos.

Además de los conceptos esenciales y los conectores, un organizador también puede contar con imágenes de apoyo. En este sentido, es fundamental elegir correctamente aquellas que se van a emplear para ilustrar el esquema. Es importante que las imágenes tengan un carácter universal, es decir, que posean una interpretación fácil y única sin lugar a posibles confusiones.

La aplicación de los organizadores gráficos es muy diversa. Su utilidad es aprovechada en ámbitos relacionados con la docencia y la formación. Estos son utilizados en colegios y universidades, pero también en múltiples empresas. Este tipo de organización visual de la información no solo permite facilitar la comprensión de contenidos académicos, sino también el trabajo y la comunicación en los departamentos de grandes organizaciones. Ahora que ya sabemos qué son los organizadores gráficos, vamos a comentar los distintos tipos de organizadores existentes, así como sus características.

¿Qué clases de organizadores gráficos existen?

En función del tema y el tipo de contenido que se quiera representar, será ideal utilizar un tipo de organizador gráfico u otro. Veamos qué tipos hay y cuáles son sus características.

1. Mapa Conceptual

Los mapas conceptuales son muy utilizados para reflejar relaciones entre conceptos. Los elementos esenciales se presentan en formas como cajas o círculos, siendo unidos a través de conectores con forma de líneas. Estos conectores pueden ir complementados con palabras o frases muy breves para favorecer la comprensión.

2. Diagrama de Venn

Los diagramas de Venn son fácilmente identificables. Estos se elaboran a partir de círculos parcialmente superpuestos, de forma que cada uno representa una categoría determinada. El área en la que los círculos se solapan representa aquellos aspectos compartidos entre ellos, mientras que las zonas no superpuestas reflejan los aspectos exclusivos de cada categoría. El nombre de esta estructura se debe a su creador, el lógico y matemático John Venn.

Diagrama Venn

3. Mapa carácter

Este tipo de estructura es especialmente utilizada en el ámbito de la creación literaria. A la hora de crear a los personajes de una trama, muchos autores emplean este mapa para reflejar las características o eventos más importantes relacionados con cada uno de ellos.

4. Cuadros sinópticos

Las representaciones a través de esta estructura son especialmente útiles cuando la información puede ser desglosada de manera jerárquica. Se parte de las ideas principales, de forma que estas se descomponen en ideas complementarias que, a su vez, se subdividen en la información más detallada. Para representar esta descomposición de la información se pueden utilizar elementos como llaves o matrices.

5. Gráfico T

Este tipo de gráfico permite realizar una comparación entre dos elementos. Cada uno de ellos cuenta con su propia columna, en la que se detallan sus aspectos característicos. Este formato es muy útil para encontrar diferencias y similitudes entre las dos categorías representadas.

6. Cuadro comparativo

Este formato consiste en una tabla formada por distintas columnas, de número variable. Cada columna recoge los rasgos esenciales de cada categoría, de forma que, de manera similar al gráfico T, podemos observar semejanzas y diferencias entre los conceptos comparados.

7. Línea temporal

Este recurso es especialmente utilizado cuando se trata de representar contenidos históricos. A través de una línea de tiempo, se puede reflejar una secuencia cronológica, de forma que se asocian distintos eventos con sus respectivas fechas. Este tipo de organizador es muy útil para la comprensión de las relaciones entre distintos sucesos que se han dado a lo largo de la historia.

Línea temporal

8. Telarañas

Este organizador recibe su nombre debido a la similitud que tiene con la forma de una telaraña. El concepto principal se sitúa en el centro de la estructura, de forma que el resto son elementos secundarios derivados de él. Los elementos secundarios se representan con flechas que les conectan al elemento central. En este caso, a diferencia de los mapas conceptuales, no debe aparecer ningún tipo de texto en las líneas conectoras. Tanto el elemento central como los secundarios se suelen representar mediante círculos para que las relaciones entre categorías sean muy visuales.

9. Esquemas

Los esquemas son estructuras muy utilizadas en el estudio, especialmente para facilitar la comprensión de los contenidos y el repaso. La información en un esquema se plasma siguiendo el principio de jerarquía, partiendo de las ideas o conceptos más genéricos hacia los más específicos. Gracias a los esquemas, resulta fácil integrar la información y comprender las relaciones entre los elementos plasmados.

10. Secuencia

Las cadenas de secuencias permiten representar distintos eventos que se suceden a lo largo del tiempo. Por tanto, esta estructura es aplicable para representar hechos históricos o cualquier proceso en el que se suceden distintas etapas. La forma más frecuente de representar las secuencias es a través de flechas que siguen una estructura circular. Las etapas o eventos se disponen de tal manera que la estructura deba leerse de acuerdo al sentido de las agujas del reloj.

11. Rueda de atributos

Esta estructura sirve para poner el foco en un elemento específico con el fin de profundizar en sus características. Al igual que en otros organizadores, tanto el elemento central así como cada uno de sus rasgos, son representados con círculos. En el ámbito educativo este recurso es muy utilizado, ya que facilita que los niños recuerden las características del concepto en cuestión. Además, se puede fortalecer el aprendizaje jugando a cumplimentar la rueda con los atributos que faltan.

12. Organigramas

Los organigramas son representaciones gráficas de la estructura de una empresa u organización. Este tipo de organizador es útil para representar las relaciones jerárquicas y las competencias de cada miembro que compone la estructura empresarial.

Los organigramas realizados por las empresas pueden ser meramente informativos, pero también pueden realizarse con un propósito analítico. En estos casos, estas estructuras pueden servir para detectar errores de logística o mejorar la distribución del trabajo. En cualquier caso, un organigrama debe ser siempre una representación de fácil comprensión, contando solo con los elementos indispensables.

Organigrama

13. Análisis FODA o DAFO

Este tipo de estructura resulta muy versátil, ya que permite representar a través de una matriz las amenazas, oportunidades, fortalezas y debilidades respecto de una situación que afecta a una persona, empresa o proyecto. Este gráfico se utiliza especialmente en el entorno empresarial, ya que permite analizar la situación actual de un negocio para poner en marcha las estrategias necesarias con el fin de mejorar.

14. Mapa de ideas

Los mapas de ideas sirven para representar de forma visual un grupo de ideas. No sigue una estructura jerárquica ni un patrón determinado, simplemente busca recopilar información que luego puede ser desarrollada. Este tipo de organizador se suele utilizar en las primeras fases de desarrollo de un proyecto, cuando se hacen lluvias de ideas y se trazan los primeros pasos del plan a seguir.

Aunque en esta lista hemos podido recoger muchas de las formas que pueden cobrar los organizadores gráficos, por supuesto hay muchas más. La estructura más adecuada dependerá del tipo de información que se desee representar y de las preferencias de cada persona. Como ya hemos comentado, el uso de este tipo de organizadores es algo generalizado, pues se aplica no solo a la enseñanza sino también al mundo empresarial.

Otra de las aplicaciones de esta estrategia, además de las ya mencionadas, tiene que ver con los trastornos del aprendizaje. Muchos niños con dificultades a la hora de aprender se han visto beneficiados gracias al uso de los organizadores gráficos. Plasmar la información de forma muy esquematizada y visual contribuye a una mejor asimilación de la información, algo de mucha ayuda en niños con este tipo de dificultades.

En la actualidad, se conoce que el aprendizaje puramente memorístico no es fructífero a largo plazo. Resulta muy complicado llegar a memorizar largos y complejos textos de información, llenos de vocabulario técnico y conceptos variados, sin estrategias de algún tipo. Por todo ello, los organizadores son una herramienta clave. Estos nos facilitan el aprendizaje y nos ayudan a adquirir conocimientos que permanecen en nuestra memoria gracias a que están basados en una comprensión real.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies