Test de Psicopatía de Hare PCL-R: ¿qué es y cómo se usa?

Un test diseñado por Robert Hare evalúa fielmente la posibilidad de que un sujeto tenga rasgos psicopáticos.
Test Psicopatía Hare

En nuestro día a día nos cruzamos con muchas personas, todas ellas con rasgos de personalidad distintos. Hay de más frías y hay de más cálidas, pero, a veces, la frialdad que encontramos en otros nos hace preguntarnos lo siguiente: ‘¿será este tipo un psicópata?’

Hay muchos mitos sobre las psicopatía, como el de que todos los psicópatas son, necesariamente, réplicas de Hannibal Lecter, pero lo cierto es que no todos son así, e incluso hay quienes pasan más o menos desapercibidos.

Es por ello que Robert Hare elaboró una herramienta que permite detectar a personas con trastorno de personalidad antisocial con bastante fiabilidad, pudiendo detectar casos fuera de la población penitenciaria: el test de psicopatía de Hare o PCL-R. Veámoslo a continuación.

¿Qué es el Test de Psicopatía de Hare?

El Test de Psicopatía de Hare, también llamado Psychopathy Checklist Revised (PCL-R), es un instrumento desarrollado por Robert Hare en 1990, uno de los investigadores en psicología criminal más importantes y antiguo profesor de la University of British Columbia. Su test permite identificar, con bastante fiabilidad y validez, casos de psicopatía, tanto dentro de población penitenciaria como en individuos que no han cometido delitos.

Normalmente, la imagen del psicópata se asocia a la de una persona quien ha cometido delitos, con falta de empatía y respeto nulo hacia la vida ajena. Si bien hay casos que son así, lo cierto es que no todos son criminales. Hay rasgos propiamente psicopáticos que no implican la realización de acto delictivo alguno, como por ejemplo el gran poder de seducción y manipulación, frialdad y egocentrismo.

Tradicionalmente, como el psicópata era asociado con delincuencia, eran solo detectados aquellas personas con el trastorno de personalidad antisocial quienes habían cometido algún acto criminal, siendo especialmente destacables aquellos que implicaban daño a otras personas. No obstante, y gracias a una mejor comprensión de este tipo de personalidad, al elaborarse el test de psicopatía de Hare se pudo detectar con más facilidad a los psicópatas, tanto en el ámbito forense como en el clínico.

Aunque este test resulta ser una herramienta bastante útil para saber si se está frente a un psicópata o no, lo cierto es que no se debe confiar únicamente en este instrumento sin prestar atención a otros aspectos significativos de la persona. Entre estos se encontrarían el historial psiquiátrico, criminal y familiar, testimonios de conocidos y familiares, antecedentes de actos preocupantes como maltrato animal o quemar cosas...

¿Cómo se aplica?

El PCL-R ganó mucha popularidad por la fácil aplicación del instrumento, lo cual hizo que se extendiera tanto en el ámbito clínico como en el forense. Permite obtener información muy valiosa del posible psicópata en muy poco tiempo, aproximadamente hora y media. Además, en el ámbito clínico, donde el sujeto evaluado puede no haber cometido delitos, permite saber si tiene tendencias violentas o sexualmente agresivas y, en base a ello, plantear un tratamiento preventivo.

La forma en la que se aplica es un tanto diferente a cómo se suelen aplicar otros cuestionarios, dado que no es el sujeto quien lo contesta, sino el profesional, sea este psicólogo clínico o forense, quien, en base a lo observado en el paciente/delincuente, determina si cumple o no con la conducta. El profesional entrevista al paciente de forma semiestructurada, es decir, sin un guión inflexible pero abordando las preguntas que el cuestionario contiene.

¿Qué lo compone?

El test se compone de 20 ítems, los cuales tienen como opción de respuesta tres alternativas: 0, 1 y 2. El profesional debe valorar, en función de lo que ha visto durante la entrevista, cada uno de los ítems con uno de esos valores. La puntuación dada a cada ítem viene a indicar lo siguiente:

  • 2 puntos: el ítem describe plenamente la conducta del individuo.
  • 1 punto: el ítem describe, en cierto sentido, la conducta del sujeto, pero no del todo.
  • 0 puntos: el ítem no es aplicable a la conducta del individuo.

En caso de que durante la entrevista no haya sido posible tener toda la información preguntada en el cuestionario, se puede tolerar la omisión de hasta 5 ítems sin que la fiabilidad se vea reducible gravemente, aunque no es la situación más deseable. En función de la puntuación obtenida en el cuestionario podemos detectar, o al menos tener cierta certeza, de que se está ante un psicópata o no. Una puntuación mayor a 30 puntos es un indicativo de que la persona muestra características propiamente psicopáticas.

Se ha visto que en población penitenciaria las puntuaciones, de media, se encuentran entre 22 y 24 puntos. En población penitenciaria-psiquiátrica la puntuaciones se encuentran entre 18 y 20. Estos valores, aunque de media no superan el límite de 30 puntos, son bastante altas en comparación con la población general, que rara vez llega a superar los 15 puntos.

Los ítems del test constituyen tres dimensiones. A continuación veremos cuales son estas y qué ítems las conforman.

Factor 1: Dimensión interpersonal

Hace referencia a cómo se comporta con los demás, si su conducta implica el uso de comportamientos seductores o realiza algún tipo de manipulación sobre sus víctimas.

1. Encanto superficial y locuacidad

Viene a evaluar si la persona evaluada es fácil de trato y tiene atractivo superficial, a menudo interpretado como seducción. Aparentemente, son socialmente destacables, divertidos y entretenidos.

2. Sentimiento de grandiosidad personal

El psicópata se ve a sí mismo como una gran persona, en el sentido de tener mucha seguridad y confianza en sí mismo. Dicho de otra forma, es una persona egocéntrica, quien antepone su propia visión de las cosas y centrándose en sus propias necesidades.

3. Mentira patológica

Es bastante común encontrar en un psicópata la mentira patológica. Pueden llegar a construir historias muy creíbles, y no suelen preocuparse por si son descubiertos. No es difícil para ellos el romper una promesa.

4. Manipulación

Los psicópatas son conocidos por su gran capacidad de manipulación, con la intención de conseguir, sea como sea y a costa de los demás, sus propósitos.

5. Falta de sentimientos de culpa y arrepentimiento.

El psicópata no se siente culpable por haber hecho daño a los demás, ni tampoco se sienten mal por haber hecho algo incorrecto o que suponga perjuicio para un ser cercano.

6. Emociones superficiales

Muchos psicópatas no muestran una emocionalidad demasiado profunda. No tienen grandes reacciones ni tampoco muestran una gran expresión emocional. Sí que pueden tener sentimientos, pero no son de alta intensidad.

7. Falta de empatía

Es uno de los principales aspectos de la psicopatía. La falta de empatía implica que el sujeto sea incapaz de ponerse en el lugar del otro, ni tampoco valorar qué es lo que pueda estar sintiendo.

8. Es incapaz de reconocer la responsabilidad de sus actos

No son capaces de ver que sus actos implican unas consecuencias que pueden ser negativas para los demás. Si han hecho algo malo, simplemente no lo ven.

Factor 2: Dimensión afectiva

Relacionada con los aspectos emocionales del psicópata.

9. Búsqueda de sensaciones

Como se suelen aburrir, los psicópatas tienden a buscar actividades que los estimulen. Estas actividades suelen implicar acción, competición y oportunidades, y no tienen por qué ser seguras ni sanas para los demás ni para él mismo.

10. Estilo de vida parasitario

Este aspecto es propio de psicópatas quienes usan de manera utilitaria a sus familiares y el entorno para poder satisfacer sus deseos, sin necesidad de tener que esforzarse.

11. Carece de autocontrol

No todos los psicópatas son violentos, pero algunos llegan a usar la violencia como respuesta inmediata a una provocación o cuando algo no les gusta.

12. Sufre problemas de conducta precoces

Ya desde la tierna infancia el psicópata, quien nace, no se hace, puede manifestar patrones de conducta preocupantes: torturar animales, incendiar cosas...

13. Impulsividad

Actúan de manera inmediata, en función de si se les presenta una oportunidad y sus ganas de aprovecharla.

14. Sin metas realistas

Se centran mucho a corto plazo, algo que se puede asociar con problemas en sus funciones ejecutivas (corteza prefrontal). No se preocupan por el futuro, lo cual explica también su falta de preocupación por las consecuencias de sus actos.

15. Es irresponsable

El sujeto psicópata no suele hacerse cargo de sus propios actos, no es para nada responsable en este aspecto. Suele justificarlos y emplear excusas.

16. Delincuencia juvenil

El sujeto psicópata suele tener antecedentes juveniles de conductas disruptivas, estando entre ellas actos delictivos, en mayor o menor medida graves.

17. Ha llegado a revocar su libertad condicional

Este ítem solo está reservado para aquellos sujetos quienes han cometido un delito, han sido encarcelados y pueden haber optado por la libertad condicional.

Factor 3: Estilo de vida

Hace referencia al tipo de vida que tiene el psicópata, ya sea este delictivo o en el que tiene una vida familiar disfuncional y una vida sexual intensa.

18. Tiene una conducta sexual promiscua

Gracias a su locuacidad y poder de seducción, los psicópatas disfrutan de muchas relaciones sexuales esporádicas.

19. Sus relaciones afectivas suelen ser muy cortas

Los psicópatas no suelen tener relaciones estables. Puede que tengan pareja, pero esto es algo que no suele durar. Algunos llegan a casarse y tener hijos, pero el matrimonio suele estar desatendido y los hijos dejados muy de lado.

20. Versatilidad delictiva

La persona ha cometido diferentes tipos de delitos, de toda índole y gravedad: hurtos, robos, tráfico de estupefacientes, agresión, delito sexual, asesinato, secuestro...

Fiabilidad y validez

Como ya íbamos diciendo, este test es muy utilizado tanto en el ámbito clínico como en el forense porque, además de su fácil aplicación, permite obtener mucha información en cuestión de muy poco tiempo. Es especialmente útil dado que no se hace necesario esperar a que la persona llegue a cometer un delito y ser internada en un centro correccional para realizar el diagnóstico. Dado que muchos psicópatas son solamente narcisistas y manipuladores, hasta que este test no fue inventado pasaban muy desapercibidos.

En cuanto a su capacidad de detección de psicópatas, sean estos delincuentes o no, es bastante alta. Presenta una elevada consistencia interna, y los cerca de 30 años de investigación avalan su gran fiabilidad y validez. La mayor parte del estudio de la psicopatía se sigue haciendo usando el test de psicopatía de Hare o PCL-R.

Referencias bibliográficas

  • Brazil, K. & Forth, A. (2016). Hare Psychopathy Checklist (PCL). 10.1007/978-3-319-28099-8_1079-1.
  • Lykken, D. (1994) Las personalidades antisociales. Barcelona: Herder.
  • Folino, J.O. y Castillo, J.L. (2006). Las facetas de la psicopatía según la Hare Psychopathy Checklist-revised y su confiabilidad. Revista Argentina de Psiquiatría, Vol. XVII:325-330.

Nahum Montagud es graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Además, posee un Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.