Las 10 aptitudes psicológicas del Emprendimiento (y cómo potenciarlas)

Hay muchos proyectos emprendedores que no han triunfado debido a que quienes los pusieron en marcha no poseían o al menos no tenían del todo desarrolladas las aptitudes psicológicas que resultan de mayor relevancia para que un proyecto pudiese triunfar a largo plazo.

aptitudes-psicologicas-emprendimiento

Las aptitudes psicológicas del emprendimiento en conjunto ayudan a que quienes posean al menos cierto grado de cada una de ellas o la mayoría sean capaces de triunfar en los proyectos que se propongan de manera prolongada y sin haberse rendido. Por ello, en los últimos años se han llevado a cabo diversos estudios que han estudiado las aptitudes psicológicas que un buen emprendedor debería tener o trabajar.

Aunque también es importante que un buen emprendedor sepa retirarse a tiempo cuando vea que el proyecto que ha ideado no es lo suficientemente bueno y que si sigue así podría tener para él unas consecuencias negativas a diversos niveles (p. ej., económico o de salud, entre otros). En el presente artículo hablaremos sobre esas aptitudes psicológicas del emprendimiento que tienen una importante influencia cuando una persona quiere poner en marcha cualquier tipo de proyecto.

¿Cuáles son las aptitudes psicológicas para ser buen emprendedor?

A continuación explicaremos brevemente 10 aptitudes psicológicas del emprendimiento que juegan un papel relevante a la hora de que un proyecto pueda tener éxito.

1. Autoconfianza

La primera de las aptitudes psicológicas del emprendimiento sobre la que vamos a hablar es la autoconfianza, ya que es fundamental para que sintamos que seremos capaces de lograr nuestros objetivos si emprendemos en algún proyecto. Además, esa autoconfianza hará que confiemos en nuestras capacidades de comunicación con aquellas personas que pudiesen colaborar en nuestro proyecto o que tuvieran cualquier grado de relación con nuestros logros (p. ej., posibles clientes de la empresa en la que queremos emprender, proveedores, etc.).

En caso de tener empleados a nuestro cargo sería importante ser capaces de ejercer un correcto liderazgo, de manera que podamos transmitir confianza a nuestros empleados y que seamos capaces de motivarlos, así como también deberíamos saber escucharles, ya que podrían aportar grandes ideas que faciliten el avance de nuestro proyecto hacia el camino correcto. Por el contrario, una falta de confianza nos podría bloquear, causando que finalicemos el proyecto en el que hemos emprendido.

autoconfianza

2. Tolerancia a la adversidad

Otra de las aptitudes psicológicas del emprendimiento más relevantes es la tolerancia a la adversidad, ya que cuando emprendemos un proyecto tendremos que hacer frente a diversas situaciones e incluso personas que podrían estar en contra de que logremos nuestros objetivos, por lo que debemos ser flexibles en el sentido de que cuando las cosas no van por el camino que esperábamos, debemos adaptarnos y ser capaces de reconducir nuestros proyectos de la forma que nos sea posible.

Aquí también juega un papel relevante la resiliencia, puesto que siendo residentes podremos ser capaces de aprender de esas adversidades y salir fortalecidos de cara a futuras ocasiones, de manera que seremos capaces de superar cualquier infortunio.

3. Manejo del estrés

El manejo del estrés es una de las aptitudes psicológicas del emprendimiento más importantes, por el motivo de que si no somos capaces de manejarlo, difícilmente podremos superar las adversidades pudieran presentarse cuando emprendemos un proyecto.

Sin un correcto manejo del estrés este podría cronificarse, causándonos un notable descenso a la hora de rendir óptimamente en nuestros proyectos y pudiendo llegar a provocarnos una gran falta de motivación para trabajar, lo que haría que acabáramos abandonando esos proyectos que habíamos emprendido.

4. Autocontrol (locus de control interno y responsabilidad)

El autocontrol es otra de las aptitudes psicológicas del emprendimiento sobre la que queremos hablar, ya que es una habilidad fundamental a la hora de emprender puesto que habrá ciertos altibajos en el camino en los que se podrían experimentar tentaciones e impulsos de abandonar el proyecto, siendo crucial tener un correcto autocontrol que nos permita regular esas emociones, deseos y pensamientos negativos con el fin de que nos volvamos a orientar por el buen camino y también podamos solucionar los problemas que se nos vayan presentando.

En este sentido es importante tener un locus de control interno que nos haga responsables de nuestras acciones con el fin de tomar las riendas de todo lo que esté relacionado con el proyecto que hemos emprendido, siendo autoeficaces y no permitiendo que los factores externos nos afecten (p. j., las opiniones negativas de otras personas acerca de que vamos a fracasar).

5. Motivación para el logro

La motivación para el logro es una de las aptitudes psicológicas del emprendimiento más influyentes, ya que la motivación, a nivel psicológico, podría decirse que es el motor que impulsa a las personas en el camino hacia la consecución de ciertos logros.

También hay que tener en cuenta que los niveles de motivación no son completamente estables, sino que sufren fluctuaciones en base a diversos factores. Por ello es importante que a la hora de emprender se busquen fuentes de motivación y se procure recordarlas en aquellos momentos en los que esos niveles de motivación estén más bajos.

Algunas fuentes de motivación podrían ser incentivos sociales (p. ej., el reconocimiento de una persona a la que admiramos), a nivel familiar (p. ej., hacerlo por nuestros hijos y/o nuestra pareja, para que se sientan orgullosos de lo que estamos consiguiendo) o, simplemente, por el hecho de sentirse bien con uno mismo al estar consiguiendo grandes logros, gracias al hecho de haber emprendido en un proyecto que nos apasiona.

motivacion

6. Perseverancia

También podemos encontrar la perseverancia entre las principales aptitudes psicológicas del emprendimiento, una aptitud estrechamente relacionada con la motivación para el logro, debido a que una persona perseverante siempre busca y encuentra motivos para continuar.

Incluso en aquellos momentos en los que los niveles de motivación se encuentran bajo mínimos, una persona perseverante o tenaz tira de las fuerzas que tenga de manera que logre seguir avanzando en el proyecto que ha emprendido hasta que vea que sigue marchando por el buen camino y entonces los niveles de motivación terminarán aumentando hasta alcanzar un esta óptimo para seguir hacia adelante.

7. Creatividad

La creatividad también es considerada como una de las aptitudes psicológicas del emprendimiento más relevantes con el fin de que podamos ser capaces de desarrollar nuevas ideas en torno a nuestros proyectos de manera que así no nos quedemos estancados y logremos que nuestro proyecto esté a la altura de los nuevos avances que vayan surgiendo con el paso del tiempo.

Para ser creativo también es importante tener una continua curiosidad por aprender acerca de diversos campos del conocimiento, puesto que aprender cosas nuevas siempre nos facilitará conocer diversas perspectivas y también estar al tanto de los últimos avances en varios ámbitos, lo que facilitará que nuestra creatividad fluya. Además, es importante aprender a gestionar correctamente el conocimiento que hemos adquirido previamente con el fin de que seamos capaces de extrapolarlo para aplicarlo de forma óptima en el proyecto en el que hemos emprendido.

8. Intuición

Cabe destacar, entre las aptitudes psicológicas del emprendimiento, el papel que juega la intuición, siendo una habilidad que nos permitirá tomar determinadas decisiones de forma rápida y fluida en determinados momentos en los que será necesario que reaccionemos urgentemente. Esto no quiere decir que actuemos de forma impulsiva, puesto que para tener una intuición lo más certera posible debemos ser capaces de centrarnos en lo que es importante en esos momentos en los que vamos a tomar una decisión rápida.

En base a lo que decía el psicólogo Daniel Kahneman en su libro “Pensar rápido, pensar despacio”, el sistema 1 constituye el pensamiento rápido e intuitivo que nos permite actuar de forma rápida y empleando un menor esfuerzo en aquellas situaciones en las que es preciso que reaccionemos de esa forma. La intuición también debe fundamentarse en experiencias del pasado en las que hemos tenido que enfrentarnos a situaciones similares, por lo que hemos aprendido a actuar de forma correcta.

9. Propensión al riesgo (pero con responsabilidad)

Entre las aptitudes psicológicas del emprendimiento podríamos incluir la propensión al riesgo, puesto que hay diversos estudios que han encontrado una correlación positiva entre la propensión al riesgo y el éxito empresarial. Esta aptitud está estrechamente relacionada con otras que son muy importantes como la autoconfianza, la autonomía, la tolerancia a la incertidumbre, la intuición y la necesidad de realización.

También es importante que dentro de esa propensión al riesgo haya un cierto grado de responsabilidad, puesto que antes de arriesgar se debe haber sopesado los riesgos, habiendo trazado un plan alternativo si los planes no salieron bien con el fin de que el proyecto pudiera salir adelante.

10. Tolerancia a la incertidumbre (optimismo)

La tolerancia a la incertidumbre es otras de las aptitudes psicológicas del emprendimiento que resultan de vital importancia para que un proyecto funcione puesto que nunca vamos a tener la total certeza de que las cosas vayan a salir como esperamos. Por mucho que estemos haciendo las cosas correctamente, siempre pueden surgir contratiempos y además nunca sabremos los resultados que vamos a obtener, por lo que es importante que una persona que decida emprender tenga mucha paciencia y sea capaz de tolerar esa incertidumbre que genera cualquier proyecto.

En este sentido también es importante que una persona emprendedora tenga siempre una actitud lo más optimista posible, de forma que así siempre sienta la motivación suficiente como para continuar en su proyecto. Aunque es cierto que podría darse el caso de que el proyecto no saliera bien y tuviera que concluir su emprendimiento.

Sin embargo, no debería verse como un fracaso, puesto que el hecho de decidirse por emprender en cualquier proyecto y haberse esforzado porque salir bien ya es un triunfo lo suficientemente grande como para sentirse para que uno se sienta muy orgulloso.

¿Buscas asistencia psicológica para el emprendimiento?

Si quieres disponer de apoyo psicológico para emprender, ponte en contacto con nosotros. En UPAD Psicología & Coaching llevamos muchos años trabajando con opositores, influencers, artistas y toda clase de emprendedores, ayudándoles a desarrollar habilidades como la gestión del estrés, la organización horaria, la adopción de dinámicas de trabajo eficiente, y más.

optimismo
Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies