Los 3 tipos de otitis (y sus características)

La otitis es una patología en la que se produce una inflamación del oído a causa de infecciones bacterianas o víricas. Veamos cómo se clasifica según la zona del oído afectada por la enfermedad.

Tipos otitis

La otitis es una afección producida por una inflamación en el oído causada normalmente por una infección ya sea vírica o bacteriana. Existen distintos tipos de otitis según la zona del oído donde se produzca, de este modo tendremos la otitis externa, que aparece normalmente por exposición continuada a ambientes húmedos, la media que es el tipo más típico y la interna que da lugar a síntomas y consecuencias más graves e incapacitantes.

Según el tipo de otitis las causas, síntomas y el modo de tratarla variará, siendo fundamental que se haga un buen diagnóstico de esta para saber qué alteración está teniendo lugar y así tratarla de manera eficaz lo antes posibles. En este artículo te describiremos qué se entiende por otitis y te presentaremos los distintos tipos de esta que existen.

¿Qué es la otitis?

El término otitis hace referencia a una inflamación que se produce en el oído que puede estar causada tanto por un virus como por una bacteria, es decir, la mayoría de las veces se debe a una infección.

Cuando aparece una inflamación en nuestro cuerpo es debida a una reacción que produce nuestro sistema inmune ante una lesión local, esta afectación será la que nos cause dolor. En concreto en el caso de la otitis, como ya hemos mencionado, la inflación la encontraremos en el oído, este se divide en tres partes: el oído externo, el medio y el interno, presentando distintos tipos de la alteración según la zona del oído afectada.

Así pues cada tipo de otitis será distinto, presentando diferentes síntomas y causas, hecho que hará que sea necesario realizar un tratamiento diferente y específico según la clase de otitis que tenga el paciente. Del mismo modo puede presentarse a cualquier edad pese a que es más típico que aparezca en la infancia. Normalmente no cursa con consecuencias graves para el paciente, aunque en algunas ocasiones puede complicarse y presentar consecuencias más dañinas.

¿Cómo se clasifica la otitis?

De este modo existen diferentes tipos de otitis, con causas, síntomas y por tanto tratamientos distintos, que se sitúan en distintas partes del oído ya sea el externo, que tiene la función de captar el sonido para transmitirlo a la parte media del oído, está a su vez se encarga de transformar las ondas sonoras en vibraciones, y por último en el oído interno se encuentra la cóclea que es el órgano auditivo más importante con la función de generar los impulsos nerviosos. A continuación mencionaremos los distintos tipos de otitis, describiendo las principales diferencias entre ellas y el lugar del oído donde se encuentra.

1. Otitis Externa

La otitis externa se caracteriza por presentar una inflamación en el conducto auditivo o en la cavidad del órgano auricular. Esta inflamación se produce por la aparición de hongos o típicamente bacterias, ya que se ha visto que en el 90% de los casos es bacteriana. También apuntar que la mayoría de veces la afección no se encuentra localizada en un punto sino que es generalizada en todo el oído externo.

La infección que produce este daño puede tener distintas causas, normalmente, la más común es que influya la exposición a ambientes húmedos, siendo muy típico en nadadores, por esta razón también se suele denominar otitis del nadador o oído de nadador. De este modo será una afectación que aparezca más durante los meses de verano.

Aún así, nadar no es la única causa ya que también se puede dañar el conducto auditivo cuando tratamos de limpiarlo, ya sea con bastoncillos o con cualquier otro utensilio. Por último añadir que, en ocasiones, la otitis externa puede desarrollarse a partir de una otitis media, cuando el pus, que se encuentra en esta, pasa a través del tímpano hacía el oído exterior.

Dadas las principales causas, para intentar prevenir este tipo de otitis debemos procurar secarnos bien los oídos después de estar en contacto con agua, ya sea después de ducharnos o de nadar en la piscina, en caso de que estemos mucho tiempo nadando o buceando se aconseja usar tapones. Del mismo modo, debemos tener cuidado con los productos de limpieza como jabones que puedan irritar, evitando también usar bastoncillos o cualquier utensilio que cuando limpiemos el oído con él lo pueda dañar

Los principales síntomas o signos de este tipo de otitis son los siguientes: en los primeros instantes de la alteración puede producirse una sensación de picor en el oído que puede derivar en fiebre y en un dolor intenso, que se agudiza cuando se estira o se presiona la parte externa, también se pueden enrojecer y hincar el conducto auditivo dando la sensación de que este está tapado. Otro signo que podemos observar es la producción de pus cuya acumulación genera que el oído se obstruya, dificultando así el paso de las ondas sonoras y haciendo más difícil que podamos oír.

otitis externa

Asimismo, la otitis externa se divide en distintos tipos según muestren diferentes características: otitis externa difusa, que como ya avanzamos es la más común, produciéndose el daño en todo el canal, esta aparece principalmente en los individuos con más riesgo que son los nadadores y los niños. Aunque también se podrá presentar de forma localizada por la presencia de un granito en el conducto que se genera por la propagación de una bacteria que recibe el nombre de Staphylococcus aureus.

Otro tipo de otitis externa es el producido por una dermatitis seborreica, atópica o de contacto denominada así otitis eccematosa, produciendo picor y enrojecimiento de la zona afectada. Del mismo modo, un tratamiento continuado con antibiótico en forma de gotas junto con nadar y estar en contacto con el agua puede derivar en un cambio del ph del oído externo que favorece la aparición de hongos produciendo así la otitis externa micótica.

Finalmente también puede cursar un tipo llamado otitis externa maligna que, como su nombre indica, es la más grave y la que genera consecuencias más peligrosas que ya la inflamación se produce en el hueso y el cartílago de la base del cráneo apareciendo la posibilidad de que termine afectando al hueso temporal o incluso a los nervios craneales.

El tratamiento como hemos dicho dependerá de la causa y síntomas de cada otitis, aunque el procedimiento más común será tratarla con antibiótico en gotas, administradas durante 7 o 10 días aliviándose así la inflamación y el dolor después de este periodo de tiempo. En caso de que el conducto auditivo se encuentre tapado el médico puede proceder a limpiarlo para que las gotas puedan entrar mejor. Si la afectación se complica, como complemento de las gotas pueden también recetar tratamiento antibiótico vía oral.

2. Otitis media

Como bien nos indica el nombre la otitis media aparecerá por la inflamación del oído medio zona del oído situada detrás del tímpano. La causa principal de este tipo de otitis es la obstrucción de la trompa de Eustaquio cuya función consiste en drenar el líquido generado en el oído medio, este bloqueo de la trompa puede producirse por una alteración intrínsecas relacionada con la presencia de infecciones o alergias o por alteraciones extrínsecas como puede ser la hipertrofia adenoidea, que consiste en un hinchazón producida con la finalidad de atrapar bacterias o virus que se da sobre todo cuando el niño está creciendo.

Esta afectación cursa normalmente con dolor de oído, estando la zona irritada, que puede derivar en problemas para dormir y fiebre, también se puede dar supuración de líquido e incluso cuando la afectación es más grave alteraciones en el equilibrio con vértigo o en circunstancias excepcionales parálisis facial.

Contrariamente a los mencionados en la otitis externa, la tipo media aparecerá con más frecuencia durante los meses de otoño e invierno ya que una de las causas principales es el resfriado. Así pues para prevenir se recomienda lavarse las manos con frecuencia para reducir las infecciones, también siendo fundamental que no se produzca un consumo desmesurado de antibiótico ya que puede derivar en resistencia a este, haciendo más difícil la recuperación posterior.

otitis media

Existen tres tipos de otitis media: la aguda, esta es la forma más común, se produce por inflamación y bloqueo de la trompa de Eustaquio haciendo que el líquido o mucosa se acumule y produciendo así dolor de oído, fiebre e incluso pérdida de audición; la subaguda donde se produce exudación de líquido que quiere decir que este empieza a salir generando síntomas de baja intensidad y la crónica cuando la afectación dura más de tres meses observándose exudación o supuración, expulsión de pus.

El tratamiento más habitual es el antibiótico, administrado de 10 a 14 días, produciéndose la mejora a partir del segundo día de toma. En caso de que se aparezcan episodios repetidos es necesario que se valore cual es el tratamiento específico más adaptado. Por último cuando los síntomas persisten por hipertrofia adenoidea, se puede realizar un procedimiento quirúrgico donde se extirpe el tejido adenoideo y se coloquen unos tubos que permitan drenar con más facilidad, estos normalmente se desprenden por sí solo pasado medio o un año.

3. Otitis interna

La otitis interna, también denominada Laberintitis, se produce por inflamación en el oído interno, en concreto en el laberinto o en el nervio vestibular, zonas relacionadas con el equilibrio y la ubicación espacial.

Dada la afectación de las partes del oído vinculadas al equilibrio los síntomas suelen ser muy molestos e incapacitantes, como sensación de vértigo, con pérdida de equilibrio, mareos, sensación de náuseas y vómitos. Puede aparecer también pérdida o disminución de la audición durante la afección. Las causas que generan este tipo de otitis no están claras, se cree que puede desarrollarse por una infección vírica, aunque también se ha visto que puede derivar de una complicación de otitis media.

otitis interna
Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies