La Crisis de los 50 en los hombres: ¿cómo afecta en cuerpo y mente?

La famosa crisis de los cincuenta en hombres es un malestar emocional y físico que muchos experimentan al acercarse o sobrepasar los 50 años. Veamos qué dice la Psicología acerca de este fenómeno.

crisis-50-hombres

En la cultura popular se toma a ciertas edades como el inicio y el fin de períodos vitales, con todo lo que psicológicamente implica. Al superar la barrera psicológica de los 30, los 40, los 50 o los 65 muchas personas sienten malestar, pérdida de autoestima, miedo por envejecer y arrepentimiento por lo mucho que creen que podrían haber hecho siendo más jóvenes.

La crisis de los 50 es uno de estos fenómenos asociados a la edad, especialmente vivida por los hombres. Muchos lo ven como la pérdida de la masculinidad, el deterioro de aspecto y la pérdida de fuerza, lo que motiva a muchos a hacer todo lo posible para aparentar que son más jóvenes de lo que realmente son.

A continuación vamos a explorar cómo se da la crisis de los 50 en los hombres, destacando cómo la cultura popular ha influido en su aparición pero también mencionando algunos aspectos biológicos asociados a la edad que influyen en su desarrollo.

Características de la crisis de los cincuenta en los hombres

En su sentido más cultural, la crisis de los 50 años es un malestar psicológico que algunas personas padecen al acercarse o sobrepasar esa edad. Esta crisis se fundamenta sobre todo en un problema de autoestima cuando se tiene la creencia de que a más edad, peor se es. Muchas personas ven el superar la barrera psicológica de los 50 años como el inicio del fin de sus años mozos y el inicio de una decadencia que culminará con la vejez y, posteriormente, la muerte.

Mucho se menciona a la crisis de los 50, algo que muchos hombres sufren tanto en lo mental como en sus propias carnes. Esta crisis le puede ocurrir a cualquiera persona, pero es especialmente frecuente en hombres, siendo ocho de cada diez que manifiestan esta problemática. Muchos lo pueden llegar a vivir con verdadero malestar por varios motivos, aunque el principal es la idea de que la vejez es algo negativo en una sociedad donde se adora, de forma a veces casi enfermiza, la juventud y la belleza jovial.

La crisis de los 50 en los hombres suele traer consigo varios síntomas mayormente psicológicos como:

  • Irritabilidad, intranquilidad y nerviosismo
  • Cambios de humor
  • Pérdida de autoestima y autoconfianza
  • Depresión
  • Desinterés en proyectos que antes lo animaban
caracteristicas-crisis-cincuenta

A parte de estos síntomas, que no tienen por qué darse siempre, podemos ver también una serie de conductas típicas que suelen hacer los hombres a esta edad Entre estos comportamientos encontramos vestirse de manera más juvenil, apuntarse al gimnasio, incorporar jerga juvenil en su lenguaje o hacerse cuentas en redes sociales como una forma de tratar de evitar activamente aparentar psicológica y físicamente lo que son, personas que acaban de cumplir los 50 años. También ocurre que algunos hombres empiezan a tener relaciones fuera del matrimonio usando como pretexto esta crisis.

Muchas de estas conductas se hacen con la pretensión de esconder o revertir los cambios asociados a la edad, en especial el físico y social. Algunos hombres llegan a obsesionarse y tratar de evitar a toda costa cualquier cambio físico que se dé en su aspecto físico. También aquellos que sienten que están perdiendo su masculinidad, o la idea de lo que ellos consideran que es la masculinidad.

¿Qué es la andropausia?

Todo el mundo está familiarizado con la menopausia, la época de la vida de las mujeres en la que dejan de tener ciclos menstruales y pierden la fertilidad reproductiva. Este período natural de las mujeres suele asociarse a la crisis de los 40 en las mujeres, pues es más o menos a partir de esa década en la que sucede la menopausia. Incluso algunos la llegan a considerar el inicio de esa crisis.

Lo que no se conoce tanto es el equivalente en hombres, el cual ha sido asociado a la crisis de los 50 en el género masculino: la andropausia. Si bien todavía sigue investigándose y no se tienen demasiados datos, sí que lo que ya se conoce de este peculiar fenómeno masculino podría explicar los cambios físicos y psicológicos que los hombres empiezan a manifestar al aproximarse a los 50.

que-es-andropausia

La barrera psicológica de la edad

Es importante entender que 50 es solo un número. Aplicado a años, significa solamente que son esas las 50 vueltas completas que hemos dado alrededor del sol. Cumplir años es algo normal, natural y constante. No es que cumplamos un año y automáticamente envejezcamos, sino que lo hacemos a cada instante, cada día. Entendiendo esto, entonces, ¿Por qué al llegar a una determinada cifra lo podemos pasar tan mal?

Mayormente, esto tiene que ver con la idea que tenemos sobre qué implica cumplir esa determinada edad. En muchas ocasiones, lo pasamos mal por una serie de ideas, creencias e interpretaciones que tenemos sobre lo que implica tener una edad, en este caso los 50 años en los hombres. Muchas de estas ideas son creencias erróneas y exageraciones que para nada no se corresponden con la realidad.

Estas ideas y creencias se introducen en nuestra mente a base del constante bombardeo edadista que recibimos de la sociedad. En un mundo donde se glorifica la juventud y se diaboliza la vejez, donde tener canas y alopecia no es solo un signo de que pasa el tiempo, sino que es sinónimo de perder fuerza y valor, no es extraño que la gente haya desarrollado verdadero pavor hacia el envejecimiento, se sea hombre o se sea mujer. Pareciera que vivimos en un mundo en el que llegar a viejos ya no es un sueño, sino una pesadilla.

Los hombres también son víctimas de la violencia estética que suponen los cánones de belleza, especialmente a los 50. Por el simple hecho de haber perdido la talla “perfecta” e ir alejándose cada vez más de lo que socialmente se considera un hombre bello, se asume que ya no se puede ser feliz. Muchos hombres han interiorizado la idea de que, si llegados a los 50 años no has conservado la tableta de chocolate, tienes la piel tersa y firme, un buen tono de piel y no puedes correr una maratón, ya no valen como persona.

Tratar de luchar de forma obsesiva contra lo inevitable, que es ganar años, es contraproducente. Una cosa es mantenerse en forma haciendo ejercicio o querer verse bien vistiendo ropa nueva y otra, muy distinta, es pretender aparentar lo que ya no se es, un chico de 20 años. El paso del tiempo es natural y constante. Lejos de vivirlo como que nos acercamos cada vez más al final, debemos verlo como un camino lleno de experiencias y que es totalmente normal que, al tener una edad, se puedan unas cosas y no otras.

impacto-crisis-50
Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies