¿Cómo se puede olvidar a alguien y superarlo? En 8 consejos

Olvidar a una persona no es fácil, sobre todo si ha sido importante para nosotros. Para lograrlo es necesario liberarse de los viejos recuerdos y comprometerse a seguir adelante.

como-olvidar-a-alguien

En ciertas etapas de nuestra vida, todos hemos tenido la necesidad de olvidar a alguien que fue importante para nosotros en el pasado. Esa persona puede ser un amigo íntimo, un familiar cercano y, frecuentemente, puede tratarse de un amor no correspondido. El amor cuando solo existe en una dirección es una experiencia dolorosa. Si estás tratando de olvidar a alguien a quien amas; este artículo puede serte de ayuda.

A veces, incluso aunque quieras mucho a una persona, debes hacer un esfuerzo consciente por borrarla de tu memoria. Si el otro no te valora de la misma forma que tú lo haces o te trata como una opción, es necesario poner fin a la relación. Es crucial preservar tu estado emocional en el caso de un amor unilateral.

A pesar de la necesidad de hacerlo, nunca es fácil olvidar a alguien que amas. Normalmente, cuanto más tratas de no pensar en una persona, más aparece en tus pensamientos. Pero, una vez que, finalmente, nos comprometamos a seguir adelante con nuestra vida y nos demos el espacio de superar la pérdida, nos daremos cuenta de que tomamos la decisión correcta. En este artículo te ofrecemos una serie de claves psicológicas para empezar a olvidar a alguien y comenzar a sentirnos mejor.

La trampa de la memoria a la hora de olvidar a alguien

Nuestra mente está diseñada para recordar cosas importantes, y la forma en que determinamos lo que es valioso para nosotros es a través de nuestras emociones. Por lo tanto, nuestro cerebro tiende a retener las cosas que tienen un valor sentimental para nosotros. Aunque queramos, es imposible olvidar algo conscientemente; existe un conflicto inquebrantable entre lo que queremos y el mundo emocional de nuestro subconsciente. Por lo general, es el deseo impulsado por este que gana y por eso no puedes dejar ir ciertas cosas, que aparecen una y otra vez en forma de recuerdos intrusivos o en nuestros sueños.
Como vemos, olvidar las cosas que más queremos olvidar se hace más difícil cuando nuestras emociones están involucradas. Esto también sucede con las relaciones; las personas pueden tener un impacto emocional positivo o negativo en nosotros. Debido a esto, no podemos olvidarnos de ellas fácilmente, aunque sea necesario. Prepararse para este tipo de situaciones, y ser consciente de que superar a alguien es algo difícil debido a la huella sentimental que han dejado en nosotros; es el primer paso para hacerlo.

Los mejores consejos para olvidar a una persona

La mayoría de los consejos sobre cómo superar, olvidan los mecanismos de la memoria, por eso en ocasiones son vacíos y no funcionan. Cuando conocemos a alguien, nuestros procesos mentales superiores procesan inconscientemente multitud de información sobre la persona: retenemos su cara, voz y color de piel. Estos son solo algunos de los primeros rasgos que se graban en nuestra memoria, a medida que avanza la relación incluimos en esta cantidad de información sobre el otro y toda una serie de detalles.

Su color favorito, el nombre de sus padres, el olor de su ropa… son solo un ejemplo de todo lo que se va grabando en forma de recuerdos. Conocer a alguien requiere de tiempo, al igual que olvidarlo. Olvidar a alguien significa dejar de tener un recuerdo del otro, que nos afecta de manera negativa. Veamos a continuación una serie de consejos para conseguirlo.

1. Aceptar la situación

A veces, las personas seguimos mucho más tiempo en una relación del necesario. Esto se debe a que es difícil aceptar que algo que nos hacía felices ha dejado de funcionar; algunos esperan e imaginan durante años que su pareja se dará cuenta de sus errores y regresará con ellos. Aunque algunas películas románticas muestran lo contrario, la mayoría de las veces esto no sucede, por lo que es mejor dejar de engañarse y acabar con cualquier esperanza de reconciliación de algo que se ha roto. Una vez que seamos capaces de aceptar la realidad, seremos capaces de seguir con nuestra vida sin mirar constantemente al pasado.

como-olvidar-persona

2. Perdonarse a uno mismo

El perdón a uno mismo es un paso fundamental en cualquier situación que se acaba, sea en contra o no de nuestra voluntad. Después de un fracaso amoroso, es crucial perdonarnos y no fustigarnos pensando en que podríamos haber hecho las cosas de otra forma. Hacer esto nos permite seguir adelante sin sentirnos mal con nosotros mismos, ni aferrarnos a los recuerdos del pasado o la nostalgia de lo que nunca sucedió.

Gracias a esto, seremos capaces en el futuro de recordar nuestras relaciones pasadas sin amargura, sino como lo que realmente fueron y aceptarlas como parte de nuestro crecimiento. Es importante al acabar una relación no entregarse al autodesprecio. El tiempo cura todas las heridas; perdónate por cualquier error que hayas cometido y no dejes que el odio hacia ti mismo te consuma.

3. Comprometerse a seguir adelante

Prometerse a uno mismo a cumplir algo es una forma eficaz de hacerlo. Puede ser desgarrador y difícil seguir adelante después de una pérdida. Sin embargo, después de aceptar la ruptura es importante hacer un esfuerzo y prometerse a uno mismo que seguiremos adelante sin importar cuán dolorosas sean las circunstancias. Hay que saber que los nuevos comienzos son siempre posibles, pero requieren de determinación y voluntad de dejar atrás el pasado.

4. Ser realista sobre la relación pasada

Las personas tienen diferentes caras que vamos descubriendo a lo largo del tiempo. Aunque una persona puede tener grandes virtudes, también puede tener defectos que se hacen insuperables. Si alguien nunca te ha tratado adecuadamente, o ha dejado de hacerlo con el paso de los años, no vale malgastar nuestra energía en perseguirlo o mantener la relación.

Es necesario quitarse las gafas de color rosa con el que filtramos al otro y la relación; y ser realista sobre quiénes son realmente y cómo nos han tratado durante todo el tiempo. Una vez que hagamos esto, es posible que algunos sentimientos se desvanezcan o pierdan intensidad. Además, es importante recordar que merecemos amor y respeto de las personas con las que compartimos nuestra vida.

5. No aferrarnos a los recuerdos

Los viejos recuerdos deben ser eliminados, aquí no hablamos de la memoria, como hemos dicho, algunas cosas por mucho que queramos son imposibles de olvidar, ya que llevan el pegamento de la emoción. Sin embargo, sí podemos tratar de alejar algunas cosas de nuestra vida. Esto implica deshacerse de viejos recuerdos y objetos del pasado común, por ejemplo vídeos, fotos o regalos del otro. Controlar los pensamientos intrusivos será más fácil si nos deshacemos de cualquier objeto de nuestra casa que pueda recordarnos al otro. Eliminar todos los objetos llenos de recuerdos dolorosos es necesario para el proceso de curación.

consejos-olvidar-persona-superarlo

6. Disfrutar con otras personas

Es hora de crear nuevos recuerdos una vez que hayamos eliminado todos los objetos físicos de nuestro hogar. Son los vínculos significativos quienes nos salvan siempre. Pasar buenos momentos con personas cercanas es esencial para sentirnos mejor, podemos dar un paseo, ir a tomar algo, o simplemente salir a comprar en compañía de otros. Sentirnos acompañados forma parte de cualquier proceso de curación.

Además, es necesario compartir el dolor con familiares y amigos, ya que guardarse las emociones es perjudicial para nuestra salud emocional. Aunque, también necesitemos de tiempo en soledad para superar la ruptura; alejarse de los demás cuando estamos mal es contraproducente para nuestro bienestar. También, aun cuando nosotros no somos capaces de ver el lado positivo de las cosas, otros sí pueden. Pueden servir de guías y apoyos mientras eliminamos partes de nuestra vida pasada de nuestra rutina y nuestra mente.

7. No rumiar el pasado

Frases como "qué hubiese pasado si" o "tal vez podría haber hecho esto o lo otro" nos conducen a un círculo vicioso de tristeza y arrepentimiento, del que es imposible salir. Tenemos que recordar que en lugar de detenernos en el pasado y darle vueltas, hemos adquirido un compromiso con seguir avanzando, pese a que nos cueste. Dejar de pensar y preocuparse por el pasado se logra mejor enfocándose en el momento presente.

Existen distintas técnicas para conseguirlo, una de las formas más fáciles de hacer esto es tratar de concentrarnos en nuestro cuerpo y las sensaciones que experimentamos. También, practicar yoga, mindfulness o cualquier tipo de actividad que nos permita focalizarnos puede ser de gran ayuda para evitar los pensamientos intrusivos y aprender a vivir el momento presente.

8. Mirar al futuro con confianza

La ansiedad causa estrés y afecta negativamente a nuestra salud, esta suele producirse por pensamientos negativos sobre el futuro. Podemos aprender de nuestros errores, pero esto no significa que lo que nos ha sucedido en el pasado vaya a repetirse en el futuro. Hacernos más fuertes y aprender de nuestras malas experiencias significa comprender qué partes de nuestra personalidad necesitan más trabajo. Con este conocimiento, podemos mejorar para el futuro.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies