¿Es malo comer fruta por la noche? La ciencia nos da la respuesta

Sabemos perfectamente que comer fruta es esencial en toda dieta saludable. Pero, ¿es cierto que comerla por la noche engorda? ¿Tenemos que evitar la fruta después de cenar? Veamos qué dice la ciencia.
es-malo-comer-fruta-por-la-noche

La respuesta rápida a si es malo comer fruta por la noche es “no”. Cenar fruta no es malo y no nos hará que aumentemos de peso. Como sabemos, la fruta es un alimento esencial con muchas propiedades beneficiosas para el organismo como es su aporte de fibra alimentaría, su alto porcentaje de agua o su contenido en hidratos de carbono que es una rápida fuente energética.

Así pues, no será un alimento a evitar para cenar, pero sí que tendremos que tener en cuenta que cantidad de esta consumimos, cuáles comemos, ya que no todas presentan las mismas cualidades y las características particulares de cada individuo. Algunas frutas como las cerezas y los plátanos contienen triptófano y serotonina, precursores de la melatonina, hormona relacionada con el sueño.

Otra fruta como la manzana se ha comprobado también beneficiosa dado su contenido en fibra que aumenta la sensación de saciedad y disminuye la acidez. A continuación desarrollaremos mejor los beneficios de comer fruta por la noche y te citaremos algunas de las más recomendadas, así como las que será mejor evitar.

Comer fruta de noche: ¿sí o no?

Quién no se ha preguntado alguna vez si comer fruta por la noche es bueno o no, sobre todo si queremos hacer dieta con el propósito de adelgazar. Sabemos que la fruta contiene azúcar y agua, es decir, nos ayuda a mantenernos hidratados pero al mismo tiempo el azúcar que contiene nos puede hacer pensar que es posible que nos engorde y más si la tomamos antes de irnos a la cama donde el gasto energético será mínimo.

Pero realmente lo que se ha comprobado es que no podemos decir que comer fruta por la noche sea malo, no es verdad que engorde más que comerte otros alimentos, las variables que se ha visto que sí que pueden influir son la cantidad de fruta que comas, es decir, comerte dos plátanos, como es obvio, contiene un valor energético más elevado que si solo nos comemos uno y el tipo de fruta que comas, ya que aunque tienen propiedades similar por el hecho de ser frutas, presentan alguna diferencia en cuanto al azúcar que aportan y por tanto el número de calorías.

Del mismo modo, como pasa con otras cuestiones, también dependerá de las características de cada persona, con esto queremos decir que hay individuos que tendrán más facilidad para digerirlas y les sentarán mejor. Asimismo, otra variable que puede influir es el gasto energético que tenga cada persona, con esto queremos decir que no será lo mismo si valoramos el efecto que tiene comer fruta para cenar en una persona que durante el día se mueve y practica deporte que en un que lleva una vida sedentaria.

Por último, igualmente tendremos en cuenta si el sujeto presenta alguna patología, como es el caso de la diabetes, donde sabemos que hay un alteración en el paso de la glucosa, es decir de azúcar, a las células y por tanto en estos pacientes sí que no le recomendaremos comer fruta ya que es fuente de fructosa, que también es azúcar, por la noche porque le puede suponer una subida de azúcar.

Ahora que ya hemos respondido la famosa pregunta y sabemos que comer fruta por la noche no tiene porque ser malo, te citaremos cuales son las principales propiedades de las frutas y cuáles son las más recomendadas para comer por la noche y cuáles sería mejor evitar.

comer-fruta-noche

Propiedades de las frutas

Como ya hemos dicho la fruta es rica en agua y en fructosa, así pues su aporte calórico será bajo, ya que en proporción presentan mucha más agua, entre el 80 o 95% de su peso. Este porcentaje de agua también ayuda a disminuir la retención de líquidos, ya que el consumo de más agua genera que esta se expulse más fácilmente.

De igual forma, ayudan al buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo, ya que también es fuente de fibra alimentaria y nos proporcionan una rápido aporte energético dado su contenido de hidratos de carbono.

De este modo, el consumo de fruta es necesario para un buen estado del organismo, puesto que es rica en vitaminas, importantes para un correcto funcionamiento del cuerpo; en antioxidantes, que actúan disminuyendo la oxidación de otras moléculas, evitando así que se dañen las células y en sales minerales, que aporta elementos químicos como el calcia, necesarios para una correcta estructura ósea.

Asimismo, se ha visto que el consumo de fruta reduce la aparición de patología cardiovascular, problemas digestivos, trastornos neurodegenerativos, aparición de sobrepeso y ayudan a limpiar el organismo, ya que como hemos mencionado el aporte de fibra hace que nos cueste menos evacuar los desechos.

Como apuntábamos antes, las calorías que obtenemos de la fruta son mínimas y estas serán las mismas durante el día que por la noche, es por este motivo que sinó hacemos un consumo excesivo de ellas y llevamos una vida sana puede ser una buena opción comerlas para cenar. Así, introducirlas en nuestra dieta ayuda a que nos saciamos antes, gracias a su contribución de fibra y agua, y que por tanto necesitamos comer menos para sentirnos llenos, puede ser una buena elección combinarla con otro alimento como por ejemplo el yogurt.

Es conocido por todo el mundo, que se recomienda comer 5 piezas de frutas y verduras durante el día, sin aclarar en ningún momento cuando debemos hacer estas 5 comidas, por tanto podemos deducir que hacer un consumo moderado de ellas por la noche no es malo.

propiedades-fruta

¿Qué frutas debes evitar antes de ir a dormir?

Algunas frutas por sus características como puede ser su acidez, la cantidad de azúcar o de agua que contienen, no son tan buena elección para comer antes de irnos a la cama.

A continuación veremos algunas de las cuales pueden ser mejor evitar si queremos que nuestro sueño sea mejor.

Naranja y mandarina

La naranja y la mandarina son dos cítricos que consumidos por la noche nos pueden generar acidez y reflujo estomacal. Sobre todo será especialmente recomendable evitarlas para cenar sí ya somos propensos a presentar este tipo de problemas.

Sandía

La sandía es rica en minerales por su alto porcentaje de agua, que como ya mencionamos es una cualidad beneficiosos de las frutas, pero si la consumimos antes de ir a dormir puede que este aumento de agua haga que tengamos que levantarnos por la noche para ir al baño, interrumpiendo así nuestro sueño.

sandia

¿Qué frutas se recomiendan para cenar?

Así pues, como avanzabamos no todas las frutas se recomiendan por igual para cenar, ya que algunas serán más ricas en azúcares que otras, propiciando que el aporte calórico sin ser desmesurado, sea mayor. De este modo, las frutas que pueden ser más beneficiadas por la noche son las siguientes.

Manzana

La manzana es una fruta habitualmente recomendada cuando no nos encontramos bien y nos duele la barriga, ya que es un antiácido natural, esto significa que disminuye la acidez estomacal y regula el funcionamiento del intestino, así su digestión será menos pesada, sin que sintamos acidez y por tanto sin repercutir en nuestro sueño.

Del mismo modo, su contenido en fibra, si la comemos con piel, retarda su digestión y hace que nos sintamos más llenos, haciendo así que necesitemos comer menos para cenar y nos ayuda también si tenemos problemas de diarrea o estreñimiento. Añadir que la manzana es una de las frutas con menor aporte calórico siendo por tanto una buena elección antes de irnos a dormir.

Cerezas

Las cerezas, aparte de no tener un aporte calórico elevado, su mayor beneficio para comerlas por la noche es por su contenido en melatonina, hormona relacionada con el sueño. Ayudando así, el consumo de cerezas antes de ir a dormir, a que nuestro cuerpo se relaje y nos durmamos con más facilidad.

Kiwi

El kiwi es una fruta con muchas propiedades y con un aporte calórico bajo. Del mismo modo, que hemos visto que sucede con la cereza, también aumenta la calidad de sueño, incrementando incluso su duración, dada su alta concentración en serotonina que es la precursora de la melatonina como ya mencionamos. Aparte sus cualidades antioxidantes y antiinflamatorias también beneficiarán que el sueño sea más placentero.

kiwi

Frutos rojos

Los frutos rojos como podrían ser las fresas y las frambuesas se han visto también ricos en fibras, que como hemos dicho, ayuda a disminuir la sensación de acidez y a sentirnos más saciados. Siendo por esta razón, junto a su bajo bajo contenido calórico, una buena opción de fruta para comer por la noche.

Platano

Contrariamente a lo que pensamos, comer un plátano para cenar no es malo, es una de las frutas con mejor digestión y contienen triptófano que es el precursor de la serotonina hormona que como ya dijimos se vincula a la melatonina, relacionada esta con el sueño.

Por tanto, el plátano por la noche no es malo, sí que se recomienda comerlo cuando esté maduro o le falte un poco para estarlo ya que es cuando mejores propiedades tendrá, mayores niveles de antioxidantes y de fibra y niveles más bajos de azúcar.

La pera y el melón

La pera y el melón son frutas con un bajo valor energético, con baja proporción de azúcares y un elevado porcentaje de agua, que ayuda a aumentar la sensación de saciedad. De igual forma contribuyen a relajar el cuerpo y no incrementan la sensación de acidez.

Comparte:
¿Te ha gustado?
azsalud Logo
En azsalud hablamos de medicina, avances científicos, psicología, enfermedades, tratamientos y más. Miles de profesionales de la salud a tu servicio.
  • Estilonext
  • MedicoPlus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 azsalud. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies