Las 75 mejores frases de Richard Nixon

Este ex-presidente de los Estados Unidos fue el primero en tener que dimitir durante su mandato.
Richard Nixon

Richard Nixon fue un conocido presidente de los Estados Unidos de América, nacido en la ciudad de Yorba Linda, California durante el año 1913.

Antes de ser presidente Nixon ya alcanzó el puesto de vicepresidente gracias a su notable participación en el ejecutivo de Dwight Eisenhower, una suerte que no muchas personas han tenido a lo largo de la historia. Por desgracia Nixon fue el primer presidente en dimitir en la historia de los EEUU, algo que se vio obligado a hacer tras ser implicado en el famoso escándalo Watergate.

Frases y reflexiones de Richard Nixon

Después de su paso por la política este ex presidente escribió varios libros, unas obras que le permitieron quizás en cierta forma poder excusarse ante la opinión pública.

A continuación podrás disfrutar de las mejores 75 frases de Richard Nixon, un hombre que sin duda es uno de los presidentes más controvertidos de la historia de Estados Unidos.

1. Aquellos que te odian no ganan a menos que los odies, y luego te destruyes a ti mismo.

El odio es un sentimiento que nunca nos aportará nada positivo en nuestra vida, si lo sentimos debemos intentar deshacernos de él utilizando todos los medios de los que dispongamos.

2. Recuerde, siempre dé lo mejor. Nunca te desanimes. Nunca seas mezquino.

Si vivimos nuestra vida de forma honesta, será mucho más probable que todos quienes nos rodean tengan una mejor actitud con respecto a nosotros.

3. La derrota no acaba con un hombre, dejar de intentarlo sí lo hace.

Nunca seremos totalmente derrotados hasta que no perdamos la esperanza, si somos hombres y mujeres perseverantes al final lograremos cumplir nuestro objetivo.

4. Veo la cara de un niño. Vive en una gran ciudad. Él es negro. O es blanco. Es mexicano, italiano, polaco. Nada de eso importa. Lo que importa, es un niño estadounidense.

Lo que realmente importa es la personalidad, nuestra raza o etnia nunca define quiénes somos en realidad.

5. No podemos aprender unos de otros hasta que dejemos de gritarnos unos a otros, hasta que hablemos con la suficiente tranquilidad para que nuestras palabras se escuchen al igual que nuestras voces.

Solo escuchando a los demás podremos conocer sus opiniones, en una conversación saber escuchar a nuestro interlocutor es un factor claramente determinante.

6. Si quieres hacer música hermosa, debes tocar las notas blancas y negras juntas.

Los seres humanos unidos somos mucho más poderosos, pues como todo el mundo sabe la unión siempre hace la fuerza.

7. Lo que inicia el proceso, en realidad, son las risas, los desprecios y los desaires cuando eres un niño. Si su ira es lo suficientemente profunda y fuerte, aprenderá que puede cambiar esas actitudes por excelencia, desempeño instintivo personal.

Las experiencias que vivimos cada día nos forjan como individuos, durante nuestra niñez los errores que cometemos nos ayudan a perfeccionar el adulto que seremos en el futuro.

8. Me he acusado a mí mismo dimitiendo.

Cuando dimitió los medios no tardaron en intentar hacer leña del árbol caído, algo que por desgracia era bastante evidente que sucedería.

9. Puedo ver claramente ahora ... que me equivoqué al no actuar de manera más decisiva y directa al tratar con Watergate.

Desde un inicio debió ser mucho más duro con respecto a esta trama, si hubiese actuado de otra manera quizás este presidente no tendría que haber llegado a dimitir.

10. Una vez que te adentras en esta gran corriente de la historia, no puedes salir.

Sin duda Nixon siempre tendrá su pequeña mención en los libros de historia norteamericana, algo que muy pocas personas han podido conseguir a lo largo de los años.

11. Debe continuar esta investigación de Watergate incluso si lleva al presidente. Soy inocente. Tienes que creer que soy inocente. Si no lo hace, tome mi trabajo.

La presión mediática y social le acabó derribando, un trágico final para un presidente en otro tiempo tan querido como él.

12. Les di una espada. Y lo metieron y lo retorcieron con deleite. Y supongo que si hubiera estado en su posición, habría hecho lo mismo.

Nunca debemos hacer uso de la hipocresía, siendo hombres honestos y veraces siempre podremos conseguir mucho más a lo largo de nuestras vidas.

13. La prensa es el enemigo.

Los medios de comunicación llegaron a ser vistos por él como el auténtico demonio, algo que no nos sorprende en absoluto a juzgar por el inmenso daño que causaron a su imagen.

14. Es necesario para mí establecer una imagen ganadora. Por tanto, tengo que vencer a alguien.

La política es en realidad una gran competición, una disputa realmente encarnizada de la que solo aquellos hombres y mujeres más hábiles logran salir fortalecidos.

15. No habrá blanqueo en la Casa Blanca.

El Senado es el único órgano institucional con el poder suficiente para boicotear o incluso paralizar una presidencia. Algo que solo puede suceder a causa de una situación realmente calamitosa.

16. Si hiciera públicas estas cintas, que contienen comentarios francos sobre muchos temas diferentes, la confidencialidad de la oficina del presidente siempre sería sospechosa.

Todos tenemos nuestro propios secretos y esa es una realidad que por supuesto también afecta al presidente de los Estados Unidos.

17. La gente tiene que saber si su presidente es un estafador o no. Bueno, no soy un ladrón. Me gané todo lo que tengo.

A veces en la vida no todo es blanco o negro pues como un día todos descubriremos, tambien existen zonas grises en las que muchas personas se mueven a diario.

18. Dejé caer al pueblo estadounidense.

Nixon reconoció abiertamente su error, pero como vemos lo que realmente le importaba en aquellos duros momentos era el futuro de su pueblo.

19. Es pan comido hasta llegar a la cima. Descubres que no puedes dejar de jugar como siempre lo has hecho.

Después de la presidencia la vida continua, algo que muchos presidentes no se plantean hasta ese preciso momento que les toca abandonar la Casa Blanca.

20. Mi propia opinión es que grabar conversaciones con fines históricos fue una mala decisión por parte de todos los presidentes. No creo que Kennedy debería haberlo hecho. No creo que Johnson debería haberlo hecho, y no creo que debamos haberlo hecho.

El espionaje sencillamente estaba a la orden del día, no en vano Nixon presidió durante algunos de los años más oscuros de la etapa conocida como la Guerra Fría.

21. A menos que un presidente pueda proteger la privacidad de los consejos que recibe, no puede obtener los consejos que necesita.

Una gran frase que muchas personas deberían recordar en la actualidad, un presidente de los EEUU también tiene derecho a decir o pensar lo que quiera dentro de su privacidad.

22. Ningún evento en la historia de Estados Unidos es más incomprendido que la guerra de Vietnam. Entonces se informó erróneamente y ahora se recuerda mal.

La guerra de Vietnam fue un conflicto realmente cruento que causó miles de bajas al ejército norteamericano, una situación que sería muy difícil que se pudiera replicar bajo cualquier gobierno actual.

23. Si un individuo quiere ser un líder y no es controvertido, eso significa que nunca defendió nada.

Alguien que no tiene enemigos probablemente tampoco habrá conseguido nada durante su vida, pues los grandes logros casi siempre nos traerán enemigos a sus espaldas.

24. A cualquier dama que sea primera dama le gusta ser primera dama. No me importa lo que digan, les gusta.

Ser primera dama es una situación muy ventajosa para cualquier mujer y como comúnmente se suele decir a nadie le amarga un dulce. Qué opiniones o ideas políticas personales puede tener después esa primera dama, eso es ya harina de otro costal.

25. Ojalá pudiera darle muchos consejos, basados ​​en mi experiencia de ganar debates políticos. Pero no tengo esa experiencia. Mi única experiencia es perderlos.

Los debates, como podemos descubrir gracias a esta cita, no eran bajo su punto de vista algo que se le diesen excesivamente bien, pero eso nunca le frenó en su rápido ascenso hacia la Casa Blanca.

26. Las soluciones no son la respuesta.

A veces prevenir es mejor que curar por eso mismo es algo muy interesante para todos nosotros, que aprendamos a prevenir posibles problemas antes de que estos finalmente se produzcan.

27. Seguro que hay hombres deshonestos en el gobierno local. Pero también hay hombres deshonestos en el gobierno nacional.

El corrupto siempre ansía el poder, por eso mismo es algo muy habitual que encontremos personas corruptas con cargos muy elevados.

28. Los votantes olvidan rápidamente lo que dice un hombre.

Los votantes muchas veces han demostrado su gran capacidad para poder olvidar todo aquello que en ese momento no les interesa. Algo que por suerte actualmente podemos subsanar haciendo uso de la hemeroteca.

29. Me alegro de no ser Brezhnev. Ser el líder ruso en el Kremlin. Nunca se sabe si alguien está grabando lo que dices.

La URSS ya mostraba ciertos síntomas de declive, algo que solo aquellos hombres y mujeres más avispados de la época eran capaces de percibir.

30. Nunca debes estar satisfecho con perder. Debes enfadarte, terriblemente, por perder. Pero la marca del buen perdedor es que descarga su ira contra sí mismo y no sobre sus oponentes victoriosos o sus compañeros de equipo.

Una derrota nunca debe ser bienvenida, pues solo de las derrotas más dolorosas que un día vivíamos conseguiremos aprender alguna cosa.

31. Si cree que Estados Unidos se ha detenido, ¿Quién construyó el centro comercial más grande del mundo?

Esta nación norteamericana nunca ha dejado de crecer, no lo hizo en los años setenta y tampoco lo hace en la actualidad.

32. Siempre debemos recordar que Estados Unidos es una gran nación hoy, no por lo que el gobierno hizo por la gente, sino por lo que la gente hizo por sí misma y por los demás.

Estados Unidos es una nación que se creó a sí misma, pues todos sus ciudadanos han contribuido con el paso de los años, en la magnífica creación que hoy en día todos conocemos.

33. Fregar pisos y vaciar orinales tiene tanta dignidad como la Presidencia.

Todos los trabajos son igual de dignos, no por tener un cargo relevante debemos nunca creer que estamos por encima de todos los demás.

34. Bueno, lo arruiné muy bien, ¿no?

Todos cometemos errores y como reza uno de los libros más famosos de la historia, aquel que esté totalmente libre de pecado que arroje la primera piedra.

35. La vida no está destinada a ser fácil. Es difícil aceptar estar arriba o abajo. Supongo que soy algo fatalista. Hay que tener un sentido de la historia, creo, para sobrevivir a algunas de estas cosas ... La vida es una crisis tras otra.

La vida nunca es fácil para nadie, pues solo si luchamos arduamente y somos perseverantes lograremos alcanzar el éxito al que muchos estamos predestinados.

36. Un hombre público nunca debe olvidar que pierde su utilidad cuando él, como individuo, en lugar de su política, se convierte en el problema.

Si para poder alcanzar una solución a un determinado problema nosotros somos un estorbo, lo mejor que podemos hacer es abandonar. Algo que nos enseñó este célebre ex presidente cuando no dudó en renunciar a su cargo.

37. Pasemos de la era del enfrentamiento a la era de la negociación.

Todo conflicto termina pasado por una época de negociación, lo interesante es saber llegar a un acuerdo antes de que puedan existir por ambas partes bajas humanas importantes.

38. Los estadounidenses admiran a un pueblo que puede arañar un desierto y producir un jardín. Los israelíes han demostrado cualidades con las que los estadounidenses se identifican: agallas, patriotismo, idealismo, pasión por la libertad. Lo he visto. Lo sé. Yo creo eso.

La alianza Estados Unidos Israel lleva funcionado desde la propia fundación de este país del medio oriente, un acuerdo normalmente ventajoso para ambas partes que en pleno siglo XXI no muestra síntomas de desaparecer.

39. Terminar segundo en los Juegos Olímpicos te da la plata. Terminar segundo en política te lleva al olvido.

En el mundo de la política quedar segundos nunca es una buena opción, algo que nos demuestra la gran competitividad que existe, dentro de este tan poco conocido ámbito profesional.

40. Yo no soy un estafador.

Si bien Nixon no era un estafador sí se vio envuelto en varias corruptelas, unas circunstancias poco ventajosas que como es conocido por todo el mundo, le acabarían saliendo muy caras.

41. Solo si ha estado en el valle más profundo, podrá saber lo magnífico que es estar en la montaña más alta.

Una frase que todos nosotros tendríamos que tener grabada a fuego en nuestra mente, pues en realidad no importa dónde hoy nos encontremos sino hasta dónde podamos llegar.

42. Seguí las reglas de la política tal como las encontré.

La política ha cambiado muchísimo en los últimos 50 años, los políticos actuales si bien también pueden ser corruptos, no tienen absolutamente nada que ver con los políticos de antaño.

43. Cuanto más permaneces en este tipo de trabajo, más te das cuenta de que una figura pública, una figura pública importante, es un hombre solitario.

Una de forma de pensar que Nixon compartía con otros muchos grandes dirigentes, pues es sabido que cuanto más altos estemos en la escala social, más solos comúnmente nos encontraremos.

44. Cuando me jubile voy a pasar las tardes junto a la chimenea revisando esas cajas. Hay cosas ahí que deberían quemarse.

Durante su retiro Nixon escribió varios libros sobre su etapa como presidente, unos libros que pueden ser muy interesantes para cualquier lector entusiasta del mundo de la política.

45. He analizado lo mejor que he podido ... y no he encontrado un delito imputable, por lo que la renuncia no es un curso aceptable.

Durante su última etapa como presidente, Nixon fue relacionado con la trama conocida como el Caso Watergate, un escándalo que le obligó a renunciar a su cargo en el año 1974.

46. Según la doctrina de la separación de poderes, la forma en que el presidente ejerce personalmente sus poderes ejecutivos asignados no está sujeta a cuestionamientos por parte de otra rama del gobierno.

Es normal que siendo presidentes gocemos de una gran autonomía, pero deberíamos tener siempre muy claro, que la ley siempre está en todo momento por encima de nuestro cargo.

47. Me derribé a mi mismo.

Una mala decisión puede acarrearnos problemas a lo largo de toda nuestra vida y más aún cuando en el pasado hemos sido presidentes de los Estados Unidos.

48. Creo en la batalla, ya sea la batalla de una campaña o la batalla de esta oficina, que es una batalla continua.

Si no nos esforzamos nunca conseguiremos cumplir con nuestros objetivos, la vida es para la gran mayoría de personas del mundo una batalla continua que nunca termina.

49. Cualquier cambio es resistido porque los burócratas tienen un interés personal en el caos en el que existen.

Cuando un país es desestabilizado, otras naciones adyacentes pueden intentar aprovecharse para poder hacerse con sus recursos de una forma económicamente ventajosa. Algo que suele suceder mucho más a menudo de lo que pensamos.

50. Rechazo la visión cínica de que la política es un negocio sucio.

La política puede ser una herramienta que usada sabiamente ayude mucho a la población, pero por desgracia existen muchas personas en todo el mundo, que sólo deciden entrar en ella para poder enriquecerse personalmente.

51. A largo plazo, podemos esperar que la religión cambie la naturaleza del hombre y reduzca los conflictos. Pero la historia no es alentadora a este respecto. Las guerras más sangrientas de la historia han sido las guerras religiosas.

La religión ha causado grandes males en el pasado, algo que muchas veces ha sido dado por una mala interpretación que algunas personas (muchas veces con intereses personales ocultos) han hecho de ella.

52. No conozco nada que desarrolle la voluntad de ganar mejor que los deportes competitivos.

Los deportes competitivos pueden proporcionarnos una gran motivación personal durante nuestra juventud, además gracias a ellos todos podemos descubrir que si trabajamos duramente por nuestros objetivos, al final sin duda lograremos hacerlos realidad.

53. El mayor honor que la historia puede otorgar es el de pacificador.

La paz es la mejor situación posible para el correcto desarrollo de una nación, algo que todos los países del mundo sin duda siempre deberían buscar e intentar fomentar internacionalmente en la medida de lo posible.

54. La marca de un verdadero político es que nunca se queda sin palabras porque siempre está medio esperando que le pidan que pronuncie un discurso.

El don de la oración es una cualidad que todo gran político siempre debe poseer, pues sin ella como es evidente, será muy difícil que alguien pueda prosperar dentro del mundo de la política.

55. Recuerda siempre que los demás pueden odiarte, pero los que te odian no ganan a menos que los odies. Y entonces te destruyes a ti mismo.

El odio es una emoción de la que nunca sacaremos nada positivo, si alguien nos odia abiertamente lo mejor que todos podemos hacer es intentar evitarlo en medida de lo posible.

56. Si no corres riesgos, no sufrirás derrotas. Pero si no se arriesga, no obtiene ninguna victoria.

Ningún gran logro puede ser conseguido sin correr ciertos riesgos, algo que Nixon siempre tuvo muy presente a lo largo de todo su mandato.

57. No creo que un líder pueda controlar, en gran medida, su destino. Muy pocas veces puede intervenir y cambiar la situación si las fuerzas de la historia van en otra dirección.

El futuro como un día descubriremos es en realidad incierto para todos nosotros, pues nadie sin importar a qué se dedique, puede saber a ciencia cierta cuál terminará siendo su auténtico destino.

58. La gente reacciona al miedo, no al amor; no enseñan eso en la escuela dominical, pero es verdad.

El miedo puede ser una emoción muy poderosa, algo que todos los grandes dictadores de la historia siempre han sabido y por eso lo han utilizado muy frecuentemente, para poder mantener a la población bajo su dominio.

59. Para cuando te vistas, conduces, juegas 18 hoyos y vuelves a casa, habrás volado siete horas. Hay mejores cosas que puedes hacer con tu tiempo.

El tiempo del que disponemos es un recurso sin duda demasiado valioso como para malgastarlo, en realidad puede que incluso sea el bien más valioso que jamás lleguemos a poseer.

60. Castro ni siquiera podía ir al baño a menos que la Unión Soviética pusiera la moneda de cinco centavos en el inodoro.

Cuba ciertamente poseía unos lazos de unión muy estrechos con la entonces Unión Soviética, una relación de mutuo provecho que los cubanos al igual que otros muchos países de América Latina, aún siguen manteniendo con la actual Rusia.

61. Comencemos por comprometernos con la verdad para verla como es y decirla como es, para encontrar la verdad, para decir la verdad y para vivir la verdad.

La verdad siempre debería ser nuestra bandera, pues solo con ella lograremos poder desarrollar una sociedad mucho más justa en el futuro.

62. La Guerra Fría no se está descongelando; arde con un calor mortal. El comunismo no está durmiendo; es, como siempre, conspirar, tramar, trabajar, luchar.

El comunismo poco a poco iría perdiendo fuerza con el paso de los años, desembocando como muchos ya sabrán en la separación de la URSS en el año 1991.

63. Un presidente puede pedir la reconciliación en el conflicto racial que divide a los estadounidenses. Pero la reconciliación proviene solo del corazón de las personas.

Nixon sabía muy bien que la reconciliación racial solo sucedería, si el conjunto de la población estadounidense decidiera hacer autocrítica. Aquellos conflictos fueron una situación realmente muy complicada de atajar, que parecía no tener solución en aquel tiempo.

64. Los estadounidenses negros, no más que los estadounidenses blancos, no quieren más programas gubernamentales que perpetúen la dependencia. No quieren ser una colonia en una nación.

Después de haber sufrido muchísimos años de racismo, los negros norteamericanos demandaban a la sociedad del momento que les otrogara el respeto que sin duda merecían. Un trato totalmente igualitario que en pleno siglo XXI, aún parece no haber llegado a las calles estadounidenses.

65. Construyamos puentes, mis amigos, construyamos puentes hacia la dignidad humana a través de ese abismo que separa a los Estados Unidos negros de los blancos.

Los derechos civiles cobraron una gran relevancia durante aquellos años, no en vano cuando Nixon alcanzó la presidencia, tan solo había pasado un año desde el brutal asesinato del celebre orador atlantés Martin Luther King.

66. El gobierno puede brindar oportunidades. Pero la oportunidad no significa nada a menos que la gente esté preparada para aprovecharla.

La educación es un aspecto fundamental para que una nación pueda prosperar con el paso del tiempo, pues todos deberíamos tener muy claro que sin grandes profesionales ningún país puede desarrollar exitosamente su mercado laboral interno.

67. La respuesta a muchos de los problemas internos que enfrentamos no son impuestos más altos y más gasto. Es menos desperdicio, más resultados y más libertad para el individuo estadounidense ganar un lugar que le corresponde en su propia comunidad, y para los estados y localidades abordar sus propias necesidades a su manera, a la luz de sus propias prioridades.

El país se veía obligado en aquellos momentos a forzar un proceso interno de evolución, los Estados Unidos debían sin duda convertirse en la mejor versión posible de sí mismos.

68. Ha llegado el momento de trazar la línea. Ha llegado el momento de que los líderes responsables de ambos partidos políticos tomen una posición contra el gobierno desbordado y por el contribuyente estadounidense.

El bienestar de sus conciudadanos siempre fue su máximo objetivo, una elevada meta por la que este presidente era capaz de luchar si era necesario hasta su último aliento.

69. No estamos gastando el dinero del Gobierno Federal, estamos gastando el dinero de los contribuyentes, y debe gastarse de una manera que garantice el valor de su dinero y produzca el mayor beneficio posible para las personas que reciben ayuda.

Los gobiernos no dejan de ser simples gestores del dinero de sus ciudadanos, una idea que la gran mayoría de las personas suelen perder de vista muy frecuentemente.

70. En casa, debemos rechazar la noción errónea, una noción que ha dominado demasiado el diálogo público durante demasiado tiempo, de que un Gobierno cada vez más grande es la respuesta a todos los problemas.

El gobierno no tiene por qué estar presente en todas las facetas de nuestra vida diaria, pues podemos estar totalmente seguros de que ese tipo de ideas con marcados tintes socialistas, nunca serían adoptadas mientras los Estados Unidos estuviesen a su cargo.

71. Diles que envíen todo lo que pueda volar.

Como presidente él nunca dudó en dotar a las fuerzas armadas, con todo aquello que su gobierno podía comprar. Una guerra nunca puede ser ganada si un ejército no es poseedor de las armas necesarias para ello.

72. Nuestros principales magistrados probablemente han tenido una influencia más profunda y duradera en su época y en la dirección de la nación que la mayoría de los presidentes.

Es gracias al peso de la ley que una nación logra crecer y fortalecerse, una idea que Nixon siempre tuvo muy presente a lo largo de toda su vida.

73. Tienes que aprender a sobrevivir a una derrota. Ahí es cuando desarrollas el carácter.

Las derrotas que vivimos nos forjan como individuos, en realidad siempre suelen ser aquellas situaciones más desagradables las que más cosas nos terminarán enseñando.

74. El pueblo estadounidense tiene derecho a ver al presidente y escuchar sus puntos de vista directamente, y no solo a través de la prensa.

Cuando algo importante sucede, el presidente de los EEUU siempre debe dar la cara, pues de lo contrario toda su administración podría quizás quedar en entredicho.

75. Mi preocupación hoy no es la longitud del cabello de una persona, sino su conducta.

El aspecto físico de una persona no siempre nos demuestra su auténtica personalidad, todos deberíamos tener mucho más presente la conocida frase: no debemos juzgar nunca un libro por su portada.

TÓPICOS
Historia

Elvira nació en Madrid en 1994. Es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente está estudiando el Máster en Psicología General Sanitaria en la Universidad de Barcelona. Compagina sus estudios con ser colaboradora de AZSalud.com.